Video: didierkaneo - Instagram.

A unos días de que se cumplan dos meses de la muerte del cantante José José, su esposa e hija menor, Sara Salazar y Sarita, reaparecieron en redes sociales, donde se muestran sonrientes y dispuestas a continuar con su vida después de todo el escándalo que vivieron tras el deceso de “El Príncipe de la Canción”.

Tras la muerte de la estrella mexicana, se inició un calvario para los hijos mayores del intérprete de El Triste, José Joel y Marysol, porque su hermana Sara se negó a responderles las llamadas y hasta informarles sobre el paradero del cuerpo de su padre. La conducta de la menor de los Sosa no cayó bien a la familia y mucho menos al público mexicano, que se volcó hacia ella con críticas, memes y ataques.

El rencor hacia Sarita creció cuando, junto con su mamá, no permitió el traslado del cadáver de José José a México, donde se le esperaba con tristeza para realizarle varios homenajes al “Príncipe de la Canción”, así ambas mujeres recibieron la furia de toda una nación y fueron acusadas de maltratar, envenenar y hasta embrujar al famoso que falleció a los 71 años.

Desde entonces las dos mujeres han vivido bajo el escrutinio público y ante el surgimiento de cientos de rumores alrededor de su vida, pero fue Didier Ortiz, hermano del esposo de Sarita, quien publicó un video que las muestra felices y bailando en un vehículo al ritmo de música electrónica.

Didier también publicó un extenso mensaje en el que reflexiona sobre los últimos problemas que han vivido su cuñada y hermano, luego del fallecimiento de José José y el surgimiento de diversas especulaciones alrededor de su familia.

“Ser capaz de mantener un papel en un entorno donde hay mucho odio e incertidumbre es una tarea difícil y desafiante. Estás constantemente siendo juzgado, marginado y en mi caso incluso amenazado con violencia. Tener que escuchar rumores horrendos y falsos sobre mí y mi familia es, con mucho, la experiencia más furiosa e hiriente”, comenzó Didier en su publicación de Instagram.

Doy gracias a Dios por ti Sara y por ti Yimmy y también por Noe. Dios sabe que hemos pasado por tiempos muy difíciles, tiempos de ira e incapacidad. Sé que Dios tiene esto para nosotros por una razón. Y creo firmemente con todo mi corazón, que está cambiando para mejor. Creo que superaremos todo lo que se nos presente. Y para todos los críticos y la prensa que tienen las intenciones equivocadas para mí y mi familia, su opinión sobre nosotros es simplemente llamar la atención para atraer a su espectador. Eso no es suficiente para detenerme a mí, a mi familia y amigos.Puedes seguir hablando, pero aceptaremos ese desafío hasta que cumplamos nuestros sueños”, sentenció el joven al referirse a todos los conflictos que han vivido durante los últimos dos meses.

“Para aquellos que nos apoyan y apoyan a mi hermana Sara y a mi hermano Yimmy, gracias. Gracias por sus oraciones y su alianza con ellos, cuando todo parece ser su culpa. Gracias por defenderlos e incluso a mí mismo en las miles de conversaciones que no conocemos y que mantiene con amigos y familiares. Dicho esto, Dios los bendiga a todos”, sentenció.

“No soy una superestrella ni una estrella del pop o una celebridad, lo que soy es un ser humano que ama la música y esta carrera en las artes de la música. Cualquier persona en el negocio del entretenimiento conoce los desafíos de enfrentar a muchos críticos, y no solo tiene que enfrentarlos, sino vivir con ellos por el resto de sus vidas”, aclaró el hermano de Yimmi Ortiz.

El hombre explicó la importancia de los seres queridos para alcanzar tus objetivos en cualquier ámbito de la vida: “Para mí personalmente, lo que me mantiene en marcha es la idea de que algún día tendré éxito en todas las áreas de mi vida.

Tener una familia en múltiples áreas geográficas, pero también vivir con la familia aquí en Miami, es un gran privilegio para alguien como yo. No estoy solo en esto, y es diferente cuando tienes hermanos que están pasando por la misma experiencia”.

Hace unas semanas José Joel, hijo del fallecido cantante, reveló más detalles de su media hermana, Sarita, y de la madre de ésta, Sara Salazar.

En la charla con la revista TV Notas, José Joel comentó que cree que “la locura” de Sarita podría deberse a la difícil infancia que tuvo, pues recordó que desde su nacimiento fue rechazada por su madre.

Además confirmó que Sarita no terminó ni la primaria, pues aunque al principio él mismo la llevaba a la escuela, Sara Salazar decidió darle clases en casa, “pero ya vimos que la niña no sabe ni hablar”.

Las revelaciones más importantes llegaron cuando le preguntaron a José Joel de qué ha vivido Sarita todos estos años.

Según José Joel, la familia nunca estuvo de acuerdo en el romance de Sarita con Yimmy Ortiz. “Incluso sus hermanas Celine, Monique, y también Marysol y yo, estábamos completamente en contra de que estuviera con ese chavo que no aporta nada. Además, mi papá y la señora Sara, ya turuleca, también estaban en desacuerdo con eso, pero la niña se encaprichó con este tipo”.

Además señaló: “Me contaron que también se dieron el lujo de hacerse operaciones estéticas; ella se operó la nariz y Yimmy se puso pompas... ¡¿como para qué?!; pero en fin, sólo ellos lo saben”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA