Fin de semana: 5 destinos naturales, cercanos a la CDMX, para visitar de ida y vuelta

Sitios de cascadas, grutas y santuarios se localizan a más de dos horas de la Ciudad

Las Grutas de Tolantongo son reconocidas por sus "pocitas" para nadar. (Foto: IG)
Las Grutas de Tolantongo son reconocidas por sus "pocitas" para nadar. (Foto: IG)

Tras varios meses de confinamiento en México, a causa de la pandemia de COVID-19, decenas de personas comienzan a salir y buscar espacios abiertos, pues de acuerdo con autoridades sanitarias son zonas más seguras para evitar la propagación del virus que ha dejado millones de infectados a nivel global.

Por ello, daremos a conocer un listado de al menos cinco zonas naturales que se pueden visitar a más de dos horas de camino en caso de vivir en la Ciudad de México, y a unos días de recibir el periodo vacacional de Semana Santa.

Grutas de Tolantongo, en Hidalgo.

Este maravilloso destino turístico es reconocido por sus famosas “pocitas”, pequeños espacios de aguas termales, sitio ideal para disfrutar en cualquier época del año.

Ubicado en el municipio de Cardonal, en el estado de Hidalgo, el sitio natural es popular por un gran número de cuevas, grutas naturales y túneles que forman parte de la Barranca de Tolantongo.

Sus impresionantes cascadas, paisaje montañoso y caudales con tonalidades turquesa atrapan las miradas de varios al pisar el lugar, que se localiza a aproximadamente tres horas y media de la Ciudad de México.

Valle de Bravo tiene una impresionante cascada. (Foto: Pixabay)
Valle de Bravo tiene una impresionante cascada. (Foto: Pixabay)

Valle de Bravo, Ciudad de México

Rodeado de varios edificios coloniales y calles con adoquines, Valle de Bravo es uno de los sitios más atractivos y cercanos a la Ciudad, pues se encuentra a poco más de dos horas al oeste. Sus atractivos principales son el lago de Avándaro, el pueblo y la vista panorámica de montañas que rodea la región.

Una de las atracciones es dar un recorrido en lancha o llegar hasta el santuario de la mariposa monarca, cuya temporada para observar a los pequeños insectos es entre marzo y abril, así como en noviembre. En el santuario se puede pasear a caballo o disfrutar de la naturaleza.

Cerca de ahí se localiza también la cascada conocida como Velo de Novia, mágica por su belleza natural.

El Nevado de Toluca es más visitado durante invierno. (Foto: Cuartosucuro)
El Nevado de Toluca es más visitado durante invierno. (Foto: Cuartosucuro)

Nevado de Toluca, Estado de México

Este volcán cuenta con una impresionante vista a sus lagunas que alberga. Se localiza a más de una hora de la CDMX, entre los valles de Toluca y Tenango. Lo importante es realizar un recorrido desde las faldas del lugar hasta el cráter.

Para aquellos que no puedan experimentar el recorrido caminando, existen algunas camionetas que ofrecen sus servicios para subir un tramo, ya que los automóviles particulares no pueden seguir, deberán permanecer abajo. Además, es una de las regiones más visitadas durante invierno, ya que a principios de enero se cubre de blanco.

Su principal atractivo son las figuras naturales al interior de las grutas en Guerrero. (Foto: Secretaría de Turismo)
Su principal atractivo son las figuras naturales al interior de las grutas en Guerrero. (Foto: Secretaría de Turismo)

Grutas de Cacahuamilpa, Guerrero

Se trata de un área natural protegida, localizada en la Sierra Madre del sur en el estado de Guerrero. Su principal atractivo son las figuras naturales al interior de las grutas, cuevas subterráneas que según testimonios, se trata de un sitio encantador. Se encuentran a dos horas y media de la CDMX.

Los visitantes disfrutan de la zona acuática y hay oportunidad de descender por el río Chontalcoatlán a rappel. Incluso, ofrecen expediciones con gente capacitada para poder conocer sin problema sus cuevas.

Luciérnagas en el Santuario. (Foto: AFP)
Luciérnagas en el Santuario. (Foto: AFP)

Santuario de la Luciérnaga, en Tlaxcala.

Localizado en el municipio de Nanacamilpa de Mariano Arista, en el estado de Tlaxcala, el santuario ofrece un gran espectáculo de estos pequeños y brillantes animalitos, que es recomendable visitar durante los meses de junio, julio y agosto.

El lugar cuenta con gran variedad de alojamiento, tal es el caso de cabañas para pernoctar en medio del gran bosque. Es importante destacar que, uno de los guías podrá llevar a los paseantes al interior del sitio, el acceso a éste es alrededor de las siete de la noche, después de varios minutos el espectáculo de luz que brindan los bichitos será indescriptible.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR