“Los Chapitos” quieren tomar la CDMX: así buscan controlar colonias, bares y negocios

Hace unas semanas hubo una reunión entre miembros de organizaciones criminales locales, ex agentes policiacos y presuntos representantes de hijos de “El Chapo” Guzmán

El objetivo de la junta: tomar “bares, colonias y vías estratégicas” de la ciudad (Foto: Archivo)
El objetivo de la junta: tomar “bares, colonias y vías estratégicas” de la ciudad (Foto: Archivo)

Los Chapitos van por la Ciudad de México: este lunes, reportes revelaron que los hijos del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán buscan expandir su imperio a la capital del país.

De acuerdo con el periodista de crimen y narcotráfico Antonio Nieto, “hace unas semanas” hubo una reunión entre miembros de organizaciones criminales locales, ex agentes policiacos y presuntos representantes de hijos de El Chapo Guzmán.

El objetivo de la junta: tomar “bares, colonias y vías estratégicas” de la ciudad.

No obstante, no es la primera. En febrero del 2020 ya se había llevado a cabo una presunta reunión entre supuestos servidores de los Chapitos y distintos funcionarios públicos en la alcaldía Coyoacán; pero fue hasta aquella que ocurrió “hace semanas” en el centro de la Ciudad de México que “se habló de armamento y pactos”.

En febrero del 2021 ya se había llevado a cabo una presunta reunión entre supuestos servidores de los "Chapitos" y distintos funcionarios públicos en la alcaldía Coyoacán (Foto: REUTERS/Henry Romero)
En febrero del 2021 ya se había llevado a cabo una presunta reunión entre supuestos servidores de los "Chapitos" y distintos funcionarios públicos en la alcaldía Coyoacán (Foto: REUTERS/Henry Romero)

Según Nieto, esto ocurre paralelamente a la alianza entre la banda del Rorro, los Yayos y los Rodolfos para sacar a la Unión Tepito de la alcaldía Coyoacán y la alcaldía Benito Juárez. Después de “12 años de reinado, la Unión parece decaer, no así sus líderes principales que siguen prófugos”, escribió el reportero en su cuenta de Twitter.

De Sinaloa a Tepito: desarticularon red de drogas de los Chapitos en la CDMX

Entre enero y mayo de este año, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SEIDO), junto con la Agencia de Investigación Criminal (AIC), desarticuló a Los Sinaloas, una célula del Cártel de Sinaloa que operaba en el Estado de México bajo las órdenes de Los Chapitos.

La función que tenían estos emisarios de la organización dirigida por los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán era fungir como enlaces entre Sinaloa y el Valle de México. A sus manos llegaban toneladas de drogas provenientes del norte que debían ser entregadas a los vendedores locales, algunos de ellos ubicados en Tepito, el bazar de drogas más importante de Ciudad de México con el cártel de La Unión al mando.

En junio de 2020, en el municipio de Juchitepec, Estado de México, la SEIDO aseguró un rancho apodado “El Aguacate”, donde presuntamente Los Sinaloas almacenaban todos los envíos de droga que les mandaba el cártel dirigido por Iván Archivaldo, Alfredo y Ovidio Guzmán.

En junio de 2020, en el municipio de Juchitepec, Estado de México, la SEIDO aseguró un rancho apodado “El Aguacate”, donde presuntamente Los Sinaloas almacenaban todos los envíos de droga (Foto: Captura de pantalla/@NTelevisa_com)
En junio de 2020, en el municipio de Juchitepec, Estado de México, la SEIDO aseguró un rancho apodado “El Aguacate”, donde presuntamente Los Sinaloas almacenaban todos los envíos de droga (Foto: Captura de pantalla/@NTelevisa_com)

De acuerdo con una investigación de Televisa, el nombre del rancho se debía a los huertos de aguacate que rodeaban la parcela. Aunque bajo esa fachada, aparentemente inofensiva, también se sucedían importantes operaciones logísticas de narcotráfico. El terreno era de difícil acceso y contaba con caminos de terracería dispuestos intencionalmente para fáciles escapadas. Había veredas que conectaban directamente con la carretera.

Toda la droga se almacenaba en el rancho o se enterraba en sus alrededores y desde otra colina vigilantes repartidos en turnos avisaban a sus superiores sobre cualquier movimiento sospechoso. En sus puestos de vigilancia contaban con luz eléctrica y sillas cómodas para divisar a lo lejos el paso de la carretera. Cuando la SEIDO aseguró el rancho en 2020, fueron decomisados cuatro kilos de cocaína y media tonelada de marihuana.

La banda estaba encabezada por un sujeto apodado Pancho y la conformaban Jorge, Roberto Tontín, Eduardo alias Cheque, Francisco, Areli, Óscar, Juan Pablo El payo, Jazmín y Ricardo alias Franco. Este último era un ex policía que servía como enlace entre la célula criminal y las autoridades locales.

Los primeros cinco meses de este año la SEIDO y la AIC encabezaron la investigación que derivó en el desmantelamiento de la banda. Gracias a una serie de llamadas telefónicas, obtenidas mediante una investigación judicial, las autoridades pudieron conocer el modus operandi de esta facción sinaloense y las rutas que utilizaban para hacer llegar los envíos provenientes desde Sinaloa hasta los grandes almacenes de la capital mexicana.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR