Fiscalía no halló indicios de enfrentamientos en sierra sur de Chihuahua

Al ser consultada, la comandancia de Guadalupe y Calvo omitió cualquier reporte, pues ese tema es competencia de agentes ministeriales, pero no se contabilizó la veintena de cuerpos que habían destacado medios locales

Se intensificó un operativo que tampoco desembocó en hechos relevantes al no haber cuerpos del delito (Foto: Google Maps)
Se intensificó un operativo que tampoco desembocó en hechos relevantes al no haber cuerpos del delito (Foto: Google Maps)

La Fiscalía General del Estado de Chihuahua no localizó indicios de balaceras en el sur de la entidad, donde se había reportado que 18 personas fueron asesinadas por ataques en que participaron células del Cártel de Sinaloa durante el fin de semana pasado.

No se encontró evidencia de algún enfrentamiento reciente con pérdidas humanas en la región de Guadalupe y Calvo, tras las versiones que han trascendido”, aseguró la dependencia encabezada por Roberto Javier Fierro Duarte.

De acuerdo con el reporte oficial de este 13 de octubre, las autoridades desplegaron un operativo desde hace tres días, cuando se tuvo conocimiento de los hechos.

En su momento, medios locales, corresponsales y usuarios en redes informaron sobre el presunto choque entre facciones delictivas. Pero no se han hallado cadáveres ni nada que confirme acciones de violencia en la región y el día reportados.

“Continúan los patrullajes que se han extendido a brechas y caminos vecinales, en donde se han entrevistado con los propios habitantes, quienes han descartado algún enfrentamiento”, reiteró la fiscalía estatal.

Habitantes no vieron ni escucharon las balaceras (Foto: Fiscalía Chihuahua)
Habitantes no vieron ni escucharon las balaceras (Foto: Fiscalía Chihuahua)

En tanto, la Fiscalía del Distrito Sur aseguró que mantuvo un operativo de rastreo en las comunidades de San José del Rincón, Santa Rita y la comunidad de San Jerónimo, dentro del municipio de Guadalupe y Calvo. Pues se informó de una batalla entre grupos antagónicos en el Frijolar.

“Personal de la Agencia Estatal de Investigación ha permanecido con los trabajos, patrullajes, rastreos, diligencias y entrevistas, en las que habitantes han manifestado no haber visto personas armadas y/o haber escuchado detonaciones de arma de fuego o alguna característica que dedujera un enfrentamiento”, recalcó la dependencia ministerial.

En su informe preliminar del 12 de octubre, la Fiscalía de Chihuahua no había dado con ningún cadáver, ni hizo referencia a la narcoguerra entre facciones delincuenciales en el área. Atendió la situación agentes policiales, pero no había destacado ninguna eventualidad.

Medios locales publicaron que se había desatado un ataque entre células del Cártel de Sinaloa como del Nuevo Cártel de Juárez, pero otras versiones apuntaron a que se trataba de una disputa al interior del grupo transnacional dirigido por Ismael Zambada García, el Mayo.

Maru Campos aseguró sobrevuelos en la zona, pero no confirmó hechos de violenta (Foto: Especial)
Maru Campos aseguró sobrevuelos en la zona, pero no confirmó hechos de violenta (Foto: Especial)

Según esos informes, los hechos habrían ocurrido entre el 8 y 10 de octubre, pero las autoridades no han establecido mayores detalles que sustenten el ataque.

Hasta el momento solo se han reportado dos versiones: o que se trató de una disputa territorial más, o que se enfrentaron los Ramoncillos del clan Mendívil y la banda delictiva de Leonel “C”, alias el 3000, perteneciente a Gente Nueva y encabezada por la familia Salgueiro. Esto último, de acuerdo con reportes de prensa local.

Uno de los eventos que apoya la segunda hipótesis es el asesinato de José Luis Chávez Aguirre, el JL, quien supuestamente fue ejecutado el viernes de la semana pasada. Presuntamente, el capo local se habría tomado atribuciones no autorizadas por otras células del Cártel de Sinaloa y de ahí derivaría la represalia que también incluyó a su hermano.

Otra facción, presuntamente participante de la fractura interna, sería aquella liderada por un sujeto de apellidos Corral Portillo, con raíces en comunidades de Durango y Sinaloa, que también se han enfrentado con los líderes de Gente Nueva.

Chihuahua es uno de los frentes disputados por el Cártel de Sinaloa (Foto: Especial)
Chihuahua es uno de los frentes disputados por el Cártel de Sinaloa (Foto: Especial)

Maru Campos, gobernadora de Chihuahua, aseguró este 11 de octubre que se realizarían sobrevuelos en la sierra de Guadalupe y Calvo. La panista no confirmó oficialmente el choque entre presuntos miembros del crimen organizado.

Mientras que los medios locales señalaron que los mismos grupos criminales habrían actuado para llevarse los cuerpos y no permitir la entrada de agentes de la fiscalía estatal.

Chihuahua es el estado más grande del país y su frontera norte colinda con el sur de Estados Unidos, principal mercado de los cárteles mexicanos. A su vez, forma parte del llamado Triángulo Dorado del narcotráfico, junto con Durango y Sinaloa. Ahí se produce, cosecha y empacan cargamentos de marihuana como de amapola, para la síntesis de heroína a través de la goma de opio.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR