La muerte del “Cabo 33”: cómo la caída del líder del CJNG y la reorganización de plazas amenaza a Tijuana

Mario Delval Barocio, lugarteniente del CJNG, fue ejecutado presuntamente por gatilleros del Cártel de Sinaloa

Imagen Ilustrativa. El asesinato de un jefe de plaza del CJNG supone un aumento de violencia en la ciudad de Tijuana, Baja California (Foto: Ayuntamiento de Tijuana)
Imagen Ilustrativa. El asesinato de un jefe de plaza del CJNG supone un aumento de violencia en la ciudad de Tijuana, Baja California (Foto: Ayuntamiento de Tijuana)

Acostumbrada a la muerte, la ciudad de Tijuana, Baja California, tiene estos días una ración extra. El asesinato del presunto jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación, Mario Delval Barocio, alias “El Cabo 33″, supone un aumento de la violencia en la región.

El secretario de Seguridad de Tijuana, Jorge Ayón Monsalve, aseguró que la ejecución del criminal podría desencadenar la reorganización de plazas.

“Desafortunadamente, ha sido histórico que cuando esto sucede, se reorganizan. Entre ellos están el ajuste de cuentas, para recuperar territorios, algunas plazas. Desde entonces, hemos tenido conversaciones con el director de la policía, con el Ejército y la Fiscalía General del Estado para ver qué se puede hacer “, señaló.

Además, explicó que en las reuniones de Seguridad acordaron tener mayores filtros en las entradas y salidas de la ciudad para buscar una contención y así la violencia no se desborde.

Desde 2018, “Cabo 33″ o “El Mariolas”, de 33 años, fue identificado por las autoridades como uno de los administradores de los puntos de venta de drogas, así como responsable de las ejecuciones del Cartel Jalisco Nueva Generación en los municipios de Tijuana y Ensenada. Fue ejecutado el sábado por la noche en el área del Hipódromo de Tijuana, frente a una reconocida plaza comercial en el área.

Mario Delval Barocio, "El Cabo 33" fue abatido, el pasado sábado 18 de julio (Foto: Instagram/demoler_)
Mario Delval Barocio, "El Cabo 33" fue abatido, el pasado sábado 18 de julio (Foto: Instagram/demoler_)

De acuerdo con los medios locales, el “Cabo 33″ recibió un disparo mortal en el pecho, que lo dejó tendido boca arriba en el estacionamiento de una plaza.

Al lugar del crimen llegó una mujer, que fue notificada por teléfono del ataque. La persona identificó al occiso como Mario Delval Barocio y detalló que su familia era de Sinaloa, pero que él había nacido en Tijuana y fue concesionario de autos.

Los gatilleros no dejaron evidencia balística en la escena, pero fueron grabados a través una cámara de videovigilancia; sin embargo, hasta el momento, las corporaciones no han reportado ningún detenido.

Se presume que Deval Barocio era perseguido por sicarios del Cártel de Sinaloa desde 2018, cuando un grupo de asesinos que se autodenomina CJNG Comando la Mancha, sentenciaron y asesinaron a un grupo de vendedores de drogas de la organización de Sinaloa.

De acuerdo con los informes oficiales, el “Cabo 33″ fue arrestado en 2015 en compañía de su hermano Raymundo y otros dos hombres, en el Tercer Tramo del río Tijuana, por el delito de tráfico de drogas, y como sospechoso de homicidio, pero fue liberado.

Su identidad se hizo pública en marzo de 2018. A partir de ese momento, las fuerzas coordinadas lo colocaron como el jefe de una célula criminal responsable de “administrar los puntos de venta de drogas y reclutar o asesinar a la competencia, a quienes conocían porque habían traficado previamente con ellos”.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Cementerio clandestino: encontraron 12 cuerpos en una fosa de Tijuana