Mario Marín, el “góber precioso”, ganó amparo contra el auto de formal prisión por la tortura a Lydia Cacho

Esta determinación no implicará que el funcionario obtenga su libertad, señaló la abogada de Cacho

La tortura de Lydia Cacho tuvo lugar en 2015 y desde entonces ha buscado justicia (Fotos: Cuartoscuro)
La tortura de Lydia Cacho tuvo lugar en 2015 y desde entonces ha buscado justicia (Fotos: Cuartoscuro)

La juez Tercera de Distrito de Quintana Roo, Ana María Nava Ortega, admitió el amparo interpuesto por Mario Marín Torres, ex mandatario priista acusado de la tortura de la periodista Lydia Cacho, y concedió la suspensión definitiva del auto de formal prisión.

Sin embargo, esto no significa que Marín Torres obtuvo su libertad. El amparo se aceptó con el propósito de que el ex gobernador quede a disposición del lugar donde se encuentra encarcelado, informó El Universal.

Debido a que el delito de tortura es considerado como grave, el imputado no tiene oportunidad de llevar a cabo su proceso con medidas alternativas a la prisión. De hecho, la abogada de Lydia Cacho, Aracely Andrade, confirmó la suspensión definitiva y señaló a Aristegui Noticias que todas las cuestiones relacionadas a la libertad del ahora imputado serán llevadas a cabo desde ese juzgado.

Además, recalcó que esta medida cautelar no implica libertad, pues será hasta la audiencia programada para el 18 de marzo que se resolverá si se concede por completo el amparo.

Mario Marín, conocido como "el góber preciso" fue ingresado en el Cereso de Cancún, Quintana Roo, desde el pasado 4 de febrero (Foto: Cuartoscuro)
Mario Marín, conocido como "el góber preciso" fue ingresado en el Cereso de Cancún, Quintana Roo, desde el pasado 4 de febrero (Foto: Cuartoscuro)

El proceso de Mario Marín se encuentra actualmente en el periodo de presentación de pruebas, lo que implica que tendrá que mantenerse tras las rejas. Sin embargo, aunque el juez Segundo de Distrito podría seguir el proceso como hasta ahora, estaría imposibilitado para emitir una sentencia a favor o en contra del imputado, puntualizó el medio mexicano.

Fue el pasado 10 de febrero del 2021 cuando se dictó auto de formal prisión al ex priista por el caso Lydia Cacho. En aquel momento, la organización internacional Artículo 19 se pronunció sobre el tema al decir: “La justicia no será plena hasta que el exgobernador sea condenado y, junto a él, todos los autores intelectuales que permanecen prófugos. Además debe ser garantizada la reparación integral de los daños para Lyidia Cacho y su familia”

Unos días antes, Mario Marín fue ingresado en el Cereso de Cancún, Quintana Roo, por su presunta participación en la agresión a la periodista.

La tortura de Lydia Cacho tuvo lugar luego de la publicación del libro “Los demonios del Edén”, una investigación que acusaba al Marín y al empresario Kamel Nacif de promover una red de pederastia.

Tras darse a conocer el libro, la periodista fue acusada de difamación y calumnias y el 16 de diciembre del siguiente año, ella fue detenida arbitrariamente en Quintana Roo.

Lydia Cacho fue torturada tras dar a conocer una red de pederastia en la que Marín estaba implicado (Foto: Twitter)
Lydia Cacho fue torturada tras dar a conocer una red de pederastia en la que Marín estaba implicado (Foto: Twitter)

Cacho fue trasladada a Puebla vía terrestre. En el trayecto de más de 1,500 kilómetros, fue torturada psicológicamente por los oficiales, quienes amenazaron con abusar de sexualmente de ella.

En su testimonio, la periodista mencionó que cuando llegaron a Puebla, el trámite de su propuesta fue lento y tortuoso. La encerraron en un “calabozo inmundo” y le tomaron fotos desnuda al lado de un cuarto lleno de policías judiciales con una mampara transparente de por medio.

El 17 de diciembre salió libre a las 15:00 horas, luego de pagar una fianza de 70,000 pesos en efectivo.

Tras la detención del conocido “góber precioso”, Lydia Cacho aseguró que lleva 14 años buscando justicia por haber sido torturada por exponer la verdad. “Vamos por todos”, escribió en su cuenta oficial de Twitter en aquel momento.

Mario Marín gobernó el estado de Puebla entre 2005 y 2011, pero también estuvo en la presidencia municipal de la capital de 1999 al 2000. Fue secretario del edil de puebla entre 1987 y 1990, Guillermo Pacheco Pulido, y fue secretario de Manuel Bartlett Díaz de 1993 a 1999.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR