Carlos Slim: qué clases impartió el magnate en la UNAM antes de ser millonario

Carlos Slim es el empresario más acaudalado de México gracias a las grandes empresas que ha consolidado como Grupo Carso y América Móvil

El magnate mexicano cuenta con una fortuna de USD 55,930 millones. EFE/José Méndez/Archivo
El magnate mexicano cuenta con una fortuna de USD 55,930 millones. EFE/José Méndez/Archivo

Carlos Slim es la persona más rica de México, pues según datos de la revista estadounidense especializada en temas financieros, Forbes, el mexicano de ascendencia libanesa cuenta con una fortuna de USD 55,930 millones. Mucho se sabe acerca de la vida del empresario, como que es dueño de importantes empresas como Grupo Carso y América Móvil, o que estuvo casado por más de 30 años con quien fuera su única esposa, Soumaya Domit Gemayel, sin embargo, también hay cosas que se desconocen del acaudalado empresario.

Slim estudió Ingeniería Civil en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), también conocida como la Máxima casa de estudios, que es una de las universidades más prestigiadas del país, de donde han egresado algunas de las mentes más brillantes que ha dado México al mundo. Slim, justamente durante su paso por la universidad, se dedicó a dar clases en la misma institución en la que estudiaba. O sea, fue estudiante y profesor a la vez. El magnate impartía las clases de Álgebra y Programación Lineal, por lo que desde ese momento mostraba que tenía un gran potencial que aprovecharía más tarde para convertirse en el hombre más rico de México, e incluso, del mundo, título que disfrutó de 2010 a 2013, cuando desbancó al empresario estadounidense Bill Gates.

Carlos Slim nació un 28 de enero de 1940, en el seno de una familia que se había establecido en México, llegados de Líbano. Su padre, Julián Slim Haddad, le enseñó desde muy pequeño, a él y a sus hermanos, a administrar su dinero de manera correcta, pues tanto a él como a sus hermanos les proporcionó una libreta en donde tenían que anotar todas las operaciones financieras que tenían, desde sus ingresos hasta sus egresos, o sea, el dinero que recibían y cuánto gastaban.

Desde muy pequeño mostró un gusto especial por los negocios, pues de niño emprendió su primer comercio. A los 10 años, Slim descubrió un lugar cercano en su casa, que se ubicaba en Polanco, frente al parque Lincoln, en donde vendían dulces al mayoreo. Compró algunos y se puso a venderlos debajo de las escaleras de su casa. Además de esto, el empresario tuvo un gran acercamiento a los negocios grandes también desde niño, pues su padre lo llevaba a trabajar en sus comercios, esto hizo que su padre le diera lecciones financieras y se relacionara con ese mundo.

Slim estudió la carrera de Ingeniería Civil en la UNAM.
Slim estudió la carrera de Ingeniería Civil en la UNAM.

El magnate heredó, de su padre, la pasión por el emprendimiento, pues luego de terminar su carrera en la máxima casa de estudios, e impartir clases en la misma, abrió una casa de bolsa y comenzó a invertir, poco a poco, en la compra de negocios. Todo con ayuda de quien fuera su esposa, Soumaya Domit Gemayel, quien murió en 1999 debido a problemas renales. Desde ese momento, Slim no se ha vuelto a casar ni a mostrar a alguna pareja en público.

Slim ha logrado establecerse a lo largo de su carrera como el empresario más importante del país. Fue a partir de que compró la empresa estatal Teléfonos de México (Telmex), en 1990, que la fortuna del magnate fue creciendo poco a poco. Un año después de adquirir la empresa estatal, Slim apareció por primera vez en la lista de millonarios de Forbes, con una “modesta” fortuna de USD 1,700 millones.

Slim fundó un conglomerado de empresas llamado Carso, nombre que tomó de juntar las primeras letras de su nombre y las de quien fuera su esposa. Slim y Soumaya tuvieron seis hijos: Carlos, Johanna, Marco Antonio, Soumaya, Vanessa y Patricio Slim Domit. Actualmente, todos ellos ocupan importantes puestos directivos en las empresas de su padre.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR