Felipe Calderón: los escándalos de Genaro García Luna y Eduardo Medina Mora ponen bajo la lupa al ex presidente

Calderón aseguró que desconocía por completo los hechos que se le imputan a quien fuera su secretario de Seguridad Pública y dijo que, de confirmarse las imputaciones, debe aplicarse la ley

infobae-image

La captura de Genaro García Luna - quien fuera el poderoso secretario de Seguridad Pública del ex presidente Felipe Calderón- ocurrida el lunes en Texas, Estados Unidos pero dada a conocer este martes, significa el golpe más fuerte para Calderón Hinojosa, quien arrancó su sexenio en 2006, declarando la llamada “guerra contra el narco” y que al final, dejó más de 100,000 homicidios y 22,000 desaparecidos.

El ex funcionario es acusado por la unión americana de corrupción, de recibir sobornos millonarios del Cártel de Sinaloa, así como de conspiración de tráfico de cocaína y declaraciones falsas.

Pero hay otro hombre que también fue pieza clave en el gobierno calderonista y hoy se encuentra sumido en desgracia: Eduardo Medina Mora, quien fue Procurador General de la República en el sexenio del presidente panista.

García Luna y Medina Mora, se encuentran hoy en la mira de la justicia.

Genaro García Luna

Foto: REUTERS/Tomas Bravo
Foto: REUTERS/Tomas Bravo

El arresto del “súper secretario” del sexenio de Calderón es consecuencia de los testimonios que ofrecieron narcotraficantes como Jesús “El Rey” Zambada y su sobrino, Vicente Zambada Niebla “El Vicentillo (hermano e hijo de Ismael “El Mayo” Zambada, ahora líder del Cártel de Sinaloa) durante el llamado “juicio del siglo” en contra de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera “El Chapo”, quien fue condenado a cadena perpetua en la unión americana.

Ahí, se supo que Genaro García Luna, se había reunido con “El Rey” quien le entregó personalmente dos maletas con tres y cinco millones de dólares. El pago era para asegurar que apenas llegara a su cargo, como secretario en el gobierno del presidente Felipe Calderón, nombrara a un jefe de la policía en Culiacán que fuera aliado del Cártel de Sinaloa.

Además, Jesús Zambada reveló que García Luna se quedó con al menos 50 millones de dólares por parte de otros grupos de narcotraficantes para garantizar su seguridad.

Mientras que “El Vicentillo” le dijo a la periodista mexicana Anabel Hernández que García Luna no sólo protegía al Cártel de Sinaloa, sino que elementos de la Policía Federal eran usados para combatir a otros cárteles y hasta para traficar drogas.

De acuerdo con la acusación del Tribunal Federal en Brooklyn, en Nueva York, Genaro García Luna, de 51 años de edad, tiene tres tres cargos de conspiración de tráfico de cocaína y un cargo por declaraciones falsas. El gobierno estadounidense buscará su traslado al Distrito Este de Nueva York para enfrentar estos cargos, la misma corte en la que se llevó a cabo el juicio contra “El Chapo” Guzmán.

FOTO: IVÁN STEPHENS /CUARTOSCURO
FOTO: IVÁN STEPHENS /CUARTOSCURO

García Luna es un ingeniero mecánico que se formó en las entrañas del Centro Nacional de Inteligencia (CISEN) en donde se encargó de monitorear la actividad de los grupos guerrilleros activos en México y después se especializó en identificar y combatir a las bandas de secuestradores.

Fue escalando de posiciones de la mano de su mentor, Jorge Tello Peón, hasta llegar a ser titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) desde el 1 de septiembre de 2001 hasta diciembre del 2006, prácticamente todo el sexenio de Vicente Fox.

Después se convirtió en el poderoso secretario de Seguridad Pública del segundo presidente panista, Felipe Calderón. Aunque, operativamente, la guerra contra el narco la llevaban a cabo la Marina y la Secretaría de la Defensa (Ejército), García Luna era quien planificaba las estrategias. La Policía Federal, creada por García Luna, recibió un impulso inédito y se convirtió en un tercer cuerpo de seguridad.

Aún estando en funciones como secretario, comenzaron las acusaciones que lo señalaban de estar relacionado con el crimen organizado, además de descubrirse los montajes y mentiras al frente de la Secretaría de Seguridad Pública y Felipe Calderón siempre lo defendió.

Este martes 10 de diciembre, después de conocerse la captura de García Luna en Estados Unidos, Calderón Hinojosa emitió dos mensajes en la red social Twitter. En el primero, aseguró que desconocía los detalles de la detención.

“Estoy conociendo por redes sociales la versión del presunto arresto de Genaro García Luna. Desconozco detalles y estoy pendiente de la información que confirme el hecho, como de los cargos que, en su caso, se le imputen. Mi postura será siempre en favor de la justicia y la ley”.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

En su segundo mensaje, Calderón publicó un escrito en el que señaló que desconocía por completo los hechos que se le imputan a García Luna, por lo que se dijo sorprendido.

En su posicionamiento, Calderón aseguró que la política de seguridad de su administración “no era ni remotamente, producto de las decisiones de un solo funcionario. En ella colaboraban muchos servidores públicos -civiles y militares-, también había una cooperación estrecha con el gobierno de Estados Unidos y sus agencias de seguridad y justicia”.

Y señaló que “más allá de posturas políticas y opiniones personales hay que esperar el curso de las investigaciones”.

Concluyó asegurando que su postura “siempre ha estado y estará del lado de la justicia y la ley”.

infobae-image

Por su parte, durante su conferencia de este miércoles en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la detención de García Luna “es la derrota del régimen corrupto”, pero pidió no adelantar juicios sobre la implicación de Felipe Calderón.

Ante los cuestionamientos sobre si su gobierno estaría realizando una investigación en contra de Felipe Calderón, derivada de la detención de García Luna, debido a que fue durante su administración que se desempeñó como secretario de Seguridad Pública, explicó:

“Yo no quiero que se piense que nosotros estamos aprovechando esta circunstancia para atacar a Calderón, al expresidente Calderón, aún con todo el daño que nos hizo, no solo a mí, sino al país, porque todo esto comenzó con el fraude electoral en 2006. Sin embargo, nosotros no tenemos enemigos, ni queremos tenerlos, tenemos adversarios, y no le deseamos mal a nadie”.

López Obrador agregó: “Yo no hago leña del árbol caído, va a ser la justicia la que se encargue de este asunto. No puedo hacer un juicio lapidario, no puedo condenar a nadie, ni a Calderón, ni a García Luna que es un presunto señalado".

Poco antes de entrar a Palacio Nacional, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, informó que esta semana se congelaron las cuentas bancarias de Genaro García Luna.

“Congelamos las cuentas esta semana”, declaró brevemente.

Sin embargo, momentos después, López Obrador explicó que las cuentas de García Luna aún no están congeladas, sino que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) solicitó la información a los bancos y está en espera de ella.

La UIF “está en espera de que los bancos entreguen la información que tienen. Ya se solicitó, eso fue lo que planteó él”, dijo .

Eduardo Medina Mora

Eduardo Medina Mora fue presidente de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (Foto: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO)
Eduardo Medina Mora fue presidente de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (Foto: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO)

De manera sorpresiva, el pasado 3 de octubre, Eduardo Medina Mora, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) renunció a su cargo. Lo hizo mediante una escueta carta dirigida al presidente López Obrador, sin dar mayores explicaciones.

Al día siguiente, el propio mandatario reveló que Medina Mora estaba siendo investigado por el delito de lavado de dinero por supuestas transferencias millonarias en Reino Unido y Estados Unidos, que se estima, superan los más de 100 millones de pesos. El 8 de octubre, el Senado aprobó la renuncia del ministro.

En junio pasado, se dio a conocer que Medina Mora se encontraba bajo la mira de la Fiscalía mexicana luego de un reporte de “actividad sospechosa” de la Agencia Nacional del Crimen de Reino Unido (NCA por sus siglas en inglés), que detectó transferencias millonarias hechas desde México, a cuentas del funcionario en HSBC UK BANK de Londres por un total de 2 millones 382 mil 526 libras esterlinas (casi 3 millones dólares), que le fueron depositadas los últimos dos años.

Dicho reporte, derivó en la denuncia del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, que dice entre 2016 y 2018, el ministro mexicano también recibió en sus cuentas de HSBC USA, 2 millones 130 mil dólares.

Eduardo Tomas Medina Mora Icaza (FOTO: ENRIQUE ORDÓÑEZ /CUARTOSCURO)
Eduardo Tomas Medina Mora Icaza (FOTO: ENRIQUE ORDÓÑEZ /CUARTOSCURO)

Los depósitos electrónicos, tanto a Reino Unido como a Estados Unidos, que en total suman 102 millones de pesos, rebasan por mucho los ingresos que Medina Mora obtuvo durante ese tiempo como miembro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Medina Mora rechazó las acusaciones y aseguró que la empresa Compusoluciones y Asociados SA de CV, es una compañía familiar, en la que su difunta esposa era accionista y como tal, recibió dividendos y realizó transmisión de acciones que fueron debidamente documentadas por las autoridades fiscales.

En su columna en el periódico El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola reveló que Medina Mora fue presionado desde la élite del Ejecutivo. Le pidieron renunciara a su asiento en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) o de lo contrario, los procesos que se le habían abierto en la Unidad de Inteligencia Financiera y la Fiscalía General de la República conducirán a su encarcelamiento y al de sus hermanos. El periodista señala que Medina Mora aceptó y fue cuando sobrevino su dimisión.

Sin embargo, hasta el momento, se desconoce la verdadera causa de su renuncia.

Medina Mora trabajó en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994),Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012). Fue procurador General de México (fiscal), Secretario de Seguridad Pública, jefe de espías del gobierno mexicano, embajador y ministro.

En su larga carrera en la vida política y pública del país, el hombre de 62 años estuvo involucrado en varios casos ligados a la corrupción e impunidad. Entre los que más destacan es el llamado Caso Atenco, el “Michoacanazo”, la violación a los derechos humanos de tres mujeres indígenas acusadas de secuestro de policías e incluso la tragedia del incendio en la guardería ABC.

MÁS DE ESTE TEMA:

Arrestaron en Texas a Genaro García Luna por presunta corrupción y vínculos con el Cártel de Sinaloa

García Luna: una historia de acusaciones, corrupción y poder

Eduardo Medina Mora: cuatro preguntas para entender el escándalo en la Suprema Corte

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos