Consejos útiles para sortear la cuesta de enero

La clave reside en la buena administración del aguinaldo, en calcular la capacidad de endeudamiento y en liquidar deudas en lugar de contraerlas

Una buena planeación financiera es clave, a fin de evitar el sufrir la cuesta de enero (Foto: iStock)
Una buena planeación financiera es clave, a fin de evitar el sufrir la cuesta de enero (Foto: iStock)

En México el 2020 se recibió con un alza en el precio de los alimentos y de los combustibles gracias al inicio de la miscelánea fiscal con la que se modificó el Impuesto Especial sobre la Producción de Servicios a productos, entre los que se encuentran cigarros, gasolinas y refrescos, lo cual, tras los festejos decembrinos, puede hacer compleja la transición anual.

Entre los productos perecederos que también subirán de precio se encuentran el maíz, el aguacate, el chile y el jitomate, ello conforme a información provista por la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) con base en los ajustes fiscales del Paquete Económico 2020. En relación al Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS), el incremento a productos y servicios de consumo regular como el pan dulce, la leche, las bebidas alcohólicas, el hospedaje, los juegos de azar y los boletos de avión igualmente reflejarán alzas.

Por ello, tras las festividades decembrinas, es importante realizar una planeación que haga que el inicio de enero sea lo más fácil de enfrentar, incluso cuando exista la preocupación de pagar el predial, tarjetas, seguros, agua y créditos. El contar con un cartera previsora puede ser la gran arma para cumplir con los compromisos financieros en este arranque de año.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que el panorama en materia económica para México no pinta de lo mejor, especialmente cuando la economía no crece y con ello, aumentan las tasas de interés. También habría de tenerse en la mira el respaldo que el gobierno en turno le ha dado a Pemex ante la dudosa disciplina fiscal y cuando la economía debe crecer más que la deuda.

Ante el aumento de precios y de las tasas de interés, la previsión y el ahorro pueden ser los aliados de la economía personal o familiar (Foto: Archivo)
Ante el aumento de precios y de las tasas de interés, la previsión y el ahorro pueden ser los aliados de la economía personal o familiar (Foto: Archivo)

En paralelo y con base en las necesidades y responsabilidades que los mexicanos consideran como las más complejas al enfrentar la cuesta de enero, se encuentran justamente el aumento a los impuestos y el incremento a los precios, así como la falta de un plan de acción en materia de finanzas personales e, incluso, las crisis o recesiones típicas que suelen darse los primeros meses de cada año nuevo.

Aún así es importante tener en cuenta que existen consejos para que la cuesta de enero no sea tan cruda y ello reside en la prevención que da una buena planeación y prudencia financiera, en la que el ahorro y la responsabilidad vayan de la mano para tener como resultado una economía sana, sin presiones.

Por lo regular, al iniciar enero, existe una serie de descuentos, especialmente en las tiendas departamentales, ya que éstas buscan sacar sus saldos, es decir, la ropa de temporada navideña o de verano que no se vendió. Por supuesto que es bueno el aprovechar algunas cuando se tiene la oportunidad y, especialmente la necesidad de contar con más y mejores artículos para el cotidiano. Sin embargo, evitar la tentación de las rebajas y los descuentos es una de las mejores medidas para evitar el gastar y comprar más allá de lo que se necesita.

Comenzar con nuevos hábitos de ahorro es también un recurso que a mediano plazo puede representar un balance en la economía personal o familiar. A veces esos ajustes se encuentran en pequeños detalles, como lo puede ser el usar menos el aire acondicionado en el auto, preparar con tiempo la comida en casa para evitar gastos hormiga cuando se va al trabajo y no se cuenta con alimentos propios que generen gastos mayores e incluso, la compra de insumos poco saludables.

Comer en casa o  ahorrar aire acondicionado en el auto, son opciones de ahorro para iniciar bien el año (Foto: istock)
Comer en casa o ahorrar aire acondicionado en el auto, son opciones de ahorro para iniciar bien el año (Foto: istock)

Dentro de las previsiones, el hacer una lista de compras que esté bien organizada, puede representar la adquisición de aquellos productos que en verdad son imprescindibles en casa. Guardar tickets de listas de compras recientes funcionará a manera de tablero presupuestal en el que se pueda visualizar el precio de los productos que más se consumen en casa, además de saber también cuáles se necesitan y cuáles sólo son un gasto sin sentido.

El eliminar gastos extra es otro camino a seguir para pasar una buena cuesta de enero y de nuevo, ello queda en los detalles, como lo es el tomar café en la calle, a veces una bebida de dicha categoría puede costar 4 veces más de los normal y, en esos casos, tomar café hecho en casa puede representar no sólo un ahorro, además de una ayuda a la ecología mundial al ahorrar en los vasos desechables en los que se sirven las bebidas calientes comerciales.

Con el alza a las gasolinas, levantarse más temprano o preparar un ruta que incluya el transporte público, representan también una buena planeación del gasto. Para quienes no puedan prescindir del todo de sus autos, podría considerar como opción el estacionarlo en un punto medio, donde el estacionamiento salga más barato y el transporte público sea un aliado en la conexión de espacios de transición y de trabajo.

El círculo virtuoso que provee una buena cultura financiera, hace que se tengan en cuenta los límites económicos, así como el balance entre ingresos y gastos que evitan las compras de pánico, el abuso del crédito y el endeudamiento. En resumen, identificar los gastos “hormiga” o “vampiro” son un gran apoyo en la reducción y planeación de gastos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

TE PUEDE INTERESAR