Sólo estos pacientes con COVID-19 podrán tomar dexametasona sin tener reacciones secundarias

La Secretaría de Salud señaló que será usada bajo estrictos estándares médicos

La dexametasona en dosis no controladas podría provocar reacciones negativas en los pacientes con COVID-19 (Foto: REUTERS/Yves Herman)
La dexametasona en dosis no controladas podría provocar reacciones negativas en los pacientes con COVID-19 (Foto: REUTERS/Yves Herman)

Esta tarde desde el Palacio Nacional, José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología, exhortó a la ciudadanía a no automedicarse con dexametasona, ya que podría tener reacciones secundarias.

Detalló durante la conferencia número 127 del trigésimo cuarto día de la nueva normalidad, que ensayos clínicos han comprobado que la dexametasona tiene efectos positivos para combatir el COVID-19, sin embargo, debe ser en dosis controladas por personal médico capacitado.

Pidió a quienes están contagiados con el virus SARS-CoV-2 y están en casa, que no adquieran dexametasona y continúen su tratamiento con medicamentos que les hayan recetado en farmacia para controlar su cuadro sintomatológico.

Detalló que aunque la dexametasona es positiva, esta sólo es útil para pacientes que tienen un avance grave de coronavirus.

El director de epidemiología del gobierno de México, José Luis Alomía, señaló que los enfermos de COVID-19 no deben adquirir la dexametasona y automedicarse (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez/Archivo)
El director de epidemiología del gobierno de México, José Luis Alomía, señaló que los enfermos de COVID-19 no deben adquirir la dexametasona y automedicarse (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez/Archivo)

“Tanto la investigación internacional como nacional, en relación con la dexametasona, lo que ha revelado es que sí tiene una utilidad en el tratamiento del paciente grave y además a dosis bajas”, señaló el funcionario.

“Decir que tiene utilidad en el paciente grave y a dosis bajas, entonces lleva implícito que es un tratamiento que solo se debe usar en el segundo y tercer nivel de atención que es donde están los pacientes hospitalizados”, agregó.

De tal modo, los pacientes que no están graves no deben adquirirlo y consumirlo. En dosis no controladas podría adelgazar la piel, dejar manchas rojas o púrpura, así como dolor de cabeza, en el mejor de los escenarios.

Estudios científicos de campo han comprobado la efectividad del fármaco contra el coronavirus (Foto: REUTERS/Yves Herman)
Estudios científicos de campo han comprobado la efectividad del fármaco contra el coronavirus (Foto: REUTERS/Yves Herman)

No debe utilizarse en el primer nivel de atención ni en los pacientes ambulatorios, porque los efectos y el uso de este medicamento es más bien para controlar, para, en su momento mitigar las acciones que produce la gravedad de la enfermedad. Y cuando hablamos de dosis bajas, precisamente es una dosis que debe ser calculada y suministrada por profesionales que la sepan manejar”, externó Alomía Zegarra.

“Esta es la recomendación para las personas que están en casa, si yo creo ser un caso sospechoso de COVID o ya me diagnosticaron COVID, pero soy un caso leve que puedo seguir mi evolución en domicilio no debo ir a adquirir este medicamento y tomarlo, porque más que un beneficio que no está demostrado en ese nivel más bien me puede traer una complicación sobre todo si no lo sé dosificar, si no es un médico preparado que me lo está dando”, añadió.

De tal modo, aunque será usado en el futuro cercano para medicar a los pacientes graves, no se debe administrar sin prescripción médica en donde se detalle los miligramos y periodicidad en que debe ser tomada.

Hasta este sábado la dexametasona no ha sido aprobada de forma oficial (Foto: EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo)
Hasta este sábado la dexametasona no ha sido aprobada de forma oficial (Foto: EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo)

No obstante, hasta este sábado 4 de julio, el medicamento no ha sido oficialmente aprobado y sigue en la mesa de revisión de las autoridades correspondientes.

Alomía Zegarra detalló que en los próximos días se hará una publicación oficial sobre el uso de la dexametasona y ahí se detallarán sus efectos.

Va a ser oficial hasta que se emita este posicionamiento ya quedó en los comités consensuado, solo falta que salga el documento, esto será en los próximos días”, precisó.

La dexametasona forma parte del grupo de fármacos que han sido investigados por científicos nacionales y extranjeros para comprobar su utilidad en la mitigación de síntomas provocados por el nuevo coronavirus, al igual que lo ha sido el Remdesivir y la Hidroxicloroquina.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Estos son los 6 fármacos más prometedores que testean en el mundo para combatir el coronavirus

México superó los 30,000 muertos y los 250,000 contagiados de COVID-19

Así es salir a comer ahora en CDMX: las imágenes del primer día de los restaurantes en la Nueva Normalidad

MAS NOTICIAS