El drama de la industria petrolera mexicana: buques varados, desplome de precios y un gobierno empecinado

La venta de las gasolinas ha caído hasta 70%, lo que pone en riesgo de quiebra miles de gasolineras y sus trabajadores

Al menos 15 buques tanques se encuentran varados en las aguas del Golfo de México a la espera de poder descargar el combustible (Foto: Cuartoscuro)
Al menos 15 buques tanques se encuentran varados en las aguas del Golfo de México a la espera de poder descargar el combustible (Foto: Cuartoscuro)

Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador asegura con optimismo que, pese a la caída del precio del petróleo, México cuenta con recursos materiales y económicos suficientes, la realidad es que el tsunami en el que se ha convertido la bajada en los precios, amenaza con arrastrar a la quiebra a cientos de gasolineras y dejar sin empleo a miles de trabajadores.

Debido al confinamiento al que se encuentra la población mexicana a causa de la pandemia del Covid-19, entre el 10 y 18 de abril, la comercialización de gasolinas al público cayó 70%, una reducción sin precedentes desde que se tienen registros y más grave aún que en las crisis económicas de 1995 y 2009, de acuerdo con datos de la Organización Nacional Expendedores de Petróleo (Onexpo) obtenidos por el diario Milenio.

“Está en riesgo la viabilidad (de las gasolineras)”, refiere un memorando de la organización, con 43 asociaciones regionales.

Mientras esto pasa en las estaciones de servicio del país, en el puerto de Tuxpan, Veracruz, un estado eminentemente petrolero, al menos 15 buques tanques se encuentran varados en las aguas del Golfo de México a la espera de poder descargar el combustible debido a la falta de espacio para guardarlo, según muestra Vesselfinder, la aplicación para rastrear embarcaciones en tiempo real.

Foto: especial
Foto: especial

De acuerdo con Milenio, más de la mitad de este diésel, así como de gasolina Premium y Magna, tiene como destino el Valle de México, pero sigue detenida en esta terminal marítima de Pemex.

Según especialistas, los buques tanques que arriban a este puerto tienen, en promedio, una capacidad para transportar 5,000 barriles de combustible, cuyo costo diario por estar detenido asciende hasta los 30,000 dólares.

En contraste, este martes 21 de abril, la mezcla mexicana de petróleo se vendió en 7.12 dólares por barril, es decir, 1.09 pesos por litro. La producción de ninguna manera es rentable.

Gasolineras piden apoyos

FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO
FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO

Cifras de la Onexpo muestran la gravedad de la situación por la que atraviesa el sector gasolinero, compuesto en buena medida por pequeñas empresas de las que dependen directamente hasta 250 mil personas.

Al extenderse las medidas de confinamiento social a causa del Covid-19, la caída se acentuó hacia la tercera semana de abril. Del 10 al 18 de este mes, la Onexpo detectó un descenso en sus ventas de 70%, lo que significa que solo tres de cada 10 litros disponibles se están vendiendo.

Ante esto la Onexpo pidió al gobierno federal un paquete de ayuda para evitar la pérdida masiva de empleos, con medidas como suspender los cobros de comisiones por uso de tarjetas bancarias, replantear los plazos para la instalación de nuevos controles volumétricos y retrasar las cuotas patronales al IMSS para mantener una liquidez mínima que les permita seguir operando.

El 21 de abril, los precios del petróleo se recuperaron un poco. La mezcla mexicana de exportación concluyó la jornada en 7.12 dólares por barril, después de que el lunes negro lo llevara al terreno negativo y terminará en -2.37.

Por su parte, el crudo West Texas Intermediate (WTI) para entrega en mayo se recuperó del territorio negativo y terminó a 10.01 dólares por barril al cierre de los mercados.

La refinación, la estrategia de AMLO para superar la crisis petrolera

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Este miércoles, durante su tradicional conferencia de prensa en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que el precio del petróleo ha sido “muy inestable” a lo largo de este mes y señaló que habrá que esperar las reacciones al recorte de producción acordado por la OPEP+.

Adelantó que el gobierno mexicano tiene como estrategia para enfrentar esta situación, la refinación de petróleo crudo, con la finalidad de comprar menos gasolinas en el extranjero y aseguró que su administración tuvo dos aciertos “que nos ayudan en esta circunstancia”:

1.- Se inició el trabajo de exploración y producción en 19 campos nuevos el año pasado en donde se lograron perforar más de 200 pozos nuevos que ya están prácticamente terminados.

“Esto nos permite cerrar la válvula de esos pozos sin que se pierda presión porque son pozos nuevos. Eso no se podría hacer si fueran campos maduros”, explicó.

2.- La rehabilitación de las refinerías. “El año pasado se invirtieron 12,000 millones de pesos del presupuesto federal y ya está en proceso ese plan de rehabilitación de las refinerías”, aseguró.

Detalló que este año (2020) se autorizaron 10,000 millones de pesos adicionales, lo que permitirá seguir avanzando en el volumen de refinación.

“Pemex procesa 800,000 barriles de crudo, si estamos produciendo un millón 7000 mil barriles diarios quiere decir que ya vamos a tener capacidad de procesar de hasta 60% en toda nuestra producción. Eso también nos ayuda y se protegió a Hacienda, también fue otra buena decisión”, señaló.

Insistió en que el seguro de cobertura petrolera se contrató en 49 dólares por barril, por lo que esa cobertura nos permite tener alrededor de 150,000 millones de pesos “o sea no se pierde ese ingreso por la caída en el precio del petróleo”, insistió.

MÁS DE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR