(Foto: FJCDMX)
(Foto: FJCDMX)

El pasado 11 de febrero, una mujer se llevó a Fátima de la puerta de la escuela donde estaba esperando a que pasara a recogerla su madre. La menor tenía solo siete años y días más tarde apareció muerta en la alcaldía Tláhuac,

Las autoridades habían estado investigando la identidad de esta mujer, luego de que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) diera a conocer videos donde se le veía de la mano con la niña.

Por fin, tras un cateo a su domicilio en Xochimilco, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Policía de Investigación (PDI) dieron con la identidad de la mujer: Jovana "N", quien se encargó de secuestrar a Fátima Cecilia y llevarla al lugar que rentaba en la calle San Felipe de Jesús de la colonia San Felipe.

Fue gracias a que el presunto casero de la mujer colaboró con la investigación de las autoridades que se descubrió que existía otro implicado de sexo masculino, quien, de acuerdo con los vecinos, está casado con la secuestradora. Además, el rentero proporcionó dos posibles direcciones donde la mujer podría estar tratando de esconderse, de acuerdo con información de El Universal.

El casero aseguró a las autoridades que fue después de ver el retrato hablado de la secuestradora que reconoció a una de las inquilinas y decidió llamar a las autoridades.

Como resultado del cateo del domicilio se encontraron los zapatos de la niña, un suéter y documentos relacionados con los padres de la menor, esto provocó que comenzara a indagarse si existe alguna conexión entre la familia y los asesinos de Fátima.

Al interior del lugar, también se encontraron cinchos con rastros de sangre y la ropa con la que la mujer apareció en los videos de seguridad difundidos por la Fiscalía, organismo que confirmó que Fátima sufrió golpes y abuso sexual, según reveló la necropsia.

Vecinos de la zona dijeron al medio que Fátima sí conocía a su captora, pues dos de sus hijos estudiaban también en la escuela primaria Enrique C. Rébsamen. Incluso aseguraron que la madre de la menor, María Magdalena, conocía a Jovana, pues en alguna ocasión tuvieron problemas.

Esta última situación ha dado lugar a la hipótesis de una venganza en contra de los padres de la pequeña de siete años.

El periódico Excélsior dio a conocer que el presunto cómplice del feminicidio tiene por nombre Marío, y es el esposo de la mujer que se llevó de la primaria a Fátima.

El domicilio al que Jovana llevó a la menor se encontraba a unos 25 minutos caminando de la primaria en la que estudiaba. En las cámaras de seguridad se pudo ver como la mujer llevaba de la mano a Fátima, con quien luego subía a un automóvil color blanco.

Esta es la distancia entre el hogar de Fátima y la casa donde fue supuestamente retenida (Foto: Google Maps)
Esta es la distancia entre el hogar de Fátima y la casa donde fue supuestamente retenida (Foto: Google Maps)

Las autoridades ofrecieron una recompensa de dos millones de pesos a quien ofreciera datos que ayudaran en la captura de los responsables. La FGJ dió a conocer que se recibieron más de 100 llamadas que aseguraban tener información verídica.

El cuerpo de Fátima fue encontrado el pasado 16 de febrero en una bolsa de plástico en las inmediaciones de la alcaldía Tláhuac.

El caso fue tratado desde un principio bajo la figura de feminicidio, una de las dos líneas de investigación con las que se cuenta. La segunda está relacionada con negligencia por parte de servidores públicos cuyas omisiones pudieron afectar la localización de la menor cuando aún estaba viva. Hasta el momento, 12 funcionarios están siendo investigados por esta causa.

Las autoridades esperan que los datos recabados el pasado 18 de febrero sirvan para arrestar a los dos implicados en el feminicidio de Fátima, quien se ha vuelto el estandarte de las últimas marchas feministas en contra de la violencia de género al lado de Ingrid Escamilla, una joven de 26 años asesinada y desollada por su marido.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: