Rodrigo Herrera: el tiburón que solo duerme tres horas y trabaja los domingos

Rodrigo Herrera Aspra es uno de los “tiburones” que aparece en el programa Shark Tank y es dueño de la empresa farmacéutica Genomma Lab

Se estima que la fortuna de Rodrigo Herrera alcanza los USD 600 millones. (Foto: Instagram@rodrigoherrera)
Se estima que la fortuna de Rodrigo Herrera alcanza los USD 600 millones. (Foto: Instagram@rodrigoherrera)

Rodrigo Herrera Aspra es uno de los empresarios más destacados de la industria farmacéutica en México, pues es dueño de la empresa Genomma Lab, que tiene marcas como Asepxia, Suerox, XL3, Aliviax, entre otras.

Herrera Aspra, además, ha ganado popularidad gracias a que aparece en el programa Shark Tank, en el que busca ayudar a nuevos emprendedores con grandes ideas. Rodrigo herrera es uno de los “tiburones” del programa, y aparece al lado de otros grandes empresarios como Carlos Bremer, Patricia Armendáriz, Arturo Elías Ayub, Ana Victoria García, entre otros.

Los tiburones no duermen por su fisiología, pues el agua consigue entrar a sus branquias por el movimiento de su cuerpo. No tienen un órgano que el agua entre a sus branquias, así que si se paran, dejan de respirar y mueren. Es por esto, que Herrera Aspra, sintiéndose en verdad un tiburón, ha declarado que únicamente duerme tres horas al día, pues no puede hacerlo más tiempo por las grandes responsabilidades que tiene. También, como empresario, el trabajo es su rutina diaria, por eso, el dueño de Genomma Lab trabaja hasta en domingos.

La fortuna de Herrera Aspra ha sido valuada en unos USD 600 millones, lo que lo convierte en uno de los empresarios más exitosos en el país.

El ejercicio es parte de su rutina diaria. Foto: Tomada de Instagram
El ejercicio es parte de su rutina diaria. Foto: Tomada de Instagram

Cómo consiguió su fortuna Rodrigo Herrera

Según el sitio oficial del empresario, Rodrigo Herrera se vio atraído por los negocios desde que era pequeño y comenzó vendiendo tomates que él mismo cosechó a través de una innovadora técnica de cultivo: la hidroponia. Además, a los 17 años consiguió trabajo en una pequeña ferretería ubicada en el centro de la Ciudad de México, en la calle López; donde se encargó de atender el mostrador, balancear los libros contables y revisar los inventarios.

Sin embargo su carrera empresarial se remonta a sus años de universitario, cuando decidió cambiar la carrera de Ingeniería Civil Hidráulica por la de Administración de Empresas en la Universidad Anáhuac. Según la revista Expansión, el magnate decidió empeñar un reloj en 1996 para fundar las bases de Producciones Infovisión, que más tarde se convertiría en la farmacéutica Genomma Lab.

En Producciones Infovisión, Herrera se involucró en el negocio de la realización de informerciales, ya que consideró que su conocimiento en ventas podría funcionar para el desarrollo de un esquema para vender a través de televisión. De hecho la idea de incursionar en el sector de los medicamentos y cosmética provino de la visualización de infomerciales, pues el empresario se dio cuenta de que eran productos con una gran demanda.

Como la estrategia de venta por televisión ha funcionado por varias décadas a partir de las llamadas telefónicas, Rodrigo Herrera concluyó que el negocio debía incluir otras áreas debido a que “no podía pararme frente a una computadora esperando a que alguien llamara”, así, decidió que su compañía además de la fabricación y comercialización de productos de uso personal y para la salud, funcionaría como una agencia de publicidad y productora in house con el objetivo de realizar comerciales de los mismos productos con base en estrategias de marketing.

A sus 52 años, el empresario presume una figura bien trabajada. Foto: Tomada de Instagram
A sus 52 años, el empresario presume una figura bien trabajada. Foto: Tomada de Instagram

Tras haber visto su primer infomercial a los 23 años, el empresario se puso en contacto con un grupo de médicos para que lo orientaran en la realización de su primer producto para la piel: jabón Axepsia, el cual comenzó a venderse a través de infomerciales en 1996. Sin embargo, los negocios del tiburón no pararon ahí y para el año 2000 su empresa ya contaba con 10 marcas de medicamentos y dermocosméticos bajo la denominación de Genomma Lab.

La compañía de Herrera Aspra es una de las más reconocidas en su ramo en México, Estados Unidos y en países latinoamericanos, como Argentina, Perú, Chile, Colombia, y Brasil. Además, el catálogo de la empresa farmacéutica ya posee más de 45 productos entre los que han destacado los antigripales de venta libre y los de cuidado personal.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR