Con suero de caballos, Birmex concluyó la producción de un tratamiento contra el COVID-19

“Máximo” y “Cayetano” son los equinos protagonistas que dieron óptimos resultados para los primeros sueros hiperinmunes contra COVID-19

Foto: BIRMEX
Foto: BIRMEX

A inicios de octubre, Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex) informó que con el objetivo de producir un suero equino que será utilizado para el tratamiento de pacientes con COVID-19 en grado moderado o grave, inició la inoculación de caballos con un antígeno elaborado por el Instituto de Biotecnología (IBT) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El día de ayer, a través de una publicación en Twitter, Birmex dio a conocer la conclusión exitosa de su primera cosecha de suero equino, cuyo propósito será bloquear la capacidad de infección del virus en las células humanas para prevenir sus posibles complicaciones.

Añadió que “Máximo” y “Cayetano” fueron los caballos que “dieron excelentes resultados para los primeros sueros hiperinmunes contra el SARS-CoV-2″, asegurandp que ambos mamíferos se encuentran en óptimas condiciones.

Anteriormente, el laboratorio había explicado que el agente inmunizante, el cual tardó más de un año en elaborarse, es una fracción de la cubierta del virus SARS CoV-2 que fue aplicado a un grupo de caballos de la raza Santa Gertrudis, proveniente del criadero del Campo Militar 42 A Francisco Villa, en Chihuahua.

(Foto: Birmex)
(Foto: Birmex)

Esta raza de equinos es de sangre pura y alto rendimiento, registrada ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y además cumple con todas las especificaciones para la producción de plasma.

Es así que los anticuerpos se cosechan del plasma sanguíneo del equino para continuar con los procesos de purificación, concentración, envase y liofilización.

Birmex aseguró que el suero que se obtenga será distribuido a hospitales para su aplicación a personas contagiadas de COVID-19, enfermedad que hasta ahora ha provocado la muerte de más de 280,000 personas en el país, según la Secretaría de Salud.

De acuerdo con el laboratorio, cada frasco de este tratamiento tendrá una capacidad equivalente a 200 ml de plasma humano, y cada caballo produce aproximadamente entre 500 y 1,000 tratamientos por año.

Se espera que en el próximo diciembre se disponga del primer lote, que se utilizará para realizar pruebas preclínicas; con los siguientes lotes en 2022 se pretende realizar las primeras pruebas en humanos.

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

En febrero de 2020, la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) donó 60 de estos caballos a la Unidad de Producción de Plasma Hiperinmune de Birmex, ubicado en la carretera libre México-Pachuca, en el municipio de Tecámac, Estado de México. En ese momento, la empresa aseguró que dichos animales recibirían el trato y cuidados conforme a lo establecido en la Ley de Protección a los Animales.

Además de la UNAM y la Sedena, en este proyecto también colaboró el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Birmex cuenta con una amplia experiencia en la producción de sueros hiperinmunes de origen equino que se utilizan en el tratamiento de diversas afecciones que comprometen la salud de los mexicanos, como envenenamientos por mordedura de serpientes o picadura de alacranes.

Desde enero de 2020, a inicios de la pandemia, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, el Dr. Hugo López-Gatell, explicó que la utilización de plasma de caballo logra una reducción de hasta 40% en la mortalidad de las personas.

En ese sentido cabe aclarar que especialistas han aclarado que el suero equino no se aplica a través de una vacuna, sino que solo es un tratamiento clínico complementario.

En países como Argentina y Costa Rica, también se inmunizó con proteínas del COVID-19 a caballos para inducir a su sistema inmune a producir anticuerpos específicos. El gobierno del país centroamericano informó que el plasma es 100 veces más potente que el que se obtiene de seres humanos.

SEGUIR LEYENDO






TE PUEDE INTERESAR