El cometa Leonard aparecerá en el cielo el 6 de diciembre: cómo observarlo desde México

El cuerpo celeste nos regalará una buena oportunidad para contemplarlo en el firmamento, al pasar cerca de la Osa Mayor y de la brillante estrella Arcturus, según explicó la Sociedad Astronómica de Puebla

Esta fotografía del cometa Leonard se compuso a partir de 62 imágenes tomadas con un telescopio de tamaño moderado. Se tomaron en los cielos oscuros de las montañas de la Sierra Oriental, cerca del lago June en California, Estados Unidos (Foto: Dan Bartlett/NASA)
Esta fotografía del cometa Leonard se compuso a partir de 62 imágenes tomadas con un telescopio de tamaño moderado. Se tomaron en los cielos oscuros de las montañas de la Sierra Oriental, cerca del lago June en California, Estados Unidos (Foto: Dan Bartlett/NASA)

Los observadores de algunos países ya han podido captar al cometa Leonard cruzando el cielo. Y ahora podría llegar el turno de México.

Según explicó la Sociedad Astronómica de Puebla, este lunes 6 de diciembre, poco antes del amanecer, tendremos una buena oportunidad para contemplar al objeto celeste, que tarda 80,000 años en dar una vuelta al Sol.

“Antes del amanecer del lunes 6 de diciembre hay una buena oportunidad de observar al cometa Leonard, ya que estará cerca de la brillante estrella Arcturus fácil de ubicar. Nos guiará la Osa Mayor”, explicó el organismo en Twitter.

Para encontrarlo en el firmamento, los observadores mexicanos deben mirar hacia el este, es decir, hacia el lugar por el que se eleva el Sol cada mañana. La hora ideal para seguir la función es alrededor de las 05:00 de la madrugada del lunes. En ese momento, la recomendación es buscar la Osa Mayor y la brillante estrella Arcturus. Muy cerca aparecerá el cometa C/2021 A1 Leonard con su deslumbrante cola.

Quienes no sepan localizar la constelación de estrellas en el cielo no deben preocuparse. Hay aplicaciones de realidad virtual que ayudan a ubicarse en el firmamento, como SkySafari, para Android, o SkyView, para IOS. También pueden utilizar la brújula del celular para situar los puntos cardinales.

En gran parte de la República el clima será favorable para la observación. De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, una circulación anticiclónica dejará cielos despejados en numerosos estados, con escasa probabilidad de lluvias.

Aunque en pocas horas tendremos una buena oportunidad para avistar a Leonard, el mejor momento para apreciarlo llegará el próximo domingo 12 de diciembre. Ese día, Leonard alcanzará su perigeo, es decir, su distancia mínima con la Tierra, y estará muy cerca de lograr su máximo brillo. La recomendación, de nuevo, es dirigir la mirada hacia el este, entre las 05:00 y las 05:30 de la madrugada.

Los cálculos son muy optimistas y parece que será posible apreciarlo a simple vista. Sin embargo, lanzar estimaciones exactas es muy complejo, según reconoció la NASA.

“Es difícil predecir cuándo y qué tan brillante aparecerá un cometa, porque no sabemos cuánto polvo y gas emitirá. Esto puede variar de un día a otro y es lo que controla la cantidad de luz solar que se dispersa y se refleja hacia nosotros”, indicó la agencia espacial estadounidense.

Posición del cometa Leonard el 6 de diciembre (Foto: Sociedad Astronómica de Puebla)
Posición del cometa Leonard el 6 de diciembre (Foto: Sociedad Astronómica de Puebla)

Los astrónomos salen a cazar al objeto celeste desde el pasado 30 de noviembre. A partir de esa noche, dijeron, el astro comenzaría a aparecer en el cielo.

Según explicó la NASA, Leonard será posiblemente el cometa más brillante del 2021. Fue descubierto el 3 de enero de este mismo año en EEUU. Ese día, el astrónomo Gregory J. Leonard detectó una mancha borrosa en unas imágenes que había captado el telescopio del Observatorio Mount Lemmon, de la Universidad de Arizona. La nebulosa no aparecía en ningún registro y pronto los expertos supieron que se trataba de un nuevo cometa que se aproximaba hacia el Sol y lo catalogaron como C/2021 A1 Leonard, en honor al hombre que lo encontró.

Para los astrónomos era un objeto desconocido. Su última visita ocurrió hace 80,000 años, el tiempo que tarda en dar una vuelta al Sol. Aproximadamente hace 35,000 años Leonard reemprendió su camino de regreso al Astro Rey. En el momento en que lo identificaron, a principios de este año, se encontraba a la altura de Júpiter. Su órbita lo seguirá empujando hacia las proximidades de nuestro planeta y si las previsiones se cumplen, podremos contemplarlo a simple vista desde cualquier parte del globo.

“Leonard fue descubierto como una mancha tenue en enero de 2021, cuando estaba más allá de Marte. Pero su órbita le llevará a pasar cerca de la Tierra y Venus en diciembre, antes de que se aproxime al Sol a principios de enero de 2022″, contó la NASA en su sitio web.

Desde el Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Joel Castro ya avanzó que el objeto celeste podría aparecer en el firmamento en la primera quincena de diciembre. Aconsejó madrugar y buscar en la parte este de la bóveda celeste, antes de que salga el Sol -alrededor de las 05:00-.

Se aconseja contemplarlo desde lugares con cielos despejados y oscuros, alejados de la contaminación lumínica de las grandes ciudades. También es importante evitar estructuras -como montañas o edificios- en el horizonte.

De acuerdo a la NASA, Leonard será un objeto muy brillante. Se prevé que alcance su máximo brillo entre los días 13 y 14 de diciembre.

“Dependiendo del polvo y el gas se espera que el brillo máximo modelado sea alrededor del 13 o 14 de diciembre de 2021, aproximadamente uno o dos días después de pasar su punto más cercano a la Tierra”, explicó la agencia espacial.

Después, comenzará a apagarse lentamente y será más difícil encontrarlo en el cielo. En la segunda mitad de diciembre, las condiciones cambiarán. A partir del día 15, se recomienda observarlo por la noche, en la parte oeste del lienzo celeste. Cada vez estará más cerca del horizonte y en los últimos días del año desaparecerá, quedando solo a la vista de binoculares y telescopios pequeños.

El 3 de enero de 2022 Leonard llegará a su perihelio, o el punto de su órbita más próximo al Sol. Tras esto, saldrá de nuestro sistema y no volverá jamás.

El cometa Leonard y una Gemínida. Imagen tomada con un objetivo Samyang 85 mm f/1.4 (Foto: Justin Anderson Aurora Chasing)
El cometa Leonard y una Gemínida. Imagen tomada con un objetivo Samyang 85 mm f/1.4 (Foto: Justin Anderson Aurora Chasing)

¿De dónde procede Leonard?

Los cometas se clasifican en primer lugar según su órbita, pero también de acuerdo a su procedencia. En general, este tipo de astros parten de dos regiones del sistema solar.

Los primeros se originan en el cinturón de Kuiper, que se ubica entre 30 y 100 veces la distancia de la Tierra al Sol (unidades astronómicas). Son de corto período, porque tardan menos de 200 años en dar una vuelta a la estrella.

Los segundos provienen de una región distinta: la misteriosa nube de Oort. Estos son de largo período, porque completar su órbita les lleva más de dos siglos. La nube de Oort es una esfera de rocas de hielo que se encuentra a más de 2,000 unidades astronómicas. Allí se originó Leonard. Los astrónomos explican que las perturbaciones gravitaciones entre las mismas rocas, o la gravedad de los planetas gigantes, provoca que las rocas de hielo sean eyectadas hacia regiones exteriores del sistema solar y se acerquen a nuestra estrella, convirtiéndose en cometas.

La Nasa explica que los cometas son “trozos de hielo, roca y gas que vuelan a través del espacio”, y se calientan cuando se acercan a nuestra estrella. Sus colas son consecuencia del viento solar.

“La energía y las partículas que provienen del Sol impulsan al cometa. Esta fuerza empuja polvo y gas detrás del cometa. El polvo y el gas de ion tienen distinto peso, entonces se separan y forman dos colas espectaculares”.

La visita de Leonard será un evento cósmico único imperdible. Se trata de una gran oportunidad para conocer a este viajero interestelar.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR