Eclipse Solar: cuándo podremos ver desde México el anillo de fuego

Astrónomos revelaron las fechas en las que podrá observarse este evento desde el territorio nacional

En esta imagen, se observa un eclipse anular de Sol. La Luna está delante del Astro Rey, pero no lo tapa por completo. Esto hace que desde la Tierra veamos una especie de anillo de fuego (Foto: Pixabay)
En esta imagen, se observa un eclipse anular de Sol. La Luna está delante del Astro Rey, pero no lo tapa por completo. Esto hace que desde la Tierra veamos una especie de anillo de fuego (Foto: Pixabay)

Este jueves 10 de junio habrá un eclipse anular de Sol.

Ese día, la Tierra, la Luna y el astro Rey se alinearán en el espacio. El satélite se pondrá delante del Sol, pero no lo tapará por completo. Por eso, desde nuestro planeta veremos una especie de anillo de fuego en el cielo. Esta circunferencia dorada está formada por la parte de la estrella que no llega a cubrir el disco de la Luna.

Se trata de un evento mágico que ha cautivado al ser humano por siglos. Sin embargo, solo puede observarse desde algunas zonas de la Tierra. Y en 2021, México se perderá la función.

Según el Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el eclipse anular de Sol de este 10 de junio “se observará en la región norte y noreste de América del Norte, Groenlandia, Europa, Rusia y norte y occidente de China”. Comenzará a las 02:12 de la madrugada -hora del centro de México-, y el máximo tendrá lugar a las 05:23. El organismo aclaró que no podrá avistarse desde ningún estado de la República.

No obstante, no todo son malas noticias. Habrá que esperar, sí, pero en octubre de 2023 México tendrá su propio eclipse de Sol. Según informó la Sutherland Astronomical Society Incorporated (SASI), en Campeche será anular, y en el resto del país parcial.

Además, el organismo indicó que solo meses después viviremos una experiencia única: el 8 de abril de 2024 el territorio nacional será testigo de un eclipse total de Sol. El fenómeno se apreciará mejor en Durango, Monterrey, Saltillo y Torreón, donde se hará de noche en pleno día. Esto no ocurre desde 1991.

(Foto: REUTERS/Yves Herman/Archivo)
(Foto: REUTERS/Yves Herman/Archivo)

¿Qué eclipses podremos observar en 2021 desde México?

Este año, solo podremos observar desde México un eclipse lunar parcial.

En entrevista con Infobae México, el doctor Raúl Mújica, astrónomo del INAOE y del Comité Nacional Noche de las Estrellas, explicó que la próxima oportunidad llegará en noviembre, y se producirá de madrugada.

“Vamos a tener un eclipse del 18 al 19 de noviembre [de 2021]. Pero es parcial, entonces vamos a ver nada más que parte del disco de la Luna se oscurece”, informó el experto.

Ya para 2022, podremos contemplar un eclipse total de Luna.

“Lo bueno es que el próximo año vamos a tener otro eclipse total también en mayo. El máximo en el centro de México va a ser a las 23:11 del 15 de mayo del 2022. Entonces ya no vamos a tener que esperar tanto”, agregó el astrónomo.

Un eclipse lunar ocurre cuando el Sol, la Tierra y el satélite se alinean en el espacio. Entonces, la esfera gris perla atraviesa la sombra de nuestro planeta, que está formada por dos componentes: la penumbra y la umbra.

(GIF: Jovani Pérez/Infobae México)
(GIF: Jovani Pérez/Infobae México)

“La penumbra es una sombra más tenue, digamos es un cono amplio. Y más adentro hay un cono más angostito que se llama la umbra y que es más oscuro”, explicó el doctor.

El tipo de eclipse depende de la zona que atraviese el satélite.

Si la Luna pasa solamente por la penumbra, que es la parte más débil y amplia de la sombra, ocurre un eclipse penumbral. Este es muy difícil de percibir porque el astro apenas cambia de color y la diferencia es muy sutil. Si entra también en la zona más opaca, la umbra, pero una parte del disco queda fuera, tenemos un eclipse parcial. Cuando esto sucede vemos oscurecerse solamente una zona del astro, como si estuviera mordido.

Para ver un eclipse total, que es sin duda el más especial, la Luna tiene que entrar de forma íntegra en la umbra. En ese momento su superficie se vuelve roja debido a un efecto de refracción de la luz del Sol en la atmósfera de la Tierra.

SEGUIR LEYENDO: