México sigue de pie: UNAM recordó los sismos del 19 de septiembre y llamó a la protección civil

En un comunicado, la universidad recordó que los sismos pueden llegar en cualquier momento y que afectan a otras regiones del país, además de la capital

MEX145 CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 19/09/2017.- Rescatistas y voluntarios trabajan en las tareas de rescate en el Colegio Enrique Rebsamen hoy, martes 19 de septiembre de 2017, en Ciudad de México (México). Por lo menos 20 niños y dos adultos murieron, y otras 38 personas están desaparecidas, en una escuela que se derrumbó en el sur de Ciudad de México a causa del sismo que hoy sacudió amplias porciones del país. (Foto: EFE/STR)
MEX145 CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 19/09/2017.- Rescatistas y voluntarios trabajan en las tareas de rescate en el Colegio Enrique Rebsamen hoy, martes 19 de septiembre de 2017, en Ciudad de México (México). Por lo menos 20 niños y dos adultos murieron, y otras 38 personas están desaparecidas, en una escuela que se derrumbó en el sur de Ciudad de México a causa del sismo que hoy sacudió amplias porciones del país. (Foto: EFE/STR)

Este jueves, la Universidad Nacional Autónoma de México publicó un boletín para recordar el tercer aniversario de los sismos del 19 de septiembre de 2017 y el trigésimo quinto aniversario de los sismos de 1985.

A pesar de que esos dos eventos son significativos debido a la coincidencia en el día y la magnitud destructiva de los movimientos, sobre todo en la capital del país, la UNAM invitó a la población a tomar conciencia del riesgo que este fenómeno geológico representa de forma permanente. Además resaltó que no es un hecho que esté acotado a la Ciudad de México. Estos dos sismos también fueron especialmente destructivos en comunidades de Oaxaca, Puebla y otros estados del Valle de México.

Los expertos de la UNAM, Víctor Hugo Espíndola Castro, del Servicio Sismológico Nacional (SSN) del Instituto de Geofísica y Dora Carreón Freyre, del Centro de Geociencias pusieron énfasis en la construcción de una cultura de prevención para estos desastres y en el conocimiento civil sobre ellos, tanto en los protocolos de seguridad y simulacros como en las causas humanas que los agravan.

Algunas de las acciones que potencian el riesgo de un sismo son la extracción de agua subterránea de los mantos, una práctica muy frecuente en la ciudad de México, la densidad poblacional extrema en la urbe y la corrupción y negligencia en la industria de la construcción.

A tres años del último gran sismo en la capital del país, muchos de los edificios nuevos que colapsaron son responsabilidad directa de las empresas de construcción que cortaron gastos en materiales y diseño estructural.

Damnificados 19s (Foto: Coordinación de Damnificados)
Damnificados 19s (Foto: Coordinación de Damnificados)

Por otra parte, los datos del SSN dejan claro que la posibilidad de otro sismo igual de destructivo es permanente. La inversión en el instituto y la mejora de las tecnologías de detección encontraron que, en 2019 su red de equipos localizó 24 mil sismos, la mayoría de ellos imperceptibles. Y, en el transcurso de 2020, han detectado 22 mil.

El país está ubicado en una zona de alta sismicidad, lo que explica la persistencia de estos movimientos. Las placas tectónicas del Caribe, el Pacífico, la Norteamericana, la de Rivera y la de Cocos rodean a México y, de acuerdo con la información del SSN, todas están en constante movimiento. No hay forma de predecir el momento exacto del próximo gran sismo en el país, pero es seguro que llegará en algún momento.

El Atlas Nacional de Riesgos es una herramienta del Gobierno Federal diseñada para entender de forma clara y transparente el potencial de gravedad de las afectaciones causadas por algún desastre natural en una zona determinada. Esta herramienta es una ventana para que la población entienda mejor el lugar que habita y la prevenciones que necesita tener.

Ejercicios de protección civil como los simulacros, los planes familiares y las mochilas de emergencia son medidas individuales indispensables para que la ciudadanía esté preparada. El 2019, la Comisión Nacional de Protección Civil (CNPC) y el Gobierno de la Ciudad de México acordaron realizar tres simulacros generalizados por año en la capital.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Además, el Gobierno de la Ciudad de México organiza un mega simulacro anual durante el aniversario de los sismos. Sin embargo, este año dicho simulacro fue cancelado por las mismas autoridades para impedir conglomeraciones en el contexto de crisis sanitaria.

La CNPC recuerda las principales acciones que se deben tomar en cuenta en caso de un sismo: Conservar la calma, replegarse en zonas de menor riesgo, no utilizar elevadores ni escaleras, alejarse de ventanas y objetos que puedan caer, en planta baja se recomienda salir tomando precauciones, desconectar la electricidad y cerrar las llaves de agua y gas, si ocurre al manejar, prender las luces intermitentes, frenar lentamente y estacionarse en un sitio seguro y, cuando termine el sismo, salir con precaución por las rutas de evacuación.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Damnificados por el terremoto de 2017: tres años en espera de reconstrucción

Qué son los terremotos y por qué son frecuentes en México

A dos días del 19-S, Miss Moni, ex directora del Colegio Rébsamen, comparece por homicidio culposo