Tren Maya estará listo en 2023: titular de Fonatur refrendó el compromiso de entregar la megaobra en el tiempo previsto

El proyecto es uno de los más importantes para el presidente López Obrador y se ha visto detenido por la pandemia, amparos y licitaciones desiertas

Rogelio Jiménez Pons, titular del Fonatur. (Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro)
Rogelio Jiménez Pons, titular del Fonatur. (Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro)

El Tren Maya es una de las obras más importantes para la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador y a pesar de las problemáticas relacionadas con amparos en contra de su construcción o licitaciones desiertas, Rogelio Jiménez Pons, titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), refrendó el compromiso de que el proyecto se entregue en 2023 e inicie a operar en 2024.

Durante una entrevista con el diario Milenio, el titular de la dependencia que se encarga de esta megaobra comentó que en la actualidad, el desarrollo y la definición del Tren Maya se encuentra en una etapa avanzada, pues el 90% de su ruta ya ha sido determinada, aunque aceptó que deberán llevar a cabo algunos ajustes.

El funcionario detalló que la pandemia de COVID-19, sí impactó en las gestiones referentes a la obra, pues muchas de ellas se tuvieron que suspender durante la etapa más dura de la emergencia sanitaria, pero en las últimas semanas ya se ha retomado el ritmo, beneficiados por el hecho de que se trata de una actividad a campo abierto.

Además, señaló que se tiene un control de los trabajadores y estos no tienen la necesidad de viajar en transporte público, pues cuentan con campamentos que están “debidamente desinfectados. Vamos bien, siento que los retrasos no son significativos, es recuperable en gestiones y cuestiones complementarias”.

En la construcción del tren se han tenido que realizar modificaciones al trazo para evitar pasar por cenotes o zonas arqueológicas. (Foto: Twitter@TrenMayaMX)
En la construcción del tren se han tenido que realizar modificaciones al trazo para evitar pasar por cenotes o zonas arqueológicas. (Foto: Twitter@TrenMayaMX)

Respecto a los cambios uno de los más relevantes es que se había previsto que las vías del tren pudieran entrar en algunas ciudades de los cinco estados del sureste mexicano por los cuales pasará; sin embargo, se encontraron con problemas respecto a este asunto, por lo que el transporte deberá pasar por la orilla de las localidades.

Un ejemplo de esta situación fue en los trayectos de Valladolid a Coba y de Coba a Tulum, pues señaló que la zona de Coba tiene cenotes y zonas arqueológicas que los obligaron a modificar el trazo, así como aquellos particulares que no querían las vías pasara por su propiedad. “No hay expropiaciones”, puntualizó Jiménez Pons.

Otro de los cambios relevantes que anunció durante esta entrevista tiene que ver con el Tramo 5 del tren, el cual irá de Cancún a Tulum y estaba previsto a que se dividiera en cuatro trayectos, pero ahora dio a conocer que únicamente constará de un par. La licitación para este proyecto se dará a conocer la siguiente semana, explicó.

Cabe recordar que el 1 de octubre, el presidente López Obrador también informó sobre la construcción de un nuevo aeropuerto en Tulum, con el objetivo de que sea un complemento del Tren Maya en la atracción del turismo en la zona, que es una de las principales actividades económicas.

“Les adelanto que se va a construir el nuevo aeropuerto de Tulum y se va a terminar el tramo de Tulum a Escárcega para que el Tren Maya sirva de transporte desde Palenque hacia el Golfo (...) Está el proyecto avanzado, vamos a explicar todo, de modo que Quintana Roo va a tener mucho auge”, indicó el mandatario mexicano durante su conferencia de prensa matutina.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

Sobre la Manifestación de Impacto Ambiental, Jiménez Pons detalló que se “está respondiendo toda la serie de cuestionamientos que se hicieron”, además de que atendieron a las observaciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, como que el inventario de vegetación y fauna fuera aumentado.

En este sentido, otro de los anuncios que se dieron a conocer recientemente es que el Fonatur y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) firmaron un acuerdo de colaboración para que el 40% de la ruta del Tren Maya se mueva con energía eléctrica.

A través de un comunicado, Fonatur informó que los tramos Mérida-Cancún-Chetumal serán electrificados, lo que representa 680 kilómetros de ruta, incluyendo vías dobles para servicios múltiples.

Según ambas dependencias, en apego al compromiso del gobierno de México para la protección del medio ambiente, el diseño de estos tramos se modificó para incorporar la tracción eléctrica en el material rodante y en la infraestructura ferroviaria. Asimismo, para el resto de la ruta queda abierta la posibilidad de electrificar en un futuro.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

López Obrador anunció que se construirá un nuevo aeropuerto en Tulum, joya del turismo mexicano

Fonatur y CFE firmaron acuerdo para que el 40% del Tren Maya funcione con energía eléctrica

Tren Maya: el gobierno de México ofrece empleos con sueldos que van de 6,000 a 30,000 pesos

Fonatur declaró desierta la licitación por el Tramo 5 del Tren Maya después de recibir una única postulación