“Trae piquetes, trae rotura de mandíbula”: crudas revelaciones de la familia del vendedor de tamales que murió tras ser arrestado en Celaya

La esposa e hijos de Juan Carlos Padilla no aceptaron los argumentos de la Fiscalía de Guanajuato sobre que el hombre falleció por un infarto agudo al miocardio

Juan Carlos Padilla Aranda, un vendedor de tamales en Celaya, Guanajuato, murió, según la Fiscalía General del estado, a causa de un infarto agudo al miocardio y no por los golpes que le habrían propinado dos policías.; sin embargo, esta versión fue rechazada por la familia de la víctima, la cual solicitó el apoyo de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato (PDHEG).

Por medio de un comunicado, las autoridades mencionaron que “contaban con un mandato judicial por un delito grave” en contra de Padilla, documento que les fue otorgado por un juez de control, el cual atendió los datos de prueba aportados por un agente del Ministerio Público a cargo de una investigación supuestamente en contra del comerciante, no obstante, no dieron más detalles acerca de la pesquisa o los motivos por los cuales determinaron proceder a su detención.

La Fiscalía de Guanajuato también apuntó que los elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) estaban cumpliendo con el mandato judicial, pero Padilla Aranda “opuso resistencia”, por lo que fue sometido, “como quedó plasmado en los videos que circulan en diversas redes sociales”.

Las autoridades también aseguraron que “jamás fue golpeado”, algo que “se puede constatar en los diversos videos que han proliferado y los captados por los vecinos que atestiguaron la detención, además de testimonios recabados donde se concretó la aprehensión”, pero esto ha sido algo que los familiares han negado.

La Procuraduría de Derechos Humanos de Guanajuato dijo que investigará el accionar de las autoridades. (Foto: Captura de pantalla)
La Procuraduría de Derechos Humanos de Guanajuato dijo que investigará el accionar de las autoridades. (Foto: Captura de pantalla)

En el comunicado, las autoridades mencionaron que se destinó un grupo multidisciplinario forense con el objetivo de realizar la necropsia, de la cual se dejó evidencia digital para que pueda ser revisada por otros expertos en la materia.

Respecto al infarto al miocardio que, según la Fiscalía, fue la causa de su muerte, puntualizaron que también solicitaron diversos estudios de fisiopatología. Por otra parte, destacaron que Padilla Aranda, de 54 años de edad, padecía de hipertensión y diabetes, además de que se encontraba en medio de un tratamiento médico.

De acuerdo con un video que la hija de la víctima subió a las plataformas digitales, se puede observar el momento en que los agentes bajan a Padilla de su camioneta e intentan detenerlo, presuntamente sin mostrarle alguna orden y sin identificarse. En esa misma grabación se muestra cómo uno de los elementos pone su rodilla sobre el cuello del vendedor.

Posteriormente, Juan Carlos Padilla fue detenido, pero debido a que presentaba problemas para respirar fue trasladado al Hospital General de Celaya, en donde llegó sin signos vitales. Seis horas después, sus familiares se enteraron de su paradero y de que había muerto.

La familia de Padilla Aranda se ha opuesto a la versión de la Fiscalía de Guanajuato. En este sentido, Rosa, esposa del vendedor, explicó en entrevista para Noticieros Televisa, que personal del hospital le dijo a su hija, quien entró a ver el cuerpo de su padre, que éste había llegado muerto. “Iba muy golpeado y no tenía signos vitales”, señaló.

1. Juan Carlos Padilla Aranda fue detenido por policías ministeriales en Celaya, Gto. 
2.El hombre, de oficio tamalero, fue sometido por los agentes, quienes no llevaban una orden de aprehensión. Lo sometieron con la rodilla en el cuello. 
3. Familiares de Juan Carlos exigían su liberación. 
4. Juan Carlos murió en el Hospital por las huellas de tortura
1. Juan Carlos Padilla Aranda fue detenido por policías ministeriales en Celaya, Gto. 2.El hombre, de oficio tamalero, fue sometido por los agentes, quienes no llevaban una orden de aprehensión. Lo sometieron con la rodilla en el cuello. 3. Familiares de Juan Carlos exigían su liberación. 4. Juan Carlos murió en el Hospital por las huellas de tortura

También dijeron que demandarán a las autoridades, pues rechazan sus argumentos. “No dijeron nada de los golpes que trae, no tiene información de las laceraciones, trae piquetes, trae rotura de mandíbula, nada de eso lo pusieron en la nota que nos dio el médico forense”, comentó el hijo del comerciante, quien destacó que la cara de su padre estaba “llena de sangre” y el cráneo “muy lastimado”.

La PDHEG resaltó que inició un expediente de queja y solicitó un informe detallado al director general de investigaciones de la Fiscalía General de Guanajuato, así como al director del Hospital General de Celaya.

Asimismo, levantaron testimonios en el lugar de los hechos, con el fin de conformar su propia pesquisa y contribuir a la familia del comerciante a esclarecer lo ocurrido. Por otra parte, la instancia de Derechos Humanos detalló que los tres miembros de la familia aceptaron su ofrecimiento para recibir acompañamiento psicológico.

El fiscal estatal, Carlos Zamarripa, dio a conocer que tres policías, presuntamente vinculados al homicidio, fueron detenidos. “La tarde de hoy, elementos de la AIC, bajo condiciones de oposición de un tumulto, cumplimentó una orden de aprehensión en Celaya. El inculpado perdió la vida. Los agentes han sido detenidos y su actuar será investigado a fin de esclarecer la mecánica de los hechos”, tuiteó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

¡Ayúdenme, dónde está la orden!: un comerciante murió después de que lo arrestaron con una rodilla en el cuello

“Fue infarto agudo”: la Fiscalía de Guanajuato se excusó por la muerte del comerciante Juan Carlos “N” y aseguró que sobre él pesaba un “delito grave”