Coronavirus en México: el complicado panorama para reactivar una economía que se descompone rápidamente

La pandemia del COVID-19 no sólo afectó la salud de los mexicanos, además le dio un duro golpe a la economía nacional

La STyPS reportó que del 13 de marzo al 6 de abril se habían perdido 346,800 empleos en México, pero la economía informal ronda el 56%, por lo que se desconoce la cifra real de desempleo (Foto: Cuartoscuro)
La STyPS reportó que del 13 de marzo al 6 de abril se habían perdido 346,800 empleos en México, pero la economía informal ronda el 56%, por lo que se desconoce la cifra real de desempleo (Foto: Cuartoscuro)

Con la entrada de la Fase 3 de contingencia por la pandemia de coronavirus (COVID-19), el pasado 21 de abril las autoridades sanitarias ampliaron las medidas preventivas como el aislamiento social, para evitar un ascenso rápido de contagios y un colapso en el ya careciente sistema de salud.

Sin embargo, el COVID-19 no sólo ha afectado la salud de miles de mexicanos. El cierre de negocios, la pérdida de un sinnúmero de empleos y la ausencia de un plan eficiente por parte del Gobierno Federal ha provocado un duro golpe en la economía del país.

Así lo indicó la columnista Isabella Cota en el diario El País, quien en su texto titulado La economía de México se descompone a pasos agigantados señala que esta emergencia sanitaria complicó la recaudación tributaria y puso al sector empresarial en un serio riesgo de entrar en una crisis profunda y rápida.

“El corazón de esta crisis económica detonada por el coronavirus es la incertidumbre; la falta de conocimiento sobre cuánto durará no permite a los actores económicos, ya sean empresarios, empleados o trabajadores informales, hacer planes o saber cuándo contarán con su próximo ingreso. Salvaguardar los ingresos de las familias es, por lo tanto, una de las claves que definirán si la economía se reactiva de manera rápida o no”, se lee en su texto.

La emergencia sanitaria complicó la recaudación tributaria (Foto: AP)
La emergencia sanitaria complicó la recaudación tributaria (Foto: AP)

Una de las señales fue el último anuncio de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) en el que reportó que del 13 de marzo al 6 de abril se habían perdido 346,800 empleos, pero la cifra actual se acerca más a los 600.000, aseguró José Luis de la Cruz, encargado de asuntos económicos de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Según la organización, cada día se pierden cerca de 20 mil puestos de trabajo. Y eso solo se refiere a los empleos de los 20,5 millones registrados en la seguridad social, pues la economía informal en México ronda el 56%, por lo que no es posible saber con certeza el total de los trabajadores que han perdido su fuente de ingresos.

“Estas empresas están tomando el pulso del funcionamiento, en un sentido más estricto, del mercado interno (...) Lo que empieza a mostrar es el debilitamiento rápido y acelerado de la economía nacional”, apuntó De la Cruz.

Los sectores más golpeados

Las playas cerraron para mitigar la propagación del Covid-19 entre la población. (Foto: Cuartoscuro)
Las playas cerraron para mitigar la propagación del Covid-19 entre la población. (Foto: Cuartoscuro)

Uno de los sectores que más profundamente ha sentido el golpe es el turístico. La cancelación de vuelos en todo el mundo, así como las medidas sanitarias para prevenir el contagio llevaron al desplome en la ocupación hotelera.

Por ejemplo, en Cancún, el destino más importante del país, la ocupación hotelera está en un 4,3%, comparado con el 82% registrado antes de las primeras medidas de aislamiento. Las mismas cifras del gobierno apuntan a que Quintana Roo es el estado en donde más empleos se perdieron entre el 13 de marzo y el 6 de abril.

Otro sector lastimado es el restaurantero, que aunque muchos cambiaron su modelo de negocio y ofrecen alimentos para llevar, un tercio de los restaurantes del país han cerrado por la pandemia al caer las ventas en un 90%.

Los restaurantes han tenido que bajar la cortina o adaptarse al servicio de entrega para sobrevivir (Foto: Archivo)
Los restaurantes han tenido que bajar la cortina o adaptarse al servicio de entrega para sobrevivir (Foto: Archivo)

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados asegura que la industria restaurantera aporta el 8% de todos los empleos del país con 2,14 millones.

Mientras que la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción estima que están en riesgo de desaparecer medio millón de empleos, pues más de seis mil compañías carecen de efectivo para pagar a sus empleados.

Cabe recordar que las empresas constructoras entraron a esta crisis ya en una posición vulnerable debido a una dramática caída del gasto gubernamental en infraestructura, al grado de que en 2019 tuvieron su peor contracción en casi dos décadas.

Apoyos gubernamentales insuficientes

El presidente López Obrador informó que aplicará la Ley de Austeridad Republicana de manera rigurosa (Foto: Cuartoscuro)
El presidente López Obrador informó que aplicará la Ley de Austeridad Republicana de manera rigurosa (Foto: Cuartoscuro)

De acuerdo con una estimación del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el país sufrirá una pérdida aproximada de 2,1 billones de pesos, solo en la caída del consumo en general entre abril y mayo, lo cual impactará en la recaudación de impuestos.

Además, cerca del 8% de los ingresos del Gobierno provienen de la venta de petróleo por parte de la empresa estatal Pemex y este mes, el precio de la mezcla mexicana cayó a su precio más bajo en la historia debido a que la demanda bajó en todo el mundo.

Ante este panorama, el presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció esta semana que aplicará la Ley de Austeridad Republicana de manera rigurosa. Ordenó cerrar diez subsecretarías y reducir el sueldo de los funcionarios públicos de más alto rango.

Por otro lado, mencionó que se incrementará el número de préstamos a microempresas a tres millones por un monto de 25 mil pesos, así como también aumentará el gasto en programas sociales ya existentes en 622.556 millones de pesos, el equivalente a cerca del 3% del PIB nacional.

Los “empresarios solidarios“ son aquellos que no despidieron personal dentro de los tres primeros meses del año a pesar de la crisis (Foto: Twitter/IMSS)
Los “empresarios solidarios“ son aquellos que no despidieron personal dentro de los tres primeros meses del año a pesar de la crisis (Foto: Twitter/IMSS)

Estas decisiones reflejan un intento por mantener ambas metas: proteger la economía y mantener la austeridad.

Sin embargo, para la Confederación de Cámaras Industriales estos apoyos gubernamentales podrían ser insuficientes, pues no están diseñados para contener la caída en el empleo, ya que, incluso, las empresas más pequeñas del país, con tres empleados, tienen gastos mensuales mayores a los 25 mil pesos que el Gobierno está ofreciendo.

“Es un recurso que no les alivia su falta de liquidez que rápidamente sería consumido y no cambiaría la situación en la que están viviendo”, explicó De la Cruz.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

En plena pandemia de Covid-19, se disparan las llamadas por violencia doméstica en México

México cuenta con el 88% de camas disponibles para pacientes graves de COVID-19

Así es San Pedro Garza García, la ciudad más rica de México que implementó la Fase 4 de contingencia por COVID-19

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos