El gobierno de la CDMX presentó una iniciativa para reformar el presupuesto ante emergencias

Los ajustes podrían realizarse en caso de que vuelva a ocurrir una contingencia sanitaria, como la actual, o incluso un desastre natural

Claudia Sheinbaum refirió que se respetarían los principios de transparencia y austeridad necesarios. (Foto: Jorge Núñez/EFE)
Claudia Sheinbaum refirió que se respetarían los principios de transparencia y austeridad necesarios. (Foto: Jorge Núñez/EFE)

El gobierno de la Ciudad de México mandó una propuesta al Congreso local a través de la cual buscaría realizar una modificación a la Ley de Austeridad capitalina para poder llevar a cabo ajustes presupuestales si ocurre cualquier tipo de contingencia, la cual podría ir desde una situación sanitaria, como la que se vive actualmente, hasta un desastre natural.

Fue la jefa de gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, quien motivó esta reforma con la que solicitó a los diputados agregar un artículo bis que le permita a la Secretaría de Finanzas realizar los ajustes necesarios al presupuesto en caso de ser necesario. La principal razón por la cual determinó esto es que la contingencia de COVID-19 dio cuenta de la necesidad de invertir más en recursos para los rubros de la salud.

Además, por medio de esta iniciativa se buscaría garantizar que la economía de la ciudad no sufra durante próximos escenarios complejos, “de acuerdo a todos los principios de transparencia, austeridad republicana, que sean necesarios para poder adecuar el presupuesto”, comentó durante una videoconferencia de prensa.

En este sentido, Sheinbaum Pardo explicó que la iniciativa establece que por ley deberá enviarse una solicitud todas las ocasiones en que busque realizarse una modificación en el presupuesto que corresponda a cierto porcentaje del ingreso y del egreso. El proceso deberá cumplir con los niveles de transparencia que requiere el Congreso de la Ciudad de México.

Con esta iniciativa no sería necesario solicitar la opinión del Congreso para modificar el presupuesto. (Foto: Twitter@GobCMDX)
Con esta iniciativa no sería necesario solicitar la opinión del Congreso para modificar el presupuesto. (Foto: Twitter@GobCMDX)

Puntualmente, la iniciativa de decreto buscará que se adicione el Artículo 23 Bis, así como un último párrafo al Artículo 88 de la Ley de Austeridad, Transparencia en Remuneraciones, Prestaciones y Ejercicio de Recursos de la CDMX, pues actualmente señala que cuando se rebase el 10% del presupuesto anual asignado a cualquier dependencia, la jefa de gobierno debe solicitar la opinión del Congreso.

Otro de los puntos relevantes de esta propuesta es la eliminación de la entrega de informes financieros por parte del gobierno capitalina hacia el Congreso cuando realice un ajuste en caso de contingencia, cuya reducción equivale hasta a 5% de los ingresos previstos en el calendario mensual de recaudación.

Sin embargo, lo que sí se mantendría sería la emisión de un informe trimestral en relación a la conciliación de las modificaciones realizadas, explicando a detalle los fundamentos, motivos y razonamientos de tales ajustes.

La mandataria se mostró confiada respecto a que se logre esta modificación y precisó que en caso de aprobarse, sería posible realizar ajustes presupuestarios para este año, los cuales son necesarios, comentó, debido al panorama que dejará la pandemia del nuevo coronavirus.

Una vez que se hagan cambios al presupuesto, las dependencias deberán entregar un informe trimestral explicando las modificaciones realizadas. (Foto: Carlos Jasso/Reuters)
Una vez que se hagan cambios al presupuesto, las dependencias deberán entregar un informe trimestral explicando las modificaciones realizadas. (Foto: Carlos Jasso/Reuters)

Cabe recordar que recientemente Sheinbaum también anunció que como parte de las acciones para subsanar la crisis económica, se reducirá en un 50% el gasto corriente del presupuesto de la ciudad. Aclaró que esta disminución no afectará los servicios públicos y tampoco a los trabajadores de la administración pública de la capital.

Tampoco afectará a los programas sociales prioritarios y por el contrario, se reforzarán 36 de ellos para atender las necesidades la ciudadanía, entre los que destacan: salud, educación, movilidad, seguridad, vivienda, empleo e infraestructura.

Por lo tanto, aún se contempla la terminación del Hospital de Topilejo y de Cuajimalpa, los programas Mi beca para empezar, CDMX capital cultural, el de erradicación de violencia contra las mujeres, así como la terminación de proyectos del Metro, Metrobús, Trolebús y Cablebús.

Hasta el momento, la capital del país se mantiene como una de las entidades donde el riesgo epidémico se mantiene elevado, pues del total de casos de COVID-19 a lo largo de la nación (78,023), poco más de 12,500 corresponden a la Ciudad de México.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Estos son los sectores que reanudarán actividades a partir del lunes en la CDMX

Gobierno de la CDMX reducirá el 50% del gasto corriente sin contemplar despidos: Sheinbaum

Termina la sequía: el lunes reinicia la producción de cerveza en la Ciudad de México

MAS NOTICIAS