La defensa indirecta de Ricardo Salinas Pliego a Andrés Roemer, el académico acusado de violación

El empresario publicó un texto escrito por un amigo del diplomático que tiene 61 denuncias de abuso sexual

Ricardo Salinas Pliego publicó un texto, hecho por otro economista, en el que defendió a Andrés Roemer (FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO)
Ricardo Salinas Pliego publicó un texto, hecho por otro economista, en el que defendió a Andrés Roemer (FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO)

Andrés Roemer Slomianski ya tiene más de 60 acusaciones de abuso sexual, pero aún así existen personas que no quieren escuchar a las mujeres que hablan del mismo modus operandi en un poderoso hombre.

Dos de ellos son un economista con el nombre de Javier Bonilla Castañeda y el otro es el magnate Ricardo Salinas Pliego. El primero escribió un texto defendiendo al diplomático, mientras que el segundo publicó el documento a través de su blog y en el diario El Economista.

En el texto, Bonilla Castañeda se identificó como un amigo de Roemer Slomianski y explicó que lo ha conocido tanto en el ámbito profesional como en el personal. De acuerdo con él, nunca vio al escritor hacer algo " ofensivo, insultante o falto de respeto hacia las mujeres” por lo que no cree que pueda haber llegado a las violaciones.

“¿Puedo creer que alguna vez Andrés se haya pasado de la raya del buen gusto o la delicadeza al decirle un cumplido a una mujer? Quizás, nadie está exento de equivocarse. Ahora, ¿puedo creer que ante un rotundo ‘NO’ de una mujer Andrés se siguiera de frente con insistentes piropos o insinuaciones? No, eso me parece muy improbable. ¿Puedo creer que a la fuerza sometiera a alguien y la violara? Eso no, es imposible”, escribió Bonilla Castañeda.

El ensayista y diplomático ya tiene más de 60 denuncias (Foto: EFE/Hilda Ríos)
El ensayista y diplomático ya tiene más de 60 denuncias (Foto: EFE/Hilda Ríos)

A pesar de las decenas de acusaciones públicas y las tres denuncias interpuestas contra el escritor ante la Fiscalía General de Justicia (FGJ) por el delito de violencia sexual, el economista declaró que no existía ninguna denuncia contra Roemer Slomianski. Aunado a esto, señaló que esto podría ser políticamente motivado.

Nadie lo ha denunciado penalmente de ello, pero se ha insinuado en esa confusión y malabareo de términos ‘performáticos’ que tan mal sabor de boca me deja y que me hace dudar si no hay una agenda detrás de todo esto”, agregó.

Aunado a esto, el hombre escribió que vio una entrevista con una de las presuntas víctimas, a la cual no nombró, en la que ella describe su abuso. Pero a Bonilla Castañeda no le pareció que ella no fuera lo suficientemente específica para referirse a su situación, además de que se quejó de que ella no denunciara en el momento de los hechos, por lo que acusó a la presunta víctima de destruir a Romer Slomianski.

Estás destruyendo la integridad pública de una persona y arrasando con su existencia. Con un respaldo tan abrasador (de fuego) como el del movimiento #MeToo, que ha frenado verdaderas historias de abuso, agresión, explotación y violación, lo que falta es que las posibles víctimas sean precisas, claras y no ambiguas”, declaró.

El economista comparó su caso con el de Al Franken (Foto: Tomada de Instagram @roemerandres)
El economista comparó su caso con el de Al Franken (Foto: Tomada de Instagram @roemerandres)

Bonilla Castañeda también compartió acerca del caso del comediante y ex senador estadounidense, Al Franken, quien fue señalado en el movimiento #MeToo como acosador sexual en 2017.

El brillante senador estadounidense Al Franken fue acusado por el movimiento #MeToo. En cuestión de horas el escándalo había destruido su vida. Enmarcado en la política de las previas críticas demócratas a Trump tras las denuncias del propio #MeToo contra éste, la presión creció a una velocidad inverosímil y Franken tuvo que renunciar”, narró.

Según el autor del texto, Al Franken se arrepintió por haber renunciado a la política. No obstante, el ex senador compartió a la revista New York que hace unos años hubiera negado las acusaciones, no obstante, admitió que ha hecho algo mal y mostró su arrepentimiento por haber hecho sentir mal a las mujeres.

“Hace dos años, hubiera jurado que nunca había hecho nada para que nadie se sintiera incómodo, pero está claro que he estado haciendo algo. Como he dicho antes, me siento fatal porque alguien salió de una interacción conmigo sintiéndose mal”, explicó el ex senador de Minnesota.

Roemer cuenta con 3 denuncias en su contra ante la FGJ (Foto: EFE/ José Méndez)
Roemer cuenta con 3 denuncias en su contra ante la FGJ (Foto: EFE/ José Méndez)

Bonilla Castañeda entonces se excusó al decir que no puede negar absolutamente las acusaciones en contra de Roemer. No obstante, exigió que las mujeres hagan las denuncias con certeza y “responsabilidad”.

No puedo jurar por la vida de mis hijos que Andrés no pudo haber actuado de manera reprochable no separando entrevistas de trabajo de entrevistas de cupido. Pero sea el que sea el acto condenable, hay que definirlo, acotarlo y denunciarlo, con fuerza pero con responsabilidad”, demandó.

Finalmente, el economista explicó que no se puede probar algo que no pasó, por lo que el diplomático está metido en un gran problema. También acusó a México de tener una versión del #MeToo que no es tan avanzada como en Estados Unidos.

“Nadie puede probar un negativo (por ejemplo, demostrar que yo no he oído nunca esa canción). Sólo pueden probarse afirmaciones positivas, y eso pone a Andrés en un terrible aprieto. Más aún en un país con ciertamente mucha más violencia de género, violaciones y abusos contra las mujeres que en el mundo desarrollado, pero también en una nación con su propia versión subdesarrollada del #MeToo, en donde el juicio sumario se hace por colección de ‘likes, shares y tweets’”, terminó.

SEGUIR LEYENDO: