Tras la emergencia por el coronavirus, el turismo en el Caribe mexicano deberá enfrentarse al sargazo

Autoridades estatales y federales han llevado a cabo la planeación de estrategias para aminorar el impacto de esta alga de cara a la reapertura de las actividades

La tormenta tropical Cristóbal generará un importante incremento en los niveles de la alga. (Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro)
La tormenta tropical Cristóbal generará un importante incremento en los niveles de la alga. (Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro)

Uno de los estados que ya tiene lista su reapertura turística es Quintana Roo, el cual reiniciará sus actividades el lunes 8 de junio después de que la pandemia de la COVID-19 les obligara a parar de manera inédita. No obstante, en esta nueva etapa tanto gobierno como iniciativa privada deberán atender un problema que se ha vuelto recurrente en los últimos años: el sargazo.

Para esta ocasión, habrá que atenderse de una manera distinta este problema y es que la tormenta tropical Cristobal, en Quintana Roo, trajo consigo un masivo recale de esta alga sumado al que ya había llegado a sus costas a inicios del mes de mayo. Por ello, el gobernador de la entidad, Carlos Joaquín González, anunció trabajos en coordinación con la Marina para mantener las playas libres.

De acuerdo con contraalmirante de la Secretaría de Marina, Enrique Flores Maldonado, coordinador de la Estrategia para la atención del Sargazo en Quintana Roo, actualmente se está llevando a cabo el proceso de colocación de 652 metros de barrera en Manahual y 1,200 metros en Tulum, con el fin de evitar que pase la macroalga.

Según información del secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, este año se destinaron 85,634,000 de pesos con el fin de “construir cinco sargaceras, 5,119 metros de barreras, 17 metros fuera de borda, así como un tractor”, todo con el fin de evitar que el sargazo afecte la recuperación turística de la zona.

Se espera que la ocupación hotelera en Cancún, que reabrirá este 8 de junio, sea del 40 por ciento. (Foto: Cuartoscuro)
Se espera que la ocupación hotelera en Cancún, que reabrirá este 8 de junio, sea del 40 por ciento. (Foto: Cuartoscuro)

Aunque la tormenta tropical representará afectaciones en cuanto a un incremento en la cantidad de sargazo en las playas, Ojeda Durán comunicó que durante junio y julio, los niveles de la alga en la Península de Yucatán y demás costas del Caribe mexicano sea menor que en años pasados.

“Tenemos el estudio que nos arroja que durante los meses de junio y julio va a haber muy poco sargazo. Afortunadamente las corrientes nos están ayudando, están haciendo que la alga se vaya hacia el norte (...) por lo que el arribo del sargazo va a ser un poco benéfico en comparación con la del año 2018 y 2019”, comentó en conferencia de prensa.

A pesar de este panorama, en Quintana Roo, la apertura turística busca tener una importante relevancia en la nueva normalidad de las personas, pues de acuerdo con las autoridades del estado, se espera que haya cerca de un 40% en la ocupación hotelera en las semanas inmediatas.

Debido a esto, el gobierno y asociaciones hoteleras lanzaron una campaña, que involucra a más de 200 empresas, contempla la promoción de todos los destinos de Quintana Roo, como Cancún, Riviera Maya, Cozumel, Isla Mujeres, Holbox y la Costa Maya, donde se ubica Mahahual.

El primer mercado al que estará abierto el turismo será el nacional. (Foto: Jorge Delgado/Reuters)
El primer mercado al que estará abierto el turismo será el nacional. (Foto: Jorge Delgado/Reuters)

El dirigente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, Roberto Cintrón Gómez, explicó que todos los prestadores de servicios ofrecerán promociones, como dar dos noches gratis o un 20% descuento, por mencionar algunas.

El primer mercado que se va a reactivar, no sólo en Quintana Roo sino también en los demás destinos del país, va a ser el nacional, por eso es que estamos saliendo primero en español”, detalló para después puntualizar que se debe ser realista y no esperar los mismos índices de ocupación que tenían en marzo, por ejemplo.

“Gradualmente se van a ampliar esos niveles de ocupación, si no hay hoteles abiertos, si no hay productos turísticos abiertos, las aerolíneas no van a venir a Cancún y por lo tanto no va a haber turistas. Por eso es tan importante que todos los productos turísticos empecemos a abrir el 8 de junio”, señaló.

Esperemos que para julio o para agosto podamos tener unas ocupaciones de hasta el 50, 55 o quizá un 60%, hay que ser realistas y ver lo que está pasando con los destinos que nos proveen de esos turistas, hablando de las urbes, ciudades como Guadalajara, Ciudad de México y Monterrey”, agregó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA