De Cienfuegos a Gutiérrez Rebollo: los poderosos militares que han sido involucrados con el narco

La exoneración del General Salvador Cienfuegos Zepeda trajo a la memoria otros casos de personajes del Ejército señalados por presuntos vínculos con narcotraficantes

REUTERS / Carlos Jasso
REUTERS / Carlos Jasso

La exoneración del General Salvador Cienfuegos Zepeda, el ex secretario de la Defensa Nacional acusado por fiscales estadounidenses de coludirse con grupos de crimen organizado para traficar drogas, trajo a la memoria otros casos de personajes del Ejército señalados por vínculos con el narco.

En la declaración, los fiscales afirman que las pruebas demuestran que Cienfuegos Zepeda “nunca tuvo ningún encuentro con los miembros de la organización criminal investigados por las autoridades estadounidenses, ni mantuvo ninguna comunicación con ellos, ni llevó a cabo actos tendientes a proteger o ayudar a dichas personas”.

El ex general fue arrestado en octubre de 2020 en Los Ángeles acusado de narcotráfico y lavado de dinero. Los fiscales estadounidenses lo imputaban por proteger al llamado Cartel H-2, una facción separatista de la Organización Beltrán Leyva, y permitirles impunemente traficar miles de kilos de cocaína, heroína, marihuana y metanfetamina a Estados Unidos.

Jesús Gutiérrez Rebollo (Foto: Especial)
Jesús Gutiérrez Rebollo (Foto: Especial)

El caso del general Jesús Gutiérrez Rebollo fue uno de los primeros en 1997. Además de general diplomado del Estado Mayor, era director del Instituto Nacional para el Combate de las Drogas (INCD) en el sexenio del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León.

Eran los tiempos de la certificación antidrogas que, anualmente, Estados Unidos (EEUU) se daba el lujo de imponer al gobierno de México. Durante los siete años al frente de la Región Militar -que incluye los estados de Jalisco, Zacatecas, Colima, Sinaloa y Aguascalientes-, Gutiérrez Rebollo consiguió en junio de 1995 la captura de Héctor, El Güero, Palma; en mayo de 1996 la aprehensión del colombiano Iván Taborda; y en agosto de 1996 la detención de los hermanos Lupercio Serratos. Todos ellos eran narcotraficantes rivales del cártel de Juárez.

James Jones, el entonces embajador de EEUU en México estaba complacido. El presidente mexicano también, por eso lo designó al frente del INCD y se convirtió en el zar antidrogas. Apenas dos meses después, empezó la caída. Una llamada anónima reveló los presuntos nexos de Gutiérrez Rebollo con Amado Carrillo, El Señor de los Cielos que lideraba el cártel de Juárez.

Amado Carrillo, "El Señor de los Cielos", que compró la lealtad del general Jesús Gutiérrez Rebollo.
Amado Carrillo, "El Señor de los Cielos", que compró la lealtad del general Jesús Gutiérrez Rebollo.

Tiempo después trascendió que fue el chofer del general, Juan Galván Lara, quien realizó la llamada anónima y denunció que El Señor de los Cielos sobornó al general a cambio de no estorbar sus actividades, habló de fotografías donde ambos personajes conviven con total familiaridad y de documentos que probarían la propiedad del narcotraficante sobre el departamento en el que vivía el general Jesús Gutiérrez Rebollo.

Gutiérrez Rebollo fue condenado a 40 años de prisión y 31 años y 10 meses por otras causas criminales.

Tan solo unos meses después fue detenido el general Alfredo Navarro Lara por intentar sobornar delegado de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) en el estado de Tijuana. En aquella ocasión habría ofrecido un millón de dólares para que no persiguieran a los Arellano Félix, de acuerdo con ZetaTijuana.

Alfredo Navarro Lara recibió una sentencia de 20 años de cárcel por sus vínculos con el Cártel de Tijuana.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

El siguiente en la lista es Jorge Maldonado Vega, acusado también de proteger a los miembros del Cártel de Juárez; sin embargo fue absuelto de las imputaciones por recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada cuatro años después de estar preso en el penal del Altiplano.

Ya para los años 2000, resultaron detenidos Mario Acosta Chaparro y Francisco Quirós Hermosillo, quienes fueron condenados por 16 años seis meses por fomentar al narcotráfico. Un año después el general Ricardo Martínez Perea sería sentenciado a 15 años de cárcel por delitos contra la salud y hasta la fecha sigue encerrado en el Complejo Penitenciario Islas Marías.

Durante el sexenio de Felipe Calderón detuvieron a Juan Manuel Barragán por presuntamente estar aliado al general Navarro Lara, además de haber recibido sobornos del Cártel de Sinaloa por los que fue condenado a 15 años en la cárcel.

Tomás Ángeles Dauahare, Roberto Dawe González y Rubén Pérez Ramírez fueron detenidos en el 2012 por nexos con los hermanos Beltrán Leyva, pues de acuerdo con las autoridades, estos les habrían brindado información confidencia para que pudieran contrarrestar los operativos. Sin embargo, fueron absueltos de los cargos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: