Cómo era viajar en la Línea 12: una promesa dorada que terminó en tragedia

Medio millón de personas cruzaban la ciudad de un extremo a otro, siempre aceptando como normales las vicisitudes

Caminan por los pasillos: con chamarras, mochilas y gorras. Van pensativos, cabizbajos, concentrados. Se mueven hacia las taquillas del Metro con la vista clavada en el piso. Echan vaho por la boca. Es la hora de ingreso y van a prisa. En los alrededores no amanece todavía, pero en la Línea 12 la ciudad ha despertado.

Su color distintivo es el oro —identidad gráfica para celebrar el Bicentenario de la Independencia de México—. Todos los días transporta aproximadamente 450,000 personas que, posiblemente, jamás imaginaron recorrer, en sólo 22 minutos y de una punta a otra, una ciudad, que hace 100 años apenas comenzaba a levantarse.

El 30 de octubre de 2012, el entonces jefe de gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, se convirtió en el primer pasajero de la Línea. Viajó en un tren formado por varios vagones entre las estaciones Tláhuac y Mixcoac.

Ebrard —hoy canciller de México— había abordado en la estación Tláhuac, en cuya parada se había verificado la ceremonia inaugural. Lo acompañaron en aquel viaje Miguel Ángel Mancera y Cuauhtémoc Cárdenas.

Para ese entonces, aquel tramo era una zona de aglomeraciones y desplazamientos lentos. La neurosis provocada por el tránsito era un eterno tema de moda. Existían los microbuses; sin embargo cualquier obstáculo sobre la vía provocaba retrasos que podían durar hasta horas. Ebrard avisó que todo eso terminaría.

Pero aquel sueño, que vislumbraba la modernidad, se convertiría cíclicamente en la peor pesadilla de los usuarios. Cuando la fila para comprar un boleto los obligó a una espera de hasta cinco minutos. Cuando al llegar a la escalera eléctrica en Ermita iniciaba una batalla álgida por agarrar un escalón o al abordar el Metro en Atlalilco se descomponía el aire acondicionado y una suerte de olores inundaba el vagón.

Por la mañana, la anatomía de los usuarios podía conseguir formas increíblemente aeróbicas para acomodarse en el espacio mínimo, donde en situaciones anormales no cabe ni el aire.

La estación Insurgentes era la síntesis de una pista de baile, donde los observadores podían apreciar cómo se ejecutaba una especie de vals invisible. Decenas de cuerpos que se movían fluidos en línea recta y diagonal: tres pasos, pausa, adelante.

Los novios coordinaban con precisión el encuentro cotidiano: último vagón a la izquierda. Los apresurados ya ni calculaban la puerta que los llevaría a la escaleras, ya lo sabían.

Se impusieron normatividades espaciales al desplazamiento y secciones dividas por género: caballeros por un lado y damas por otro, para que las mujeres dejaran de sufrir manoseos discretos o descarados.

Poco a poco la Línea Dorada fue desplazando en amplia medida el uso de los transportes públicos tradicionales. Hasta 2014, cuando la obra presentó fisuras. Entonces, los RTP, que pararon inútiles en los deshuesaderos, regresaron como alternativa para el desplazamiento de los usuarios. “Cada vez está más cabrón”, se quejaban.

En cada parada, abundaron los puestos de quesadillas, tlacoyos, gorditas, tacos de canasta, mochilas y audífonos. Camiones que iluminaban su interior con focos fluorescentes que se detenían cada cinco minutos. Cuando la desesperación era tal, todo terminaba a mentadas o a golpes.

Al filo del 2018, y en el corazón de una de las ciudades más complejas, cualquier perspectiva sobre la Línea Dorada, la más moderna y costosa de la historia, resultaba una ficción especulativa. Se habló de nuevas rutas de la Línea: proyectos iban y planes venían.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

Escándalo en el fútbol de Nicaragua: descubrieron una red de “amaños de partidos” y suspendieron jugadores de por vida

Hasta 19 futbolistas han quedado vetados de toda actividad en este deporte, según informó la propia Fenifut

Amnistía Internacional pidió investigar al nuevo presidente de Irán, Ebrahim Raisi, por el asesinato y tortura de miles de disidentes

La ONG humanitaria denunció la participación del político, sancionado por los EEUU, en la llamada “comisión de la muerte”, que ordenó la ejecución extrajudicial de miles de disidentes presos a finales de los 80

Vladimir Putin fue el primer líder mundial en felicitar a Ebrahim Raisi, el ultraconservador ganador de las elecciones en Irán

El presidente ruso envió un mensaje al mandatario electo y le expresó el interés del Kremlin por profundizar las relaciones entre ambos países

Advirtió a Apple sobre los riesgos en China... y después, se hicieron realidad

Doug Guthrie pasó 1994 montando una bicicleta de una sola velocidad entre fábricas de Shanghái para realizar una tesis acerca de la industria china. Al cabo de unos años, era uno de los principales expertos estadounidenses en el giro de China hacia el capitalismo y ayudaba a las empresas a aventurarse en Oriente

Moscú registró un récord diario de casos de coronavirus por segundo día consecutivo

La capital rusa reportó 9.120 contagios en las últimas 24 horas. El alcalde de la ciudad afirmó que casi el 90% de las infecciones actuales corresponden a la variante Delta
MAS NOTICIAS