México es el sexto país con mayor desarrollo de nueva tierra urbana (Foto: Cuartoscuro)
México es el sexto país con mayor desarrollo de nueva tierra urbana (Foto: Cuartoscuro)

El mundo enfrenta una emergencia climática que amenaza la vida. Ante esta realidad, diversas organizaciones internacionales advierten la urgencia de que los gobiernos realicen una transición a las tecnología verde, con ciudades sustentables que no generen emisiones de carbono y que a la par, aseguren su prosperidad económica.

Según datos presentados este martes por la Coalición para la Transformación Urbana (Coalition for Urban Transitions) más de la mitad de la población global vive en áreas urbanas, las cuales producen 80% del producto interno bruto (PIB) y tres cuartas partes de las emisiones de carbono. A pesar de que los asentamientos urbanos cada vez son mayores, sólo 2 de cada 5 países tienen una estrategia nacional para su desarrollo, y el número se reduce aún más cuando se habla de aquellas naciones que vinculan el desarrollo humano con la acción climática.

Los asentamientos urbanos crecieron cerca de 113,000 kilómetros cuadrados entre el 2000 y el 2014. De esa expansión urbana, México representó el 1.6% total, lo que lo convierte en el sexto país con mayor desarrollo de nueva tierra urbana, sólo por detrás de China, Estados Unidos, India, Nigeria y Japón.

Ante esta realidad, la pregunta que surge es sobre el camino que debe tomar México para lograr esta transición y si la administración de Andrés Manuel López Obrador se encuentra volcada a la tarea.

El panorama para México

El presidente tiene grandes retos en la creación de ciudades sustentables (Foto: Cuartoscuro)
El presidente tiene grandes retos en la creación de ciudades sustentables (Foto: Cuartoscuro)

En el país la superficie de las ciudades crece 2.3 veces más rápido que la población urbana. Existen 74 Zonas Metropolitanas reconocidas por el Consejo Nacional de Población (Conapo), en las que habitan 75 millones de personas. 16 de esas zonas están constituidas únicamente por un municipio, mientras que 58 presentan dos o más; y 7 de ellas ocupan territorios de más de una entidad.

Se estima además que el 90% de las ciudades en el país tienen menos de un millón de habitantes, y que al menos 100 ciudades se encuentran en condiciones de marginación, según informó este martes Carina Arvizu, subsecretaría de desarrollo urbano y vivienda de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

De acuerdo con la funcionaria, presente en el Foro para la Transformación Urbana, 4 de cada 10 viviendas mexicanas necesitan acciones de mejoramiento en el país, sobretodo en la parte sur, sur-este.

La pobreza y el hacinamiento agravan la situación. (Foto: Infobae)
La pobreza y el hacinamiento agravan la situación. (Foto: Infobae)

A ello se suma el hecho de que, hasta hace poco, México se enfocaban en expandir la oferta de vivienda asequible sin considerar aspectos clave en la vida de sus ciudadanos. Medios de transporte, servicios y amenidades eran aspectos que no se consideraban en la planificación urbana; mucho menos políticas de cero emisiones.

La política nacional no reparó en los temas urbanos y climáticos; consecuentemente, contribuyó a un crecimiento horizontal caro y hasta al abandono de nuevos inventarios de vivienda alrededor de la periferia urbana. El informe de la Coalición enfatiza que este tipo de desarrollos urbanos mal planificados, malgasta el dinero de los contribuyentes y reduce la viabilidad a largo plazo de las ciudades.

El transporte se suma a esta serie de retos que enfrenta el país. De acuerdo con la Coalición para la Transformación Urbana, el 74% del presupuesto público para movilidad se invierte en mejorar las condiciones de los automovilistas, mientras que sólo se usa el 6.73% en el transporte colectivo, 1.54% en el ciclista, 9.68% en el peatonal y 2.94% en el espacio público.

Como último punto aparece la poca recaudación fiscal. Pese a que la participación de los impuestos en el PIB ha ido en aumento en la última década, la inyección principal proviene del gobierno federal, mientras que la participación estatal y local es prácticamente nula. De 2008 a 2016 no se incrementó la recaudación local en el PIB, lo que deja a las ciudades con poca capacidad para implementar acciones suficientes que cubran sus demandas.

Un país pobre y un pueblo callado

Para el especialista, el rezago en las comunidades está relacionado con la falta de exigencia de la población (Foto: Shutterstock)
Para el especialista, el rezago en las comunidades está relacionado con la falta de exigencia de la población (Foto: Shutterstock)

La poca recaudación de impuestos locales en el país es uno de los mayores problemas que enfrenta México. Jorge Macías, director de desarrollo urbano del World Resources Institute (WRI), explicó en entrevista para Infobae México que, de la OCDE, es el país que menos capta en términos presupuestales.

Hay una ausencia importante en las finanzas estatales y municipales, pese a que son igual de importantes que las federales. Esa falta de dinero se ve reflejado en la falta de servicios en las comunidades.

“Nosotros creemos que está bien que no nos cobren porque a nadie le gusta pagar, pero hay un inconveniente y es que sí estamos pagando. Ya estamos pagando con una mala infraestructura de transporte, con malos servicios, con desigualdad, con falta de acceso a oportunidades. En el territorio nacional solo se sirve a ciertas colonias, que son donde está la gente con más capacidad adquisitiva, pero dejamos en la indefensión a la gente más pobre, que también paga impuestos”.

Es a través del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que cada mexicano, incluso el de escasos recursos, paga impuestos. “Ellos pagan y no tienen forma financiera para que alguien les ayude a no pagar esos impuestos indirectos. Pero no reciben en la misma proporción en la que pagan”, explicó el economista.

Según dijo, en México una gran parte de la población “vende su silencio a cambio de la ilusión de no pagar impuestos”, lo que fomenta que vivan en condiciones de desigualdad y pobreza.

El país necesita mayor recaudación fiscal y un reparto más justo (Foto: Archivo)
El país necesita mayor recaudación fiscal y un reparto más justo (Foto: Archivo)
Es más caro vender tu silencio por algo que sí estás pagando. Como piensas que no los estás pagando te quedas callado. Con el uso de suelo es igual, como piensas que te van a quitar tu casa votas por el que te digan, y eso tiene un costo bien alto

Macías indicó que, es a causa de este silencio que el gobierno local no se ve obligado a invertir en las localidades, pues saben que no van a reclamar por mantener la ilusión de evadir su responsabilidad fiscal. Para él, el mayor reto es que se genere un vínculo de confianza entre el gobierno y la población, pues sólo así se conseguirá una mayor recaudación.

A modo de ejemplo puso a Bogotá, Colombia, donde se impulsó una política con dos políticas fundamentales: “todos pagan y el recurso público es recurso sagrado.” Fue así que el país latinoamericano consiguió, en un solo mandato, que la población pagara impuestos voluntarios.

“El gobierno entiendo que busque una austeridad porque se necesita generar confianza, pero lo que hicieron en Colombia podría ser un buen ejemplo para nosotros. Y eso se consiguió en una administración. Se demostró que todos pagaban y entonces todos exigieron".

Para Macías, la confianza en un gobierno no se refleja nada más en el voto, sino en las decisiones diarias del país, por eso resulta importante la política fiscal y que la gente exija mejores condiciones, pues el silencio le esta costando al país su desarrollo.

La austeridad de AMLO

La Semarnat fue una de las Secretarías a la que se le bajó el presupuesto en la presente administración (Foto: Twitter Conagua)
La Semarnat fue una de las Secretarías a la que se le bajó el presupuesto en la presente administración (Foto: Twitter Conagua)

El otro gran tema es la austeridad fiscal impulsada por Andrés Manuel López Obrador, sobre la cual el economista dijo no estar de acuerdo en la reducción al presupuesto para Sedatu y Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales), dos Secretarías que considera claves para la creación de ciudades sustentables.

Ambas instituciones se encargan del desarrollo del territorio, y es ahí donde están las oportunidades de desarrollo. “Que el presupuesto no se refleje en el territorio es un problema”, añadió. Y es que el desarrollo económico pasa necesariamente por el plano territorial.

Sobre el mejoramiento de las urbes, Macías explicó que lo fundamental para México es lograr una dinámica independiente en cada una de ellas, para que el desplazamiento poblacional sea menor.

La implementación de políticas de desarrollo urbano presentan retrasos en la administración de López Obrador (Foto: Archivo)
La implementación de políticas de desarrollo urbano presentan retrasos en la administración de López Obrador (Foto: Archivo)

“Hay dos partes de la moneda; necesitamos impulsar un cambio tecnológico de la matriz energética, pero también se deben generar ciudades que estén cerca para que la gente se mueva menos. Eso permitirá aprovechar economías de escalas y generará mas cohesión social. Esa organización nunca ha existido”.

Aunque considera que la administración de López Obrador muestra interés en el desarrollo de ciudades con estas cualidades y en el mejoramiento de viviendas, así como de lugares públicos, señaló que la velocidad con la que se implementan las políticas presenta retrasos.

“Las necesidades son muy amplias y desafortunadamente la velocidad si pasa por el dinero. Si logramos fuentes de financiamiento público locales será más fácil que se actúe; si solo se depende de lo federal se tarda más tiempo”, concluyó.

Retos y oportunidades para el país

México es uno de los 45 países en el mundo que para 2018, aumentó el precio del derecho de emisión de carbono (Foto: Cuartoscuro)
México es uno de los 45 países en el mundo que para 2018, aumentó el precio del derecho de emisión de carbono (Foto: Cuartoscuro)

Si México quiere convertirse en un país con ciudades de cero emisiones, necesita generar políticas conjuntas de vivienda, industria, uso de suelo y transporte, que favorezcan el desarrollo de vecindarios bien comunicados que permitan a las personas acceder fácilmente a los servicios y que les brinde todo tipo de oportunidades. Además, es necesario estimular la actividad del sector privado para que sientan la confianza de hacer inversiones con miras a la reducción en las emisiones de carbono.

Como primer punto a favor del país en la reducción de combustibles fósiles, se encuentra la eliminación de los subsidios. México es uno de los 45 países en el mundo que para 2018, aumentó el precio del derecho de emisión de carbono, a fin de desmotivar su uso.

Pero quizá el mayor reto para la presente administración es el voto de confianza de la población a través del mejoramiento de las ciudades y viviendas. Para ello se implementará el Programa Nacional de Viviendas, el cual planea atender a las comunidades más marginadas y mejorar los domicilios.

Según lo informado por el gobierno, este nuevo plan de vivienda adecuada se basará no sólo en la creación de casas nuevas (30%), sino en remodelaciones (70%). Presuntamente, el plan también buscará combatir el cambio climático. Esto se confirmará en el mes de noviembre, cuando se presente oficialmente el programa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: