“Cisne negro” se llamó el operativo que selló el destino criminal de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Loera el 8 de enero de 2016, en Los Mochis, Sinaloa.

La historia se remonta a noviembre de 2015, cuando elementos de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (Seido), de la Secretaría de Marina (Semar) y del Centro Nacional de Investigación Criminal (Cisen, ya desaparecido) realizaron un cateo en el rancho Los Ciruelos, en Culiacán, propiedad de Guzmán Loera, donde aseguraron caballos, guacamayas y aves exóticas, entre ellas cisnes negros, la especie preferida de “El Chapo” que dio nombre al operativo para lograr su captura.

El operativo fue coordinado y comandado por Marco Antonio Ortega Siu, jefe de la Unidad de Operaciones Especiales, un cuerpo élite de la Marina capacitado por el Comando Norte de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Fue quien detectó lo que el Centro de Inteligencia de El Paso, Texas, denominó “primer anillo de protección” de Guzmán Loera en Ahome, Sinaloa.

A principios de 2017, las cosas no se veían bien para el cártel de Sinaloa. Su líder de alto perfil, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, fue extraditado a los Estado Unidos el 19 de enero de 2017 (Foto: Cuartoscuro)
A principios de 2017, las cosas no se veían bien para el cártel de Sinaloa. Su líder de alto perfil, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, fue extraditado a los Estado Unidos el 19 de enero de 2017 (Foto: Cuartoscuro)

El operativo inició alrededor de las 04:00 horas, cuando elementos de la Armada entraron a la casa de seguridad localizada en el fraccionamiento Las Palmas, en Los Mochis, donde se encontraba “El Chapo”.

En un video de 15 minutos que divulgó la propia Secretaría de Marina, grabado con una cámara instalada en el casco de uno de los marinos que llevó a cabo el operativo, muestra la entrada del comando a la vivienda donde se escondía el narco con sus guardaespaldas.

Cuando los marinos entraron comenzó un enfrentamiento con integrantes del Cártel de Sinaloa. En un inicio “El Chapo” había logrado escapar mientras sus hombres distraían a los marinos en medio de una intensa balacera. Los militares encontraron un túnel de casi dos metros de alto y paredes de madera que comunicaba con los sistemas de drenaje de la ciudad. En la casa también se encontró un señuelo, que consistía en un pequeño hueco debajo del refrigerador que resultaba muy pequeño para que cupiera una persona.

En medio del enfrentamiento armado, “El Chapo” y su jefe de seguridad Iván Gastélum, habían logrado escapar y se ocultaron en los túneles de drenaje, pero la lluvia les jugó una mala pasada y provocó que el nivel del agua empezara a subir, lo que hizo que “El Chapo” y su escolta, salieran a las calles, robarán un coche y a los pocos minutos fueran detenidos en una carretera por agentes de la Policía Federal. “Se me acabaron las vacaciones” declaraba “El Chapo” tras su arresto.

Chapo Guzmán poco antes de ser trasladado a un penal de Ciudad Juárez, Chihuahua (Foto: Archivo)
Chapo Guzmán poco antes de ser trasladado a un penal de Ciudad Juárez, Chihuahua (Foto: Archivo)

En el vídeo, cuya publicación resultó inédita, se pueden ver imágenes impactantes: tiroteos, granadas, paredes perforadas con impactos de bala y hasta manchas de sangre.

El operativo fue llevado a cabo por un grupo élite de la Marina, el mismo comando que logró la captura de “El Chapo” en 2014. En el vídeo se ve parte del operativo que duró más de cuatro horas, dejó cinco muertos y seis detenidos.

Las otras dos capturas y fugas:

El túnel por el cual el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera
El túnel por el cual el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera "El Chapo" huyó de su celda en el penal de máxima de seguridad del Altiplano. El boquete mide kilómetro y medio de largo. (Foto: Armando Monroy/Cuartoscuro)

El Chapo” Guzmán, fue detenido por primera vez el 9 de junio de 1993 en Guatemala sobre el puente internacional Talismán, que cruza el río Suchiate, frontera natural de México con ese país.

En 1995 fue sentenciado a 20 años de prisión y trasladado al penal de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco de donde se fugó el 19 de enero de 2001 escondido en un carro de lavandería.

El 22 de febrero de 2014 fue reaprehendido en un condominio en Mazatlán, Sinaloa, también por elementos de la Marina, cuando no resistió la tentación de ver a sus gemelas que tenían tres años de edad, acción que fue su perdición.

Los marinos estuvieron a punto de detenerlo días antes en varias ocasiones, pero el capo se escapó a través de una serie de túneles que conectaban al sistema pluvial y a otras casas aledañas.

Las niñas también podían visitarlo en la prisión de Manhattan (AP)
Las niñas también podían visitarlo en la prisión de Manhattan (AP)

Joaquín Guzmán Loera protagonizó una espectacular y peliculesca fuga del penal de máxima seguridad El Altiplano, en el Estado de México, el 11 de julio de 2015 a través de un túnel de 1.5 km, en un plan coordinado por su esposa, Emma Coronel y sus hijos.

En enero de 2017 fue extraditado a Estados Unidos y enjuiciado en una corte federal de Nueva York, en donde fue encontrado culpable y sentenciado a cadena perpetua y 30 años más.

MAS SOBRE ESTE TEMA: