Con el desconfinamiento progresivo hay riesgo de repunte de COVID-19: López-Gatell

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud señaló que la población mexicana no puede estar permanentemente en confinamiento, por lo que llamó a respetar la sana distancia y usar el cubrebocas en espacios públicos

(Video: Twitter/HLGatell)

A pesar de que aún no exista una vacuna o un tratamiento eficaz contra el coronavirus (COVID-19), el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló este sábado que la población mexicana no puede estar mucho tiempo más en estado de confinamiento, tanto por salud mental como por afectaciones económicas.

No podemos estar permanentemente y perpetuamente en el estado de confinamiento, llevamos casi tres meses en ello, la sociedad tiene una consecuencia positiva cuando reduce la movilidad pública y ese es el objetivo primario

En este sentido, con el cambio de color de “rojo” (maximo riesgo) a “naranja” (riesgo alto) en el semáforo epidemiológico en 18 estados del país, las restricciones de actividades como medidas sanitarias se podrán relajar en las próximas semanas.

Tenemos que llegar a un punto de equilibrio apropiado, y en este momento en que en algunos estados ya se empieza a apreciar, y eso significa el color naranja en el semáforo: una reducción en el número de hospitalizaciones diarias, una reducción en el número de casos diarios, una ocupación hospitalaria que empieza a ser suficiente, entonces empezamos a desconfinar, a abrir. ¿Cómo?, de una manera que debe ser ordenada, progresiva, cuidadosa y manteniendo una vigilancia estrecha, todos los días lo hacemos
18 entidades del país han transitado al color "naranja" del semáforo epidemiológico y podrán realizar más activides (Foto: Reuters)
18 entidades del país han transitado al color "naranja" del semáforo epidemiológico y podrán realizar más activides (Foto: Reuters)

Sin embargo, López-Gatell aclaró que con el desconfinamiento progresivo hay un riesgo de que se dé un repunte de la epidemia en México. Por ello, hizo énfasis en que la “nueva normalidad” implica que se siga evitando el contacto con otras personas, que se pospongan actividades que no son urgentes y que se utilice el cubrebocas siempre que no se pueda tener distancia, con el fin de evitar en lo posible los contagios, y que los negocios vayan reabriendo poco a poco.

No quiere decir que estemos exentos de riesgo de que repunte la epidemia en cualquier lugar del país. Puede ocurrir, ha ocurrido en otros países. En otros países lo que han hecho es: en el momento que detectan que empieza a repuntar la epidemia, dan marcha atrás en algunas de las medidas y se establecen restricciones, empezando por aquellas actividades que implican la mayor cantidad de personas en el espacio público

Además, insistió que el tiempo de la epidemia en el país será larga, por lo que el objetivo de las restricciones en la movilidad y el trabajo, así como en el uso del espacio público, era hacer más lentos los contagios y no colapsar el sistema de salud pública.

Quien vea que se va a acabar súbitamente la epidemia, no está entendiendo el concepto. Hemos dicho que se va a acabar hasta octubre en algunos sitios, en algunos estados, en algunos municipios, se va a acabar antes (...) Si las personas salen al espacio público, pero conservan la sana distancia, se lavan las manos, hacen el estornudo de etiqueta, no salen cuando tienen síntomas, porque saben que podrían estar enfermos, etcétera, eso va reduciendo la proporción de personas que en el espacio público son contagiantes
La nueva normalidad implica evitar el contacto con otras personas para evitar en lo posible los contagios, y que los negocios vayan reabriendo poco a poco (Foto: Reuters)
La nueva normalidad implica evitar el contacto con otras personas para evitar en lo posible los contagios, y que los negocios vayan reabriendo poco a poco (Foto: Reuters)

Recordó que, por ejemplo, con el virus de la influenza A H1N1, que surgió en 2009 y también se volvió una pandemia, hasta 2014 se han registrado brotes periódicos.

También detalló que cada año mueren en México 28 mil personas por influenza o neumonía, aunque no siempre se llegue a este último diagnóstico, y que ahora el COVID-19 se sumará a las enfermedades respiratorias que causan estos fallecimientos.

Finalmente, el funcionario de Salud destacó que nada hubiera sido posible sin la colaboración de los gobiernos de los estados, al argumentar, que gracias a sus acciones se evitó que la situación fuera mucho peor.

Con los años, el COVID-19 se sumará a las enfermedades respiratorias que causan estos fallecimientos por neumonía (Foto: Reuters)
Con los años, el COVID-19 se sumará a las enfermedades respiratorias que causan estos fallecimientos por neumonía (Foto: Reuters)

La Secretaría de Salud (Ssa) informó este sábado durante la conferencia sobre el avance de coronavirus (COVID-19) en México que, hasta el momento se han registrado 212,802 casos confirmados de COVID-19 y 26,381 defunciones desde finales de febrero, cuando se encontró el primer positivo.

Lo anterior significa que en las últimas 24 horas se presentaron 4,410 casos de contagio más que en el corte del viernes, es decir, un incremento de 2.1 por ciento; así como 602 decesos en el mismo periodo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Coronavirus en México: el país superó los 26,000 muertos y llegó a los 212,802 casos confirmados

Así será la reapertura en el Centro Histórico de la CDMX

Semáforo del coronavirus en México: 14 estados estarán en color rojo y 18 en naranja la próxima semana


MAS NOTICIAS