Barbosa presentará decreto para frenar operaciones de Volkswagen y Audi en Puebla

El gobernador aseguró que no existen las condiciones necesarias para iniciar actividades en el sector automotriz

(Foto: Twitter/@MBarbosaMX)
(Foto: Twitter/@MBarbosaMX)

La industria automotriz en México fue considerada una de las actividades esenciales para los planes del regreso a la “nueva normalidad”, pues consideran indispensable que se reinicien las actividades económicas junto a Estados Unidos y Canadá.

Graciela Márquez, secretaria mexicana de Economía, aseguró que las industrias mineras, de la construcción y automotriz iniciarían actividades tan ponto como fuera posible debido a la lógica planteada y aceptada por el Tratado Comercial entre los tres países de América del Norte.

Al respecto, Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, se opuso a las decisiones tomadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y aseguró que solamente permitiría el regreso al trabajo en las plantas si la curva de contagios en su territorio comienza el descenso.

A través de las redes sociales expresó que no existen las condiciones de salud necesarias para poner en marcha la industria automotriz en Puebla, además de asegurar que en su decisión “no hay ningún desafío a las autoridades", pues ejerce "los niveles de autoridad que competen a mis funciones y que están previstas en la Ley”.

“La industria del armado de vehículos es muy importante para el país y para Puebla, debemos actuar con cuidado. Debe ser la autoridad federal, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social la que regule su funcionamiento. Mi llamado es a que tengamos en cuenta las condiciones existentes sobre la pandemia. Exhorto a las autoridades federales a que asuma esa decisión”, escribió.

(Foto: Twitter/@MBarbosaMX)
(Foto: Twitter/@MBarbosaMX)

Desde el lunes 18 de mayo arrancaron las actividades de la industria automotriz. General Motors y BMW en San Luis Potosí iniciaron con la etapa de regreso escalonado. En Querétaro, el 20% del personal empezó regreso a las labores, de acuerdo con el diario Milenio. Coahuila reinició actividades en las plantas de General Motors y en Aguascalientes, Nissan y Compas arrancaron algunos de los procesos en sus plantas, aunque con sus respectivas restricciones sanitarias.

En Puebla, las plantas de Volkswagen y Audi emitieron su preocupación, además de pedir a Barbosa que oficialice su decisión a través de un tratado que, en primera instancia, sería respetada por la industria automotriz.

El gobernador de Puebla, por su parte, aseguró en su conferencia de prensa del 21 de mayo que fue muy claro con su posicionamiento, pero si quieren decretos, entonces habrá decretos a publicarse, a más tardar, el 22 de mayo.

“En el tema de Volkswagen y Audi, bueno vamos a ver si cuando llegue mi decreto lo respetan, espero que sí, vamos a ver. El decreto puede ser emitido hoy mismo, a más tardar mañana, para que de manera directa sepan la posición del gobierno. Qué más claridad quieren después de lo que he dicho, redicho, contradicho y repetido. No hay mejor sordo que el que no quiere oír. Yo lo he repetido de manera muy clara. Quieren decreto, habrá decreto”, encaró el gobernador.

FILE PHOTO: A general view of the Volkswagen construction plant which reopened after closing down last month due to the coronavirus disease (COVID-19) outbreak in Bratislava, Slovakia April 28, 2020. REUTERS/Radovan Stoklasa/File Photo
FILE PHOTO: A general view of the Volkswagen construction plant which reopened after closing down last month due to the coronavirus disease (COVID-19) outbreak in Bratislava, Slovakia April 28, 2020. REUTERS/Radovan Stoklasa/File Photo

La promesa de recular su decisión parece que no será cumplirá, pues en Puebla los números de contagios por coronavirus continúan en aumento, de acuerdo con el último corte de la Secretaría de Salud estatal.

El número de contagios confirmados fue de 1,803 pacientes, pero solamente 463 fueron considerados como activos; es decir, que presentaron la sintomatología en los últimos 14 días. Por otra parte, se habló de 242 defunciones.

Por otra parte, 900 pacientes aguardan los resultados de sus exámenes clínicos, pero se mantienen con el estatus de sospechosos. También se registraron 2,787 personas diagnosticadas como negativas a la enfermedad COVID-19 y un estimado de 1,109 pacientes recuperados.

MÁS SOBRE EL TEMA:

“No hay condiciones para que regrese a actividades la industria automotriz en Puebla”, aseguró Barbosa

Audi México detendrá su producción en Puebla por coronavirus

México alcanzó los 6,510 muertos y 59,567 contagiados por COVID-19