Una vez a la semana: así habrían planeado el desvío millonario de la Estafa Maestra

Rosario Robles habría entablado reuniones con empresarios para determinar la ruta que seguiría el dinero

Rosario robles pretende ser un hijo colaborador de esta casa (Foto: Europa Press)
Rosario robles pretende ser un hijo colaborador de esta casa (Foto: Europa Press)

Rosario Robles Berlanga se encuentra en el ojo del huracán por su presunta participación en un esquema de desvío de recursos conocido popularmente como la Estafa Maestra, mientras se encontraba al frente de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Ahora, el ex oficial mayor de esta última dependencia, Emilio Zebadúa, declaró ante la Fiscalía General de la República (FGR) y reveló diversos detalles sobre el desvío como que la funcionaria mexicana habría realizado una junta cada semana para trazar la estrategia a seguir en adelante.

El medio mexicano El Universal reveló que Zebadúa también habría señalado al ex jefe de oficina de la Sedesol, Ramón Sosamonte Herreramoro, como quien contactó a los rectores de las universidades para hacer las subcontrataciones y desviar el dinero.

De acuerdo con el medio mexicano Sosamonte les explicaba las universidades y organismos cual de ellos conseguiría los contratos de las dependencias gubernamentales, así como los montos por los que deberían subcontratar.

El dinero del acuerdo habría sido recibido por la propia Robles Berlanga,   poco después de que se depositara en la cuenta de las empresas.(Fotoarte: Infobae, Jovani Silva)
El dinero del acuerdo habría sido recibido por la propia Robles Berlanga, poco después de que se depositara en la cuenta de las empresas.(Fotoarte: Infobae, Jovani Silva)

Una vez a la semana se habrían organizado comidas y reuniones en las que se establecía la cantidad de dinero que quedaría en poder de las escuelas y las cantidades que se entregarían a las universidades por actuar de esta maneras.

De acuerdo con la declaración que hizo Zebadúa. “Dichas negociaciones marcaban la ruta del dinero que se iba a seguir, así como los tiempos de entrega, generalmente se definía de acuerdo a las necesidades de la agenda de Rosario Robles.

El dinero del acuerdo habría sido recibido por la propia Robles Berlanga, poco después de que se depositara en la cuenta de las empresas. Este habría sido utilizado con fines política propagandística y actos proselitistas, según Zebadúa. Robles también es señalada por el ex funcionario porque supuestamente realizaban reuniones privadas con los operadores fiscales de empresas fachada.

El dinero, declaró, habría sido enviado directamente a las oficinas de Sedesol, pero este se retiraba y depositaba de nueva cuenta a la Robles Berlanga. Las declaraciones Zebadúa González busca el criterio de oportunidad para convertirse en un testigo colaborador.

La secretaría Robles Berlanga tuvo como política la utilización de los convenios con universidades públicas y organismos descentralizados estatales para hacer recursos líquidos para llevar a cabo actividades político-electorales, y de publicidad y promoción, no presupuestados de origen.
Sosamonte les explicaba a las universidades y organismos cual de ellos conseguiría los contratos de las dependencias gubernamentales, así como los montos por los que deberían subcontratar. (Foto: cuartoscuro)
Sosamonte les explicaba a las universidades y organismos cual de ellos conseguiría los contratos de las dependencias gubernamentales, así como los montos por los que deberían subcontratar. (Foto: cuartoscuro)

Recientemente Robles Berlanga también optó por ser testigo colaboradora, solicitud que realizan hoy los abogados ante la FGR, instancia que deberá manifestar el interés y en caso de aceptar será la que determine las condiciones, también buscará colaborar con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Lo anterior se da después de que la exfuncionaria lleva más de un año en prisión preventiva.

El litigante Epigmenio Mendieta explicó para W Radio que dicha situación fue el punto de quiebre, “si Rosario fuera sentenciada por un delito de esa naturaleza la pena que podría alcanzar sería de 45 años […] lo cual significaría que el resto de su vida la tendría que pasar recluida”.

El que Robles Berlanga opte por la figura de testigo colaborador, puntualizó, no se limita a realizar señalamiento en contra de otras personas sino aportar información verídica y útil, pero también sean datos que colaboren a corroborar los hechos ocurridos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Rosario Robles decidió ser testigo colaborador por desesperación, reveló su abogado

Estafa Maestra y Cruzada Contra el Hambre: los presuntos esquemas delictivos de Luis Videgaray para campaña de Peña Nieto

El abogado de Rosario Robles aseguró que no han recibido la orden de aprehensión por delincuencia organizada

López Obrador propuso el beneficio de testigo colaborador de Lozoya para Rosario Robles y “todo el que quiera informar”