El 10% de reos tienden a ser asesinos y feminicidas seriales, ¿cuántos andan libres en México?

Mónica Ramírez Cano, quien posee amplia experiencia en analizar a los delincuentes más peligrosos de México como Joaquín “El Chapo” Guzmán, cree que pueden ser cientos

Ilustración: (Jovani Pérez fotos de archivo)
Ilustración: (Jovani Pérez fotos de archivo)

¿Cuántos asesinos seriales puede haber cerca de usted? La criminóloga y psicóloga, Mónica Ramírez Cano, quien posee amplia experiencia en analizar a los delincuentes más peligrosos de México como Joaquín “El Chapo” Guzmán, o Juana Barraza “La mataviejitas”, cree que podrían haber cientos operando en secreto.

En los últimos 20 años los casos más recientes que se han conocido son los de: Andrés “N”, el feminicida serial de Atizapán de Zaragoza; Arturo “N”, de 44 años, el feminicida serial de Tlalpan, el feminicida serial de Toluca, Óscar García Guzmán; “Los Monstruos” de Ecatepec, Juan Carlos Hernández y Patricia Martínez; Cristhian Omar, el asesino serial que sedujo a víctimas desde California hasta el Estado de México.

Además de Jorge Humberto Martínez Cortés, “El Mata novias”, se le comprobaron por lo menos tres asesinatos de sus ex parejas; César Armando Librado Legorreta, “El Coqueto”, conductor de microbús que asesinó a por lo menos siete mujeres que previamente violó; y José Luis Calva Zepeda el “Caníbal de la Guerrero”, quien escondía los restos de sus víctimas en el refrigerador. Pero lo preocupante es que pueden haber muchos más operando justo ahora.

En Estados Unidos las autoridades han estimado que podrían haber de 25 a 30 asesinos seriales, sin embargo el contexto en nuestro país es muy diferente, tal vez mucho peor. El nivel de violencia, pobreza, machismo e impunidad hacen un caldo de cultivo para su desarrollo.

Andrés Mendoza asesino (Foto: Twitter@FiscalEdomex)
Andrés Mendoza asesino (Foto: Twitter@FiscalEdomex)

“Tuve la oportunidad de hacer investigación al interior de prisiones sobre asesinos seriales y me di cuenta que teníamos en ese momento un 10% de la población en los penales de la Ciudad de México que cumplían con las características de asesinos seriales, algunos de ellos eran feminicidas seriales”.

La criminóloga explica que la impunidad que prevalece en nuestro país permite que este tipo de personas sigan actuando, “no es que de pronto haya un boom de asesinos seriales, es que ya existían y no se habían detectado. Siempre han estado ahí, pero no se ha volteado a ver el fenómeno”.

Buscan víctimas que puedan ser vulnerables, en este caso mujeres, que tengan que salir a trabajar y necesitan dinero. Esta relacionado con una introyección falsa de la mujer, en esta imagen torcida de que la mujer como una persona vulnerable y que le pueden hacer daño y lo que quieran”.

De 44 años, la psicóloga criminal Mónica Ramírez Cano se dedica a analizar la mente de los grandes capos de la droga y asesinos seriales. Los más conocidos son Joaquín El Chapo Guzmán y Dámaso López, también identificado como El Licenciado. Foto: (Juan VIcente Manrique)
De 44 años, la psicóloga criminal Mónica Ramírez Cano se dedica a analizar la mente de los grandes capos de la droga y asesinos seriales. Los más conocidos son Joaquín El Chapo Guzmán y Dámaso López, también identificado como El Licenciado. Foto: (Juan VIcente Manrique)

Los feminicidas pueden ser el esposo, pareja o ex pareja de la propia víctima, grupos delincuenciales, los asesinos que buscan víctimas de oportunidad o los que son depredadores, como considera la especialista a Andrés “N”, el feminicida serial de Atizapán, que buscaba a mujeres con un perfil específico, en sus treintas y con hijos, que tratan de seguir su fantasía y las salen a cazar.

Y es que, detalla, que no es lo mismo que traten o victimicen a un hombre que se puede defender y por eso hay un campo de vulnerabilidad en este sector femenino.

Yo considero que él (Andrés, el feminicida serial de Atizapán de Zaragoza) debió tener un problema muy fuerte en su infancia con alguna figura de autoridad femenina, que pudo haber sido su madre; una tía; una novia que lo rechazó. Habría que buscar en su historia de vida algún tipo de situaciones, porque me parece que a él lo motiva la venganza porque sigue buscando mujeres o sigue intentando con mujeres que le rechazan. Ahí hay un elemento muy importante, que es la venganza y el rechazo”.

La profesional en mentes criminales ubica un nuevo fenómeno de asesinos seriales en el Estado de México, como lo fue a mitad de la década de 1990 en Chihuahua, con “Las muertas de Juárez”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR