Los Zetas y Cárteles Unidos: la temible unión narco que se estaría formando en Michoacán

“Lo que no saben es que esos Zetas vinieron a Michoacán a morirse”, dice en un video el supuesto líder del CJNG en la entidad

(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)
(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)

Videos e investigaciones estiman que detrás del poderío que el grupo criminal Cárteles Unidos ha alcanzado en Michoacán, se encuentra una perversa alianza con Los Zetas.

En una grabación publicada recientemente en redes sociales, un supuesto líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) —con quien Cárteles Unidos mantiene una guerra abierta— denunció la entrada del cártel de la última letra al estado de Michoacán.

“Por si no sabían el Abuelo (Juan José Farías Álvarez) le pidió apoyo a los Zetas y aquí ya nos traen zetas metidos en Michoacán por todas partes. Lo que no saben esos zetas que lo que vinieron a Michoacán fue a morirse porque los vamos a matar”, advirtió el presunto cabecilla.

Según los expertos, el pacto entre ambas organizaciones se habría originado luego de que Los Zetas comprendieran que si el Cártel Jalisco controla Michoacán, se estarían acercando a sus bases de operaciones principales.

La alianza de los grupos criminales michoacanos y los Zetas lleva meses tratando infructuosamente de aplastar al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Primero comenzaron por Guanajuato, donde frenaron con éxito a las tropas de Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho.

(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)
(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)

Los Zetas vieron surgir al Cártel Jalisco Nueva Generación y —según cuenta la historia—, fueron ellos los responsables de la que un día fue la organización más sanguinaría de México.

(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)
(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)

En Twitter cuentas relacionadas con denuncias ciudadanas informaron que el fin de semana fueron asesinados al menos 19 sicarios de Cárteles Unidos, entre ellos cinco militares colombianos y dos guatemalecos. Sin embargo, hasta el momento, las ejecuciones no han sido confirmadas por ninguna autoridad.

(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)
(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)

El pasado viernes Michoacán regresó a su peor escenario con la muerte de al menos nueve personas, un militar y ocho pistoleros, en un enfrentamiento entre miembros del crimen organizado y el Ejército mexicano en Tangamandapio.

La psicosis se apoderó de la localidad de Tarecuato, donde los elementos realizaban recorridos de vigilancia.

De acuerdo con las redes sociales y un escueto informe de las autoridades, el choque comenzó cuando los militares descubrieron entre la huerta a los hombres armados.

“La Policía Michoacán mantiene una acción operativa en la localidad de Tarecuato, municipio de Tangamandapio, sitio donde personal de la SEDENA fue agredido por disparos de arma de fuego”.

Además informó que en la zona, los agentes llevan a cabo labores para reforzar la seguridad, así como preservar el orden y la paz públicos.

(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)
(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)

La violencia desatada por las organizaciones criminales Cárteles Unidos y Jalisco Nueva Generación (CJNG) azota el estado de Michoacán, en el oeste de México, donde decenas de familias se han tenido que desplazar.

El control de la entidad —que se ubica en el Pacífico, donde transitan importantes cargamentos de droga con destino a Estados Unidos— es una de las principales causas de la guerra que libran los cárteles.

(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)
(Foto: Twitter/UnidadDeInteli1)

Las autoridades estatales aseguran que éstos últimos episodios de violencia son parte de la macabra estrategia conocida como “calentar la plaza”. Según la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán, un comando del grupo criminal Cárteles Unidos —un conglomerado de células delictivas de Michoacán como Los Viagras, los Caballeros Templarios, Los Blancos de Troya y los Botos— se desplegó en el municipio de Buenavista, donde el CJNG mantiene sus bases de operaciones.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR