“Fue infarto agudo”: la Fiscalía de Guanajuato se excusó por la muerte del comerciante Juan Carlos “N” y aseguró que sobre él pesaba un “delito grave”

Padilla Aranda vendía tamales desde hace 30 años en varios puntos de la ciudad, entre ellos afuera de la Plaza Veleros y en Galerías Tecnológico

Debido a un forcejeo con las autoridades, el hombre quedó inconsciente; los agentes lo trasladaron a la clínica municipal, donde en primer momento no lo atendieron. Padilla permaneció dentro de la unidad de la fiscalía 10 minutos, lapso en el que falleció bajo custodia de los agentes estatales

La Fiscalía General de Justicia de Guanajuato determinó que la causa de muerte del comerciante Juan Carlos Padilla Aranda no fue por uso excesivo de la fuerza a causa de agentes que pretendían arrestarlo, sino por un infarto agudo al miocardio.

En un comunicado, la Agencia de Investigación Criminal (AIC) agregó que el vendedor de tamales nunca fue golpeado, sino que se resistió al arresto y fue sometido. Además, que sobre él pesaba un mandato judicial por un delito grave, presuntamente, violación, según versiones extra oficiales.

Se destinó un grupo multidisciplinario forense para la práctica de la necropsia, de la cual se dejó evidencia digital, para que pueda ser revisada por cualquier experto en la materia, la causa de muerte que se determinó por los médicos forenses que la practicaron fue infarto agudo al miocardio; se han solicitado diversos estudios de histopatología”, añadió la AIC, sin especificar donde serían consultados los datos forenses.

Twitter Fiscalía General del Estado de Guanajuato (Foto: Twitter@FGEGUANAJUATO)
Twitter Fiscalía General del Estado de Guanajuato (Foto: Twitter@FGEGUANAJUATO)

Detenido el lunes 23 de noviembre, Padilla Aranda de 54 años se disponía a comprar unos lentes, en las calles Felipe Ángeles y Jaime Nuno, colonia Resurrección, municipio de Celaya. Ahí, tres agentes de Investigación Criminal (dos hombres y una mujer), llegaron para cumplimentar una orden de aprehensión. Como quedó registrado en un video, se observa el sometimiento hacia el comerciante.

Debido a ese forcejeo con las autoridades, el hombre quedó inconsciente; los agentes lo trasladaron a la clínica municipal, donde en primer momento no lo atendieron. Padilla permaneció dentro de la unidad de la fiscalía 10 minutos, lapso en el que falleció bajo custodia de los agentes estatales.

“Ayúdenme, dónde está la orden, ayúdenme”, gritó la víctima al momento de su arresto. Padilla, malherido, falleció ese mismo día en el Hospital General de la región.

Rosa Yolanda Samudio, pareja de Juan Carlos, aseguró que mientras ella y su esposo caminaban fueron abordados por varios sujetos, pensaron que eran secuestradores, pues nunca mostraron identificaciones u órdenes de aprehensión. La mujer aseguró que Juan Carlos forcejeó con los elementos para evitar que se lo llevaran. Los policías de la AIC de Guanajuato viajaban en una camioneta de la Fiscalía General de la Justicia.

1. Juan Carlos Padilla Aranda fue detenido por policías ministeriales en Celaya, Gto. 
2.El hombre, de oficio tamalero, fue sometido por los agentes, quienes no llevaban una orden de aprehensión. Lo sometieron con la rodilla en el cuello. 
3. Familiares de Juan Carlos exigían su liberación. 
4. Juan Carlos murió en el Hospital por las huellas de tortura
1. Juan Carlos Padilla Aranda fue detenido por policías ministeriales en Celaya, Gto. 2.El hombre, de oficio tamalero, fue sometido por los agentes, quienes no llevaban una orden de aprehensión. Lo sometieron con la rodilla en el cuello. 3. Familiares de Juan Carlos exigían su liberación. 4. Juan Carlos murió en el Hospital por las huellas de tortura

“Agentes de Investigación Criminal llevaron a cabo las acciones necesarias para cumplir un mandamiento judicial en Celaya, los AIC ubicaron al inculpado, se identificaron, este se resistió al arresto, sin embargo fue sometido y además se advierte que nunca fue golpeado”, refirió en contraste la Fiscalía guanajuatense, con lo cual contradice que los tres funcionarios no se hubieran identificado, pero no reparan en el detalle de la orden de arresto.

Rosa Yolanda y su familia se enteraron del paradero del comerciante a través de redes sociales, seis horas después de su captura. De acuerdo con la mujer, en cuentas de denuncias ciudadanas reportaron que un hombre gravemente herido había llegado al Hospital General Celaya.

Tras lo hechos, Fátima Padilla, hija de la víctima, publicó en redes sociales: “Escribo con un nudo en la garganta y con los ojos llenos de lágrimas, estamos viviendo tiempos terribles en los que ya no sabemos de quién hay que cuidarnos, hoy despido con gran tristeza a mi héroe, a mi amor eterno. [...] Hombre que sin importar la lluvia, frío, calor, se iba a vender sus tamales y siempre tenía una sonrisa para la gente, hoy despido con impotencia y con un gran profundo dolor y vacío a mi padre”.

El fiscal de Guanajuato anunció la detención de los ministeriales implicados (Foto: Twitter/carloszamarr)
El fiscal de Guanajuato anunció la detención de los ministeriales implicados (Foto: Twitter/carloszamarr)

Padilla Aranda vendía tamales desde hace 30 años en varios puntos de la ciudad, entre ellos afuera de la Plaza Veleros y en Galerías Tecnológico.

“Ahora se sabe por la entrevista tomada a los familiares de Juan Carlos ‘N’ y su expediente clínico, que él padecía hipertensión y diabetes. Se encontraba en tratamiento médico”, reiteró la AIC para esclarecer en qué condiciones fue arrestado el comerciante.

Por último, la institución señaló que seguirá con los protocolos de investigación que lleven a mayores explicaciones y continúan con el acopio de indicios. Mientras tanto, Carlos Zamarripa, anunció que los agentes involucrados en el caso fueron detenidos para indagar sus responsabilidades en el fallecimiento de Juan Carlos Pandilla Aranda.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

¡Ayúdenme, dónde está la orden!: un comerciante murió después de que lo arrestaron con una rodilla en el cuello

Narcofosas en Guanajuato: la trágica herencia del “Marro”

Violencia en Guanajuato: a plena luz del día ejecutaron a un hombre en León