(Foto: AP/Christian Chavez)
(Foto: AP/Christian Chavez)

Un video en poder de la Guardia Nacional, y presuntamente grabado por sicarios de La Línea, revelaría que el ataque a la familia LeBarón no se dio por confusión —como lo ha asegurado el gobierno federal— sino que fue de manera directa.

El pasado 4 de noviembre, tres camionetas, donde viajaban los LeBarón, fueron emboscadas por criminales en una carretera entre los estados de Chihuahua y Sonora, lo que resultó con la muerte de nueve integrantes.

Según la versión oficial, las unidades fueron confundidas con las del cártel rival de Los Salazar por lo cual, los sicarios de La Línea dispararon a quemarropa contra una de las camionetas.

Para la familia de las víctimas, el informe del gobierno deja dudas sobre cómo sucedieron los hechos. Ésto es respaldado por Adam Langford, exalcalde de Bavispe, Sonora, quien detalló que la grabación obtenida por la Guardia, muestra el momento en que 15 supuestos sicarios, se acercan a la camioneta, ya baleada, para ver la masacre.

El ataque a la camioneta donde viajaba Rhonita y sus hijos, miembros de la familia LeBarón
El ataque a la camioneta donde viajaba Rhonita y sus hijos, miembros de la familia LeBarón

De acuerdo con Langford, los criminales vestidos de negro recibían órdenes del hombre que estaba detrás del teléfono con el cual grabaron los hechos.

En una parte del videoclip se escucha al sujeto ordenar: “¡Quémala, quémala!", mientras se encontraba a 150 metros de distancia del vehcíulo.

El clip, de duración de menos de un minuto, no ha sido revelado por el gobierno federal, quien hasta ahora ha rechazado presentar avances del caso.

A casi un mes de los hechos, la familia LeBarón ha creado una página web con información sobre los planes de la caravana que piensan realizar a Washington, noticias sobre el caso, así como acceso a su recaudación en el sitio Go Found Me, en el que han colectado USD 191.000, además incluyen una canción dedicada a las víctimas de la masacre.

Entre otras medidas, los integrantes del clan mormón han pedido a la Casa Blanca que se declare a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras. La petición ya tuvo respuesta por parte del gobierno mexicano, quien dijo que jurídicamente no se puede declarar como terroristas a los grupos criminales.

Escena de la masacre de la familia LeBaron, en el límite entre Chihuahua y Sonora (The New York Times)
Escena de la masacre de la familia LeBaron, en el límite entre Chihuahua y Sonora (The New York Times)

Mientras tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard señalaron que ésta acción sólo llevaría la intervención por parte de Estados Unidos, lo que no van a permitir.

Desde marzo pasado, el Congreso de Estados Unidos busca considerar como organizaciones terroristas a los grupos criminales de México y señala en concreto a tres organizaciones: el Cártel Jalisco Nueva Generación, el Cártel del Noreste —facción de Los Zetas— y Los Metros —escisión del Cártel del Golfo—.

La propuesta fue llevada al Congreso siete meses antes de la masacre a la familia LeBarón, por los republicanos Roy Chip y Mark Gree.

Actualmente ha sido turnada al Comité Judicial de la Cámara de representantes y ya cuenta con el apoyo de nueve integrantes de la bancada republicana; sin embargo, aún no concluye su ruta jurídica, que incluye pasar al Senado.

De ser aprobada, el Departamento de Estado considerará como terroristas a dichas organizaciones, junto a otros grupos como Al Qaeda, Boko Haram o el Estados Islámico.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: