Más de 84,000 menores laboran sin remuneración en la Ciudad de México (Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro)
Más de 84,000 menores laboran sin remuneración en la Ciudad de México (Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro)

La Comisión de Derechos Humanos (CDH) de la Ciudad de México informó que el trabajo forzado infantil no remunerado en espacios como la Central de Abastos, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro y otros espacios públicos en la capital ha crecido “casi el doble” en los últimos dos años .Actualmente más de 84,000 menores se encuentran laborando en vía pública, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)

La alerta fue dada durante la presentación del Informe Especial de la Comisión, mismo en el que Nashieli Ramírez Hernández, la ombudsperson local, aseguró que se habían contabilizado 1,500 menores que trabajaban al interior de las instalaciones del metro. Por otra parte, en la Central de Abastos cuenta con una cantidad mayor a esta de niños y adolescentes trabajando.

Alrededor de 25,120 niños se desenvuelven en trabajos peligrosos. Siete de cada 10 se encuentran en labores relacionadas generalmente con sectores económicos terciarios, el resto de ellos realiza sus ocupaciones en las calles.

El trabajo infantil se ha normalizado, a pesar de existe una fuerte presencia de explotación a los menores en distintas áreas laborales, sobre todo en espacios públicos.

Dadas las condiciones del problema, Soledad Aragón Martínez, secretaria de Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE) explicó que el trabajo infantil se genera a partir de un problema de pobreza estructural que debe enfrentarse de manera integral al buscar reducir las brechas de desigualdad y con respeto a los derechos humanos.

Para esto calificó de necesaria la actualización y evaluación de la estrategia de la Comisión Interdependencial para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y la Protección de Adolescentes Trabajadores en Edad Permitida en la Ciudad de México (CitiCDMX), así como una propuesta que permita regularizar y fortalecer las actividades de la misma.

Los números revelaron que la escolaridad padres de familia cuyos hijos trabajan en la Central de Abastos no supera el nivel básico, pues el 40% de los entrevistados solo tienen la primaria y un 7% no cuenta con estudios de ningún tipo.

En la Central de Abastos hay una mayor cantidad de adolescentes trabajando (Foto: Reuters)
En la Central de Abastos hay una mayor cantidad de adolescentes trabajando (Foto: Reuters)

En el metro de la Ciudad de México, el patrón de niños y niñas que trabajan sin remuneración se repite desde 2017, cuando las estadísticas revelaron que el 54% de los infantes trabajadores eran varones y el 41% eran mujeres. Del total había más menores en edad de estudiar a nivel primaria y una mayor cantidad de adolescentes varones que de niños.

El mismo patrón de género y edad se repite en niñas y niños que trabajan en otros espacios como paraderos o sitios turísticos

Por su parte, Mauricio Tabe ,vicepresidente de la Comisión de Atención al Desarrollo de la Niñez del Congreso de la Ciudad de México, señaló la importancia de realizar un estudio que permita establecer programas, presupuestos y políticas que fortalezcan los derechos de infancia y adolescencia.

Otra característica que remarcó la Comisión fue la auto adscripción indígena de niños que trabajan en el STC Metro, esta superó el promedio en la Ciudad de México con 8 y hasta 11%, alcanzando en otros espacios públicos un 16.5%.

La explotación laboral infantil tiene una dimensión metropolitana, de acuerdo con los funcionarios, puesto que la mitad de los niños que se encuentran laborando provienen de municipios del Estado de México entre los que se encuentran Chimalhuacán, Nezahualcóyotl, Los Reyes La Paz, Ecatepec, Chalco, Texcoco, Naucalpan, Cuautitlán, San Vicente Chicolapan, Ixtapaluca y Villa Nicolás Romero.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: