Una grieta en el corazón: damnificados del 19-S no olvidan el terremoto que les quitó su patrimonio

Pese a que el gobierno ha apoyado con dinero para rentas y hay mesas de trabajo, las víctimas de aquel sismo aún no tienen certeza sobre su futuro

Testimonios damnificados sismo 19 septiembre (Videos: Infobae)

Aquel 19 de septiembre de 2017, Héctor acudió a un trámite de pasaporte al edificio de la Secretaría de Relaciones Exteriores, localizado en Av. Insurgentes Sur 1391. Estaba en el séptimo piso cuando un sismo de magnitud 7.1 sacudió al centro del país, pero pudo bajar por las escaleras y ponerse a salvo. Alrededor de una hora antes participó en el simulacro, al conmemorar otro terremoto sucedido 35 años atrás; pero aquel martes del siniestro, lo último en que pensó el ciudadano capitalino fue en los protocolos de Protección Civil.

Esperó unos minutos antes de ir a su casa, en Vértiz 1233, Colonia Letrán Valle, alcaldía Benito Juárez; para ello caminó por unos cuarenta minutos y observó el caos en la Ciudad de México mientras recorría las calles. Vivía solo, pero le preocupaba el estado de su vivienda, que sufrió daños estructurales.

Actualmente renta un departamento, pues el edificio que habitó por 15 años fue demolido totalmente, apenas hace un mes, sin embargo, tres años después, sigue en la incertidumbre sobre su patrimonio. Hasta 2019 recuperó sus muebles, para este 2020 recién elaborarán estudios y el anteproyecto de reconstrucción, luego vendrá la aprobación y finalmente la obra.

El sismo ocurrió a las 13:14 horas y tuvo epicentro 12 km al sureste de Axochiapan, Morelos, según el informe especial del Servicio Sismológico Nacional de México (Foto: Archivo)
El sismo ocurrió a las 13:14 horas y tuvo epicentro 12 km al sureste de Axochiapan, Morelos, según el informe especial del Servicio Sismológico Nacional de México (Foto: Archivo)

Tres años después del sismo está por hacerse el proyecto para hacer un nuevo edificio y tardará, quién sabe, ¿otros dos años?, es decir, voy a regresar a mi casa cinco años después en el mejor de los casos”, dijo en entrevista con Infobae México.

Como Héctor, otros damnificados de la Ciudad de México esperan por la reconstrucción, no obstante que el gobierno ha entregado viviendas o apoyo con dinero para alquiler, algunas víctimas del 19-S podrían volver al sitio que habitaron hasta el 2022, cinco años después del evento que dejó 369 muertos y más de 7,000 heridos.

La profesora Silvia daba tutorías en la Facultad de Veterinaria de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) cuando el sismo, de lo primero que notó fue que, si se había sentido tan fuerte en Ciudad Universitaria que está sobre roca volcánica, la situación en la ciudad era grave.

Luego de unos minutos fue al metro y se dirigió a la estación Etiopía, desde Universidad. Llegó a La Morena 607, Colonia Narvarte, subió al sexto piso de su edificio para rescatar a su perra y los seis gatos que entonces tenía. La zona en que habitaba sufrió colapsos de otras construcciones; con otros condominos realizó guardias para cuidar que no hubiera saqueadores. Al quedarse sin hogar, vivió con una amiga por cinco meses hasta que rentó un departamento con ayuda del gobierno capitalino.

El temblor ocurrió en la misma fecha que otro de los más grandes siniestros sacudió al centro del país, en 1985 (AFP)
El temblor ocurrió en la misma fecha que otro de los más grandes siniestros sacudió al centro del país, en 1985 (AFP)

El edificio de Morena 607 sigue en pie, los vecinos tienen hasta el próximo 30 de septiembre para sacar todas sus pertenencias y después comenzará la demolición; esto, tras aprobarse el convenio de reconstrucción, aunado a un anteproyecto pendiente, así como la incertidumbre de cuánto dinero podría otorgarse a la obra, misma que habría de comenzar en 2021 y estaría lista hasta dos años después.

Todavía no sabemos cuánto tiempo vaya a llevar, nos han dicho que la construcción, una vez que empiece, puede durar 15 meses, y pues nosotros calculamos más de 15 meses, difícilmente se cumplen esos tiempos, serían prácticamente dos años más (luego de 2021), tampoco tenemos una seguridad completa de la cantidad que el fideicomiso podría poner para la reconstrucción del edificio”, externó la doctora en Nutrición Animal.

Mónica estaba en la planta baja de su lugar de trabajo, en Eje 5 y Av. Universidad, por lo que pudo desalojar en cuanto empezó a temblar. No entraban las llamadas para conocer si su hijo, hija y esposo estaban bien, pero luego intercambió mensajes con ellos.

Las grietas (líneas rojas) en Villa Centroamericana, Tláhuac, alcanzan los 22 metros de profundidad (Foto: Cortesía)
Las grietas (líneas rojas) en Villa Centroamericana, Tláhuac, alcanzan los 22 metros de profundidad (Foto: Cortesía)

Lo primero que hizo fue acudir a la casa de sus padres, en la colonia Portales, para verificar que estuvieran en buen estado. Con su familia ya había acordado que la casa de los abuelos sería el punto de reunión ante emergencias como la del 19-S. Tras recoger a su hija de la secundaria, en Coyoacán, regresó a casa de sus padres. Por la tarde acudió a su edificio, en Paseo de Los Pirules 100, Colonia Paseos de Taxqueña. Extrajo documentos importantes, así como pertenencias valiosas.

Cuando se quedó sin casa, la familia de Mónica vivió dos meses con los padres de ella, luego tuvo que rentar un espacio de apenas 55 metros cuadrados, hasta que pudo mudarse a un departamento un poco más amplio, pero no como el que tenía. Al igual que Héctor y la profesora Silvia, desperdigó sus muebles con amigos o en bodegas.

Para 2018, la edificación de 19 departamentos en Pirules 100 fue demolida, ahora están las promesas de reconstrucción, para ello, Mónica y sus vecinos ya han coordinado mesas de trabajo con las autoridades capitalinas. Pero la incertidumbre por volver a tener un patrimonio aún pesa sobre ella y su familia.

El edificio de la señora Martínez será demolido, pero no sabe cuándo, mientras, aún lo habita (Foto: Cortesía)
El edificio de la señora Martínez será demolido, pero no sabe cuándo, mientras, aún lo habita (Foto: Cortesía)

“El sábado 19 de septiembre cumplimos tres años fuera de casa aún sin iniciar la construcción del edificio, y si tomamos en cuenta que el promedio para construir un edificio es de 24 meses, pues cuando estemos nuevamente en casa habrán pasado cinco años desde el sismo que nos cambió la vida”, lamentó la politóloga de la UNAM, quien agregó que tienen constancia de anteproyecto para la obra, pero no, la fecha en que iniciaría.

Un caso más grave es el de la señora Ana María Martínez, habitante de la unidad Villa Centroamericana y del Caribe, alcaldía Tláhuac, quien relató que las grietas generadas por el sismo del 19-S siguen sin ser atendidas, por lo que su edificio está en un asentamiento riesgoso. Aunque le han dicho que el edificio C, condominio 9, donde vive, será demolido, no sabe cuándo será.

Me dijeron que para agosto, pero no me dijeron de que año”, ironizó sobre la fecha de atención, luego de tres años en que su casa resultó afectada con cuarteaduras en el techo. Sobre otros edificios de la misma unidad, aquello sugerido es demoler y construir sobre la misma zona fangosa en que se encuentra actualmente, aún cuando la recomendación de Protección Civil fue reubicar a las familias.

Para octubre de 2017, la Secretaría de Salud reportó que hubo 7,289 personas heridas y 369 muertos a causa del temblor (Foto: EFE/STR)
Para octubre de 2017, la Secretaría de Salud reportó que hubo 7,289 personas heridas y 369 muertos a causa del temblor (Foto: EFE/STR)

Ella se encontraba lavando trastes, su hijo acababa de comer, antes de ir a trabajar, cuando ocurrió el temblor; en otra habitación se encontraba su madre, de avanzada edad; pero ninguno de las tres desalojó el departamento 101. Cuando terminó el evento registró su casa y encontró daños en el techo. Según estudios de mécanica de suelos, las grietas adjuntas a su vivienda y que atraviesan debajo de ella, tienen una profundidad de 22.5 metros.

Hizo algunos arreglos, pero los daños estructurales del terreno, acusó, no puede repararlos. Denunció que por las grietas del 19-S se cuela el agua de lluvias, como las registradas en la última semana. Según la señora Martínez, el líquido de las precipitaciones termina por desgastar el asentamiento de su edificio, lo que la tiene en peligro constante.

Hasta que haya muertos el gobierno va a hacer algo”, dijo, sobre la tardanza de las autoridades por resolver las problemáticas de aquel terremoto, a tres años de distancia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

A dos días del 19-S, Miss Moni, ex directora del Colegio Rébsamen, comparece por homicidio culposo

Damnificados por el terremoto de 2017: tres años en espera de reconstrucción

Coronavirus en México: ya rebasa los 72,000 muertos y 684,113 contagios

MAS NOTICIAS