Restaurantes en México reportan caída de ventas del 90% por coronavirus

La Canirac recordó que por cada empleo directo en el sector hay entre dos y tres indirectos a nivel nacional

(Foto: REUTERS/Gustavo Graf)
(Foto: REUTERS/Gustavo Graf)

La crisis del coronavirus ha causado una caída del 90% en las ventas y el cierre del 30% de los restaurantes mexicanos, “una situación nunca antes vista en el sector”, advirtió este jueves la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Por esta razón, la organización anunció en un comunicado la campaña “Sirviendo a México” para proteger a una industria que representa 2.14 millones de empleos, el 8% del total de los trabajos formales mexicanos, con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Hacemos un llamado a fortalecer toda la cadena productiva, a productores de insumos, proveedores, caseros, bancos, clientes y gobierno para que, solidariamente, las acciones que se tomen minimicen en lo posible su afectación”, indicó la Canirac, que representa a 500,000 afiliados.

Con 585 casos confirmados por el Gobierno federal, 13 de ellos sin antecedentes de importación, México está en la fase 2 de la epidemia de COVID-19, que ha provocado seis muertes oficiales, además de otra reportada este jueves por el Gobierno estatal de Jalisco.

La Canirac recordó que por cada empleo directo en el sector hay entre dos y tres indirectos a nivel nacional, (Foto: REUTERS/Ariana Drehsler)
La Canirac recordó que por cada empleo directo en el sector hay entre dos y tres indirectos a nivel nacional, (Foto: REUTERS/Ariana Drehsler)

Ante las recomendaciones de quedarse en casa y la propagación de la enfermedad, está en riesgo la industria restaurantera, que aporta el 15.3% del PIB turístico de México y el 1.3% del PIB nacional, según la Secretaría de Turismo federal.

La Canirac recordó que por cada empleo directo en el sector hay entre dos y tres indirectos a nivel nacional, además de que el 58% de los trabajadores son mujeres, muchas de ellas jefas de familia.

La cámara empresarial alertó que la contingencia y la caída del sector es más grave que la que afectó a México en 2009 durante la epidemia de la influenza AH1N1, que dejó más de 8,000 muertos en el país y una contracción del 9% del PIB de la industria restaurantera.

En la campaña, la agrupación exhorta a los clientes a pedir para llevar, y a los proveedores, empresarios y funcionarios públicos a unirse para proteger a los trabajadores.

(Foto: REUTERS/Gustavo Graf)
(Foto: REUTERS/Gustavo Graf)

“Para que juntos y en colaboración hagamos conciencia de la importancia de no paralizar esta fuente tan importante de generación de empleos”, señaló el comunicado.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), que agrupa a más de 61,000 tiendas ha expresado su respaldo a la campaña.

Coronavirus en México: panorama de la industria restaurantera ante cambio de los patrones de compra por contingencia

En medio del cambio de los patrones de compra, México ha lanzado una iniciativa de “bonos gastronómicos” para apoyar a la industria restaurantera (Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro)
En medio del cambio de los patrones de compra, México ha lanzado una iniciativa de “bonos gastronómicos” para apoyar a la industria restaurantera (Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro)

En el caso de la Ciudad de México y conforme a la Jornada de Sana Distancia, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló que la situación de los restaurantes se analizaría conforme a las circunstancias que se den conforme a la pandemia del COVID-19.

Mientras que en estados como Colima se implementaron filtros de vigilancia sanitaria que dentro de sus normas consideraron el cierre temporal de establecimientos comerciales dedicados a la venta de bebidas y de comida; en tanto que en Guanajuato se ordenó su cierre, al tiempo que en Nayarit el gobierno local fue un poco más laxo y sólo indicó que en dichos centros de abasto se debía respetar una distancia de metro y medio, a fin de continuar con las actividades comerciales y, de alguna manera, seguir las instrucciones de las autoridades sanitarias federales.

El panorama de la industria restaurantera ante el COVID-19 en relación con las perspectivas económicas que éste arroja y las medidas preventivas que requiere, pone en duda el bienestar de los empleados que se dedican a dicho sector, cuando los clientes no pueden salir en su totalidad ante la contingencia establecida para prevenir el coronavirus que, en México, ha llegado a la Fase 2.

Dicho problema de salubridad pública enfrenta al sector restaurantero a: la falta de turismo; a la ausencia de los clientes locales, de empeorar la situación; al cambio de hábitos de consumo a fin de hacer frente a las circunstancias; a establecer nuevos modelos de venta, en el que se refuercen las entregas a domicilio, siempre y cuando existan las condiciones para hacerlo en materia de seguridad sanitaria.

EFE

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

La “misteriosa” cancelación de venta de pruebas rápidas de coronavirus para Jalisco: “Nos dijeron que no llegaron las medicinas”

“No hay ningún desbordamiento del coronavirus”: López Obrador confía en las familias para contener la epidemia

La aprobación de López Obrador cayó por primera vez debajo del 50%

MAS NOTICIAS