Caballitos de mar: el otro tráfico ilegal entre México y China

Exportar estas especies sin los permisos adecuados en México implica una pena de hasta nueve años de cárcel. Sin embargo, lejos de reducirse, el problema ha escalado en el país

Exportar estas especies sin los permisos adecuados en México implica una pena de hasta nueve años de cárcel
Exportar estas especies sin los permisos adecuados en México implica una pena de hasta nueve años de cárcel

Una nueva investigación reveló cuál es el papel de México en el tráfico internacional de caballitos de mar, especie marina altamente codiciada en China por su supuesta capacidad para curar determinadas dolencias.

Cerca de 100.000 caballitos de mar fueron traficados ilegalmente entre México y China entre el 2001 y el 2019, casi todo con rumbo hacia Pekín, Hong Kong y Shangái; según el último informe de Mongabay, sitio dedicado al periodismo ambiental independiente.

Los caballitos de mar están listados como especies Sujetas a Protección Especial bajo la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y la Ley General de Vida Silvestre, pero también están prohibidos en el artículo 420 del Código Penal Federal y cuentan con protección internacional en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Exportar estas especies sin los permisos adecuados en México implica una pena de hasta nueve años de cárcel. Sin embargo, lejos de reducirse, el problema ha escalado en el país.

Los caballitos suelen traficarse por la vía marítima, aérea y por paquetería
Los caballitos suelen traficarse por la vía marítima, aérea y por paquetería

Y es que durante el periodo 2001 a 2019, los traficantes intentaron sacar 95, 589 caballitos de mar de manera ilegal, mientras el resto fue a la venta local mexicana, de acuerdo con un registro elaborado por Diálogo Chino. De estos, el 64 % tenían como destino las ciudades chinas. Dos son las rutas del tráfico de caballitos de mar desde México hasta China continental. La primera va directo a Beijing y Shanghai y la segunda pasa por Hong Kong.

Los caballitos suelen traficarse por la vía marítima, aérea y por paquetería. A menudo se mueven entre los envíos de otros productos del mar secos o en el equipaje personal, o por otras rutas difíciles de detectar.

Se pueden encontrar fácilmente en las tiendas de mariscos secos de Hong Kong. Son productos de alto precio debido a la oferta limitada. El precio de 100 gramos de caballitos de mar secos varía entre USD 120 y 580 (entre 900 y 1500 dólares de Hong Kong), según el tamaño y el origen.

La investigación explica que los caballitos de mar quedan atrapados generalmente en las grandes redes de los barcos camaroneros, donde se congelaban y luego se deshidrataban, con el fin de ocultarlos con facilidad y conservarlos por largo tiempo.

La medicina tradicional (MTC) ve a los caballitos de mar como un medicamento que puede ayudar a fortalecer el riñón y equilibrar el Yin-Yang (Foto: HK01/ Mongabay)
La medicina tradicional (MTC) ve a los caballitos de mar como un medicamento que puede ayudar a fortalecer el riñón y equilibrar el Yin-Yang (Foto: HK01/ Mongabay)

En China, la medicina tradicional (MTC) ve a los caballitos de mar como un medicamento que puede ayudar a fortalecer el riñón y equilibrar el Yin-Yang, con el objetivo de tratar la impotencia masculina y la infertilidad femenina. Normalmente se consumen molidos y el caldos.

Sin embargo, aunque México tiene leyes estrictas contra el tráfico de vida silvestre, quienes son sorprendidos con caballitos de mar deshidratados parecen salir con sanciones muy indulgentes. Un caso mencionado en el informe, del ciudadano chino Zhen Daquan en 2018, dice que salió después de pagar una multa y con la prohibición de reingreso a México, sin ninguna pena de prisión de por medio.

En 2018, Animal Político informó que podían comprarse caballitos secos deshidratados incluso por internet, en la conocida plataforma de ventas en línea Mercado Libre.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: