Claves para entender la demanda de México a fabricantes de armas en EEUU

El Gobierno mexicano pide que las empresas compensen los daños causados por sus prácticas negligentes que favorecen al crimen organizado

Las empresas negaron que sean la causa del incremento de violencia (Foto: EFE/ Sáshenka Gutiérrez/Archivo)
Las empresas negaron que sean la causa del incremento de violencia (Foto: EFE/ Sáshenka Gutiérrez/Archivo)

La inédita demanda que el Gobierno mexicano anunció este miércoles contra 11 empresas que fabrican y venden armas en Estados Unidos, ha sentado un precedente mediante el que México buscan una compensación.

En el litigio, el Gobierno de México acusa a las empresas de negligencia por facilitar el tráfico ilícito y detonar así la violencia en el país. Estas son las claves de la querella.

¿Dónde se presentó la demanda?

El recurso se interpuso en una corte federal de Boston, Massachusetts, contra algunas de las compañías de armas más grandes de Estados Unidos, como Smith & Wesson, Colt’s, Barrett Firearms, Beretta Holding, Ruger & Co, y Glock, Inc, para que reparen el daño y garanticen la no repetición.

¿Qué pide el Gobierno mexicano?

Que las empresas demandadas compensen al Gobierno de México por los daños causados por sus prácticas negligentes. El monto se determinará en juicio y que se desarrollen e implementen estándares lo suficientemente razonables para monitorear y en su caso disciplinar a sus distribuidores.

El argumento principal de la demanda señala que México ha sufrido un daño directo e indirecto ocasionado por las prácticas negligentes de empresas en Estados Unidos (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae)
El argumento principal de la demanda señala que México ha sufrido un daño directo e indirecto ocasionado por las prácticas negligentes de empresas en Estados Unidos (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae)

¿Qué otras exigencias se presentaron?

El Gobierno mexicano pidió a las empresas que incorporen mecanismos de seguridad en sus armas, incluido herramientas para prevenir que esas armas sean usadas por personas no autorizadas. También que costeen estudios, programas, campañas en medios y otros eventos enfocados en prevenir el tráfico ilícito de armas y que las empresas cesen de inmediato las prácticas negligentes que ocasionan daño y que podrían ocasionar daños en México.

¿Cuáles son los argumentos principales?

El principal es que el Gobierno de México ha sufrido un daño directo e indirecto ocasionado por las prácticas negligentes de empresas en Estados Unidos y los demandados tienen la obligación de no anunciar o distribuir armas que sean usadas para actividades ilícitas en México.

¿Qué se señaló en la demanda?

Que los demandados tienen conocimiento pleno de que sus prácticas comerciales generan tráfico ilícito de armas a México, que facilitan y apoyan el tráfico de armas a México y debido a ello el Gobierno de México ha tomado medidas razonables para tratar de protegerse de actividades ilícitas generadas por el tráfico ilícito de armas.

El Gobierno mexicano asegura que las prácticas negligentes han favorecido al narcotráfico (Foto: EFE/Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza)
El Gobierno mexicano asegura que las prácticas negligentes han favorecido al narcotráfico (Foto: EFE/Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza)

¿Qué cantidad de armas se trafica entre EE.UU. y México?

Según datos presentados por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), más de medio millón de armas se trafican cada año de Estados Unidos a México y son responsables de 17,000 homicidios anuales y de daños equivalentes a 1.5 % del PIB.

¿Cómo respondieron las empresas?

La Asociación Industrial del Comercio de las Armas (NSSF) y la Asociación Nacional del Rifle (NRA) respondieron a la demanda y señalaron al gobierno mexicano de ser el responsable del crimen organizado desenfrenado en el país.

“El gobierno mexicano es responsable del crimen desenfrenado y la corrupción dentro de sus propias fronteras”, dijo Lawrence G. Keane, vicepresidente senior de NSSF. “Esta demanda presentada por un grupo estadounidense de control de armas que representa a México es una afrenta a la soberanía estadounidense y una amenaza a los derechos de la Segunda Enmienda de los estadounidenses respetuosos de la ley a poseer y portar armas. Un derecho denegado al pueblo mexicano que no puede defenderse de los cárteles, aseveró el representante de NSSF.

*Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO: