Discriminación, acoso y menores ingresos: el oscuro panorama laboral para las mujeres en México

Las trabajadoras mexicanas tendrían que laborar cinco horas adicionales para tener el mismo ingreso que los hombres.

Buscar pararse en lugar de estar sentado en el trabajo rinde sus frutos a largo plazo (Shutterstock)
Buscar pararse en lugar de estar sentado en el trabajo rinde sus frutos a largo plazo (Shutterstock)

Actualmente, las mujeres representan el 40% de la fuerza laboral del país; sin embargo, su inserción en los mercados de trabajo está limitada por desigualdades salariales y de oportunidades. Cifras oficiales muestran que las trabajadoras mexicanas tendrían que laborar cinco horas adicionales para tener el mismo ingreso que los hombres.

Con base en cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) y a un cálculo de la Unidad de Datos de SinEmbargo, la desigualdad salarial entre mujeres y hombres fue a la baja en México durante los últimos 14 años.

Durante la administración de Vicente Fox, en el 2004, las mujeres ganaban 17% menos que los hombres. De acuerdo con datos del medio digital, para equiparar el salario, ellas tuvieron que haber trabajado 5.1 días adicionales.

Debido a la Gran Recesión del 2008, durante el gobierno de Felipe Calderón, esta desigualdad aumentó 30%, es decir, las trabajadoras llegaron a ganar 22% menos que los hombres: el equivalente al ingreso de 6.6 días de trabajo extra por mes.

Economía mexicana Foto: Pxhere (Archivo)
Economía mexicana Foto: Pxhere (Archivo)

Desde ese momento, la desigualdad salarial entre mujeres y hombres comenzó a bajar hasta 2011. Sin embargo, en 2012 volvió a repuntar y alcanzó una disparidad de 19%.

Por su parte, en el gobierno de Enrique Peña Nieto esta desigualdad subió y bajó para cerrar su sexenio en 18 puntos porcentuales. Mientras que en el primer año de Andrés Manuel López Obrador la desigualdad empezó a bajar con una diferencia de 16.6 puntos porcentuales, lo que implica que las mujeres tendrían que trabajar 4.8 días adicionales mensuales para homologar el salario de los hombres.

De acuerdo con el “Segundo Informe del Observatorio de Trabajo Digno”, de la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza (ACTP), la desigualdad salarial de las mujeres frente a los hombres hace que la pobreza las afecte más a ellas que a ellos. Además indica que “México tiene un mercado laboral peor que la mayoría de América Latina sobretodo en la exclusión y discriminación de las mujeres”.

Mujer trabaja en fábrica de prendas
REUTERS/Andrew Biraj (Archivo)
Mujer trabaja en fábrica de prendas REUTERS/Andrew Biraj (Archivo)

Por su parte, el Foro Económico Mundial (WEF), puntualizó en su Informe de “Brecha Global de Género 2020” que aunque reconoce que México es uno de los países con mayor mejoría en el último año, en las brechas educativas y de salud por cuestión de género, así como al aumento en el número de mujeres en altos puestos gubernamentales, las mujeres todavía luchan por alcanzar puestos directivos.

Brecha salaria
Foto: Shutterstock (Archivo)
Brecha salaria Foto: Shutterstock (Archivo)

A qué se dedican las trabajadoras mexicanas

Durante 2019, casi siete de cada 10 mujeres ocupadas se desempeñaron como comerciantes o vendedoras, así como en trabajos de servicios personales y domésticos.

En estos tres grupos de actividades económicas y en promedio, ellas recibieron 33%, 24%, 5% y 41% menos ingresos que ellos.

De igual manera, entre los puestos con mayores plazas registradas, también estuvieron los puestos de oficinista, de profesionista, técnicas y trabajadoras del arte, así como educadoras. En ese sentido, ellas recibieron 9% menos ingresos que los hombres en los dos primeros casos, y 13% menos en el último.

De acuerdo con el Inegi, entre los puestos con mayores plazas registradas, están los puestos de oficinista, de profesionista y técnicas. Foto: Archivo
De acuerdo con el Inegi, entre los puestos con mayores plazas registradas, están los puestos de oficinista, de profesionista y técnicas. Foto: Archivo

Cabe mencionar que en el caso de las mujeres dedicadas a trabajos de protección, vigilancia y fuerzas armadas, su ingreso fue 1% superior al de los hombres, al cierre del año pasado.

Las mujeres no sólo reciben menores ingresos, sino que también trabajan en peores condiciones que los hombres.

De acuerdo con el Inegi, hasta el último trimestre de 2019, el grado de vulnerabilidad por falta de prestaciones laborales para la Población Económica Activa, fue mayor para mujeres (57.6%) que para hombres (55.3%). Asimismo, la ocupación informal fue superior para ellas (29%) en comparación con ellos (26.4%).

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Las mujeres en México deben trabajar 5 días más al mes para ganar lo mismo que un hombre

Mujeres, las principales víctimas de la discriminación y violencia laboral en Ciudad de México



MAS NOTICIAS