Aún y con pandemia, las exportaciones alimentarias de México resisten

El superávit en el comercio exterior agroalimentario de enero a abril alcanzó un saldo de USD 4,843 millones

Fotografía del proceso de empaque de aguacate en una productora el 20 de febrero de 2020, en el municipio de Tancitaro, en el estado de Michoacán (México). EFE/ Luis Enrique Granados
Fotografía del proceso de empaque de aguacate en una productora el 20 de febrero de 2020, en el municipio de Tancitaro, en el estado de Michoacán (México). EFE/ Luis Enrique Granados

Los datos del primer cuatrimestre de 2020 revelan que las exportaciones agroalimentarias mexicanas resisten con entereza a la pandemia: pese a todo, la balanza comercial de estos productos tuvo un repunte del 11.68% en ese periodo.

"Como el comercio de bienes, sobre todo productos perecederos, no tiene una grave afectación en las cadenas globales de valor, los productos mexicanos continúan exportándose", explicó a Efe la coordinadora de Negocios Globales de la Universidad Iberoamericana, Aribel Contreras.

Según los datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), el superávit en el comercio exterior agroalimentario de enero a abril alcanzó un saldo de USD 4,843 millones, un aumento de USD 506 millones frente al mismo tramo del año anterior.

NÚMEROS AL ALZA

El sector agroalimentario va a seguir en los próximos meses "creciendo en este mismo ritmo, en esta misma propulsión" ya que será de los mejores parados tras la crisis. (Foto: REUTERS/Alan Ortega)
El sector agroalimentario va a seguir en los próximos meses "creciendo en este mismo ritmo, en esta misma propulsión" ya que será de los mejores parados tras la crisis. (Foto: REUTERS/Alan Ortega)

Los productos con mayores incrementos en exportaciones fueron el aguacate, con 24.77% e ingresos por USD 1,289 millones; tequila y mezcal, con 35.21% y USD 738 millones, y tomate, con 13.09% y un acumulado de USD 1,019 millones.

El crecimiento en la balanza comercial de este primer cuatrimestre tiene más valor al compararse con las cifras de 2019, cuando el superávit fue de USD 9,091 millones, el más alto en 28 años, de acuerdo a los registros del Banco de México compartidos por la Sader.

Para Contreras, el sector agroalimentario va a seguir en los próximos meses "creciendo en este mismo ritmo, en esta misma propulsión" ya que será de los mejores parados tras la crisis.

RESENTIMIENTO EN ABRIL

El director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), Juan Carlos Anaya, alertó en una entrevista con Efe de "una caída importante" en las exportaciones en el mes de abril, principalmente en el sector hortofrutícola. (Foto: EFE/Cortesía Huerta Agro Jaguar)
El director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), Juan Carlos Anaya, alertó en una entrevista con Efe de "una caída importante" en las exportaciones en el mes de abril, principalmente en el sector hortofrutícola. (Foto: EFE/Cortesía Huerta Agro Jaguar)

Sin embargo, el director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), Juan Carlos Anaya, alertó en una entrevista con Efe de "una caída importante" en las exportaciones en el mes de abril, principalmente en el sector hortofrutícola.

"Se ve que el cierre en Estados Unidos de restaurantes, hoteles y comida rápida hizo que hubiera menos demanda de los productos hortofrutícolas. El 56% de todo lo que exporta México en agroalimentación son estos productos, y el 80% de ellos va a Estados Unidos", indicó.

Anaya apuntó que la exportación de frutas en abril, en tasa interanual, cayó un 17% en volumen y un 26.5% en valor, mientras que el volumen exportado de hortalizas cayó un 20.8% y el valor un 11.5%.

"Vemos que mayo va a tener un efecto igual. Junio a lo mejor ya se empieza a recuperar con la reactivación que ha tenido Estados Unidos. Vamos a ver una mejora, esperemos que no haya rebrotes", pronosticó.

FACTOR T-MEC

La estacionalidad implicaría que algunos meses no entrarían productos mexicanos al país vecino, o lo harían con muchas limitaciones, para favorecer el mercado interno estadounidense. (Foto: EFE/Luis Enrique Granados)
La estacionalidad implicaría que algunos meses no entrarían productos mexicanos al país vecino, o lo harían con muchas limitaciones, para favorecer el mercado interno estadounidense. (Foto: EFE/Luis Enrique Granados)

El consultor descartó que la entrada en vigor el próximo 1 de julio del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) suponga un cambio sustancial a lo visto hasta ahora en las exportaciones, ya que "la relación con Estados Unidos es muy estrecha y ese es un tema más bien político".

"Para mí estábamos mejor con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, en vigor desde 1994) que con el T-MEC, porque se están revisando temas laborales, ambientales y otros, y se va a poner más dura la relación con Estados Unidos", reflexionó.

En esa misma línea, Contreras aseveró que la nueva alianza no será "una llave mágica que abra de manera exponencial los números de las exportaciones mexicanas".

La académica manifestó su preocupación por la posibilidad de que el Gobierno estadounidense aplique cuotas de estacionalidad, una "amenaza latente" no contemplada en el T-MEC, pero muy repetida en este año electoral por varios cargos republicanos.

La estacionalidad implicaría que algunos meses no entrarían productos mexicanos al país vecino, o lo harían con muchas limitaciones, para favorecer el mercado interno estadounidense.

“Debemos estar muy observadores sobre qué va a pasar con esta postura de Estados Unidos con el tema de la estacionalidad agrícola”, advirtió acerca de este riesgo.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Hacienda rechazó que el Gobierno quiera apropiarse de las Afores: preparan propuesta en torno al sistema de pensiones

IMSS: cómo solicitar el seguro por desempleo ante la crisis por coronavirus

Jubilación: cómo tramitar tu pensión si perteneces al Régimen del 73

MAS NOTICIAS