“El mundo de las finanzas ha sido muy masculino”: cómo una asociación civil busca eliminar la brecha de género en el manejo de capital privado

Un estudio evidenció la gran diferencia que existe entre la participación de hombres y mujeres en los fondos de inversión en México


(Cortesía: Mujeres Invirtiendo)
(Cortesía: Mujeres Invirtiendo)

En la Industria del Capital Privado mexicano –que actualmente asciende a unos 60 mil millones de dólares– ha quedado expuesto un factor que genera una seria preocupación: la evidente falta de equidad de género entre sus actores principales.

Por hacer una idea, nueve de cada diez personas que toman las decisiones respecto a temas de inversión son hombres; el 22% de los fondos de este tipo ni siquiera cuentan con la participación de mujeres en sus equipos de inversión.

Así lo reflejó el primer Estudio de Diversidad e Inclusión en Capital Privado en México (EDIC), edición 2020, llevado a cabo por la Asociación Mexicana de Capital Privado (AMEXCAP). Con estos datos la asociación alerta sobre la prioridad que tiene resolver este tema en dicha industria, a fin de acelerar el paso para cerrar la brecha entre hombres y mujeres.

(Cortesía: Mujeres Invirtiendo)
(Cortesía: Mujeres Invirtiendo)

Una nueva asociación civil, oficialmente establecida como tal a principios de este mes de octubre, busca soluciones para las mujeres que se ven afectadas por este problema. Se trata de “Mujeres Invirtiendo”, un grupo que desde hace unos cinco años han fomentando la participación de mujeres en las inversiones privadas del país. Dicha organización acaba de constituirse como una entidad sin ánimo de lucro y con personalidad jurídica plena para defender esta causa.

“Nosotras no queremos culpar a los hombres o parecer víctimas, pero lo que sí vemos es que hay una oportunidad, porque la falta de participación de la mujer significa que tenemos que desarrollar nuestras redes y contactos para poder compartir los deals también entre nosotras. Que cuando se quieran establecer negocios se pueda pensar también en las mujeres”, señaló en entrevista para Infobae México, Anna Raptis, presidenta de la asociación.

La líder de Mujeres Invirtiendo, quien tiene más de 20 años de experiencia en el tema, explicó que la falta de equidad de género en este ámbito no se debe achacar solo a exclusión solo por el hecho de ser mujer, o a una indiscriminación –o rechazo– plenamente consciente de parte de los hombres en el capital privado.

(Cortesía: Mujeres Invirtiendo)
(Cortesía: Mujeres Invirtiendo)

El problema se debe en gran parte –explicó– a que ese mundo ha sido, desde siempre, bastante manejado entre hombres. Entonces entre ellos tienen sus socios e inversores de confianza, con quienes han establecido relación, y entonces es entre ellos que limitan sus tratos o convenios a la hora de tomar decisiones.

A veces las redes de contactos de las mujeres no son tan profundas, entonces lo que buscamos desde Mujeres Invirtiendo es fomentar el desarrollo de este tipo de redes de contactos, profundizarlas, fortalecerlas, para ampliar las oportunidades de negocio a las mujeres del sector”, enfatizó Raptis.

Entonces la nueva asociación civil busca generar esas relaciones laborales –dentro de los fondos de inversiones– entre mujeres del capital privado: tejiendo una red de contactos nutrida, fomentando esas conexiones de confianza básicas para todo tipo de tratos y ofreciendo capacitaciones a fin de que las mujeres expriman, en la mayor medida de lo posible, todas sus capacidades.

Las mujeres son clave para tener mejores resultados

Está demostrado que los fondos de inversión que cuentan con equipos balanceados en cuestión de género tienen un mayor y mejor rendimiento. La Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés) señala en un estudio que dichos fondos presentaron un exceso de tasa interna, con un retorno neto de hasta 1.7 puntos porcentuales por encima de la media.

La misma IFC asegura que esos datos solo demuestran la correlación que existe entre los equipos equitativos y las altas tasas de retorno.

“Somos complementarios; tener diferentes puntos de vista en un equipo hace el análisis más robusto y eso permite analizar los negocios de una forma más completa, aunado a un mejor funcionamiento del equipo”, sostuvo Anna Raptis.

(Cortesía: Mujeres Invirtiendo)
(Cortesía: Mujeres Invirtiendo)

“Empezamos como un grupo de amigas que ‘oye no somos tantas mujeres en esta industria, ¿qué es lo que podemos hacer para fomentar más participación?”, contó Raptis del inicio de la asociación que hoy en día busca financiarse a través de una campaña de crowdfunding en la plataforma Donadora.

“El mundo del capital privado, y en general el de finanzas, ha sido muy masculino. Y ha sido un tema de género, en el que los hombres han estado más encargados de las finanzas y de manejar el patrimonio. Ahí radica la importancia de Mujeres Invirtiendo: no es un tema de hombres contra mujeres, o que los hombres conscientemente quieran excluir a las mujeres”, recapituló la presidenta de la asociación civil.


MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El 6.2% de las mujeres trabajan sin recibir un sueldo, frente al 4.6% de los hombres: IMCO

Igualdad de género: el Gobierno estableció que las sociedades tienen que tener la misma cantidad de hombres y mujeres en sus directorios

Más de 200 mujeres líderes asumieron un compromiso público para impulsar la igualdad de género en el trabajo

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos