Detuvieron a Salvador Camarillo Salas, el “Chato”, uno de los narcos más longevos de CDMX

El ex líder de 71 años del Cártel de Tepito, que tras varias traiciones, detenciones y asesinatos se convirtió en La Unión Tepito, continuaba laborando a pesar de la captura de su hermano Fidel Camarillo en 1998 y de las ejecuciones de su sobrino y dos de sus hermanas

agentes de la PDI ingresaron a su hogar en la colonia Morelos (Foto: Twitter/@siete_letras)
agentes de la PDI ingresaron a su hogar en la colonia Morelos (Foto: Twitter/@siete_letras)

Este martes se dio a conocer la detención de Salvador Camarillo Salas, alias el Chato, uno de los narcotraficantes más longevos en la Ciudad de México y hermano de Fidel Camarillo Salas, conocido como el Papirrín, el capo más importante de las drogas durante el final de la década de 1990 en la capital del país.

De acuerdo con información proporcionada por el periodista especializado en temas de seguridad, Antonio Nieto, agentes de la Policía de Investigación (PDI) catearon su domicilio, ubicado en la colonia Morelos, dentro del Barrio Bravo de Tepito, durante la noche de este 19 de octubre, lugar donde encontraron e incautaron drogas.

Posteriormente fue trasladado a las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX (FGJCDMX) para comenzar con las investigaciones pertinentes, además de las audiencias para conocer su culpabilidad y posible vinculación a proceso por el delito de tráfico de sustancias ilícitas.

Ambos formaron parte del Cártel de Tepito hasta que el Papirrín fue detenido en 1998, luego de ser buscado por diferentes delitos como homicidio calificado, homicidio simple y lesiones. Estuvo 21 años en diferentes cárceles de la Ciudad de México y en una de Tamaulipas, hasta que consiguió su libertad el pasado 28 de noviembre de 2019.

"El Papirrín" fue el capo más importante en la CDMX durante la década de 1990 (Foto: Twitter/@siete_letras)
"El Papirrín" fue el capo más importante en la CDMX durante la década de 1990 (Foto: Twitter/@siete_letras)

Durante todo ese tiempo, el Chato fungió como nuevo líder de esta organización criminal, hasta que las autoridades capitalinas lo detuvieron en 2003, cuando tenía 54 años, junto con otros cuatro integrantes de su banda, a quienes les aseguraron mariguana, pastillas, cocaína, una báscula gramera y dinero en efectivo.

Se desconoce con exactitud cómo fue que Salvador Camarillo quedó en libertad, pero durante los últimos años siguió operando hasta su captura este martes. No obstante, durante este lapso, no sólo vivió la detención de su hermano, sino las ejecuciones de algunos familiares cercanos debido al negocio en el que estaban envueltos.

Primero fue ejecutado su sobrino Said, hijo de Fidel Camarillo, junto con otros 12 jóvenes tras ser secuestrados a finales del mes de mayo de 2013 a las afueras del Bar Heaven, en Zona Rosa de la CDMX. Sus cuerpos fueron encontrados después en una fosa clandestina dentro del municipio Tlalmanalco, Estado de México.

Años más tarde, en 2019, su hermana Martha Camarillo, quien estuviera presa en Santa Martha Acatitla, fue asesinada en un Mercado de Tepito, por un sujeto que escapó. Finalmente se registró el caso de su segunda hermana, Rosa Elena, quien también fue ejecutada dentro de un negocio ubicado en la colonia Morelos, donde operaba el Cártel de Tepito.

Los asesinatos de las hermanas Camarillo fueron un duro golpe pára la familia del narco en Tepito (Foto: Twitter/@c4jimenez)
Los asesinatos de las hermanas Camarillo fueron un duro golpe pára la familia del narco en Tepito (Foto: Twitter/@c4jimenez)

Del Cártel a La Unión Tepito

El Papirrín y su hermano Mario, conocido como el Loco, comenzaron un negocio de “fayuca” en Tepito. Con el paso del tiempo se convirtieron en las principales cabezas del trasiego de drogas dentro del Barrio Bravo, hasta la detención del Papirrín. Debido a ello, el Loco tomó la batuta del Cártel.

Sin embargo, en 2003 fue asesinado por su yerno, el ex policía judicial Alfredo Martínez, alias El Goldá. Uno de los implicados y detenidos por este acto fue Roberto Moyado Esparza, El Betito, quien en aquel momento tenía 20 años.

Luego de todos estos casos, un integrante del Cártel identificado como Jorge Ortiz Reyes, alias El Tanque, relacionado también con el asesinato de El Loco y con la guerra contra la familia Camarillo. Detenido en 2003, El Tanque se enteró del asesinato de su hijo en 2013, pues también fue parte de los 13 ejecutados afuera del Bar Heaven.

Uno de sus antiguos colaboradores, conocido como Armando Hernández Gómez, el Ostión, junto con sus hermanos Víctor Hugo y Francisco Javier fueron los encargados de fundar La Unión, durante la década de 2010. Después de asesinatos y detenciones, El Betito se hizo el líder, aunque después de su captura se dividió en cuatro Uniones más: La original Unión “B”, La Unión Rosa, dirigida por “El Vaquero” y “La Natalia”; La Unión Roma, encabezada por “El Oso”; y La Unión Tepito, en la que se encontraban el hijo del “Abuelo”, “El Rachif, la esposa de Jorge Ortiz Reyes “El Tanque” y la sobrina de “El Tanque”, identificada como “Josmar”.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR