Santiago Nieto ofreció ayuda a Lydia Cacho por caso Kamel Nacif

El empresario llamado “El Rey de la Mezclilla” se encuentra en Líbano en libertad bajo fianza

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, expresó su apoyo a la periodista Lydia Cacho, tras la detención y liberación bajo fianza del empresario José Kamel Nacif, en el Líbano.

A través de su cuenta de Twitter, Nieto Castillo escribió: En la #UIF continuaremos apoyando a @lydiacachosi en el caso particular de Kamel N. Así como cualquier otro vinculado con el combate a la trata de personas y la pornografía infantil. @M_OlgaSCordero”.

El pasado jueves 13 de mayo, la periodista Lydia Cacho informó que Kamel Nacif, señalado de abusar y traficar con menores de edad, fue arrestado en Líbano.

La escritora de Los Demonios del Edén (2005), libro en donde reveló la existencia de una red de pederastia en el país en la que se encontraban Kamel Nacif (conocido como El Rey de la Mezclilla), y el priista Mario Marín (en esos momentos, gobernador de Puebla) y quienes habrían orquestado el secuestro y tortura de la periodista mexicana; testificó ante las autoridades libanesas y reconoció plenamente al inculpado. “Sí lo reconozco”, dijo Cacho.

“Testificando ante las autoridades libanesas por el arresto de Kamel Nacif Borge. El empresario tratante de niñas que orquestó mi tortura, compró niñas pequeñas para prostituirlas, lavó dinero y evadió al fisco en los Estados Unidos. 15 años después #AquíNadieSeRinde”, anunció la periodista el jueves en su cuenta de Twitter.

La periodista mexicana también señaló que viajará a Líbano para la próxima audiencia, el 15 junio, para “demostrar cómo un empresario vinculado a las más altas esferas del poder mexicano se convierte en tratante de niñas y de adultas en la explotación laboral. Lavador de dinero, operador del Senado Mexicano”, destacó.

Imagen de Kamel Nacif subida a redes por Lydia Cacho (Foto: Twitter / @lydiacachosi)
Imagen de Kamel Nacif subida a redes por Lydia Cacho (Foto: Twitter / @lydiacachosi)

Aunque las autoridades libanesas le otorgaron la libertad bajo fianza, a Nacif Borge le fue retirado el pasaporte para evitar que pueda salir de ese país.

El arresto de Kamel Nacif se suma a la del exgobernador poblano, Mario Marín, ocurrido el pasado mes de febrero.

El el caso que destapó Lydia Cacho en 2005 con una investigación periodística abundante, delató una presunta red de corrupción y tráfico de influencias para encubrir un supuesto grupo criminal con fachada empresarial-estatal que se dedicaba a la trata y explotación de niñas y niños con fines sexuales.

De acuerdo con lo establecido en Los Demonios del Edén, los principales actores de esta asociación de prostitución infantil eran Jean Succar Kuri, de origen libanés; Kamel Nacif Borge y Mario Marín Torres, ex gobernador de Puebla por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

No obstante, tanto Marín como Nacif cobraron una relevancia particular, pues entre la capacidad adquisitiva del magnate y el alcance político del priísta, presuntamente ocurrieron numerosos actos de pornografía infantil que debieron de atender las autoridades mexicanas. Sin embargo, lo que ocurrió fue la detención de la periodista en el estado de Quintana Roo a petición del poblano quien la denunció por daño moral.

Lydia Cacho y Mario Marín (Fotos: Cuartoscuro/ Archivo)
Lydia Cacho y Mario Marín (Fotos: Cuartoscuro/ Archivo)

Una vez detenida, el 16 de diciembre del 2005, Cacho asegura que fue torturada por parte de los elementos de la policía que la transportaron vía terrestre a Puebla.

En su testimonio, la periodista mencionó que cuando llegaron a Puebla, el trámite de su propuesta fue lento y tortuoso. La encerraron en un “calabozo inmundo” y le tomaron fotos desnuda al lado de un cuarto lleno de policías judiciales con una mampara transparente de por medio.

En 2006 se difundió una llamada telefónica entre Kamel Nacif y Marín Torres. En esta, Nacif Borge agradeció al priista su intervención para la detención de la periodista, y además le dijo que para agradecerle, le enviaría dos botellas de coñac.

En esa conversación, el empresario de origen libanés llamó al poblano “mi góber precioso”, frase con la que posteriormente se identificaría permanentemente al priista.

SEGUIR LEYENDO: