(FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)
(FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) publicó los resultados del protocolo contra la violencia de género implantado en el plantel.

Los datos publicados en su gaceta indican que 90 alumnos fueron suspendidos y 18 expulsados, mientras que 48 académicos fueron amonestados, 65 suspendidos y a 46 se les rescindió el contrato. En cuanto a los trabajadores involucrados o responsables con actos de violencia contra las mujeres, 23 fueron amonestados, 48 suspendidos y a 28 les cancelaron el contrato. En total, 366 agresores fueron reprendidos.

Sin embargo, no se especifica en qué periodo de tiempo se dieron las amonestaciones ni si han bajado los índices de acoso y otro tipo de agresiones de género. Según datos de la Oficina de la Abogacía General de la Institución, de agosto del 2016 a junio del 2019 se presentaron 921 quejas y denuncias por violencia a mujeres dentro de la UNAM, de las cuáles, en 97% de los casos las víctimas eran mujeres.

(AP)
(AP)

La publicación de las cifras se da después de una jornada de manifestaciones de estudiantes de la universidad que se han quejado por la mala respuesta de las autoridades de la institución a los casos de violencia contra las mujeres.

Durante noviembre del 2019, por lo menos cinco planteles de la UNAM fueron tomados y cerrados por activistas para que se atiendan y eliminen los casos de acoso contra las alumnas.

Sus protestas comenzaron con un “tendedero” en el que, de manera anónima, las jóvenes expusieron las ocasiones en las que fueron víctimas de agresiones sexuales por parte de miembros pertenecientes a la comunidad estudiantil, profesores y trabajadores.

Las manifestaciones de inconformidad se volvieron cada vez más visibles, hasta que el 14 de noviembre un grupo de personas encapuchadas acudieron a rectoría a realizar pintas y quemas para demostrar su molestia ante este tipo de situaciones.

Días después, Enrique Graue Wilchis rindió protesta como rector de la UNAM por segunda ocasión. En su discurso dijo que castigaría a los involucrados “La rectoría a mi cargo seguirá siendo sensata y prudente, pero no es ni será conformista o indiferente. No me intimidan las amenazas y se actuará en consecuencia de los ultrajes sufridos", dijo.

Protesta del 14 de noviembre en Ciudad Universitaria (Foto: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)
Protesta del 14 de noviembre en Ciudad Universitaria (Foto: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)

Y anunció que en las semanas siguientes enviaría a las comisiones del Concejo Universitario la propuesta para la creación de un órgano, independiente de la administración central, para fortalecer el respeto a la diversidad, promover mayor seguridad para las mujeres “e implementar nuevas y mejores estrategias, y genere políticas de equidad en toda la universidad”. Sin embargo, no aclaró en qué consistirán estas nuevas medidas.

A enero de este 2020 la Facultad de Filosofía y Letras continúa cerrada; “Por si no ha quedado claro, no estamos dispuestas a seguir compartiendo espacios con nuestros agresores y tan es así que nosotras que sí creemos en las denuncias presentadas por nuestras compañeras; nos encargaremos que su seguridad no sea vulnerada ni dentro de las aulas ni fuera de ellas”, dijo una de las activistas.

El protocolo contra la violencia de género

La primera edición del documento fue publicada en octubre del 2019 y retoma los establecimientos establecidos en el Estatuto General y en los Contratos Colectivos de Trabajo.

Cuenta con atención psicológica o psiquiátrica a las víctimas, trato diferenciado y especializado de los casos, incorporación de las medidas urgentes de protección y prevención, procedimientos alternativos con enfoque restaurativo, además de seguimiento por parte de la Unidad para la Atención de Denuncias (UNAD).

(Foto: UNAM)
(Foto: UNAM)

MÁS SOBRE ESTE TEMA