Miles de personas se manifestaron en la capital para exigir el combate al cambio climático (Foto: Cuartoscuro)
Miles de personas se manifestaron en la capital para exigir el combate al cambio climático (Foto: Cuartoscuro)

Nueva Zelanda, un país con una democracia sólida, con un sobresaliente estado de bienestar y un líder mundial en desarrollo económico y seguridad social. Es el segundo país menos corrupto del mundo, después de Dinamarca; y tiene algunos de los mejores índices a nivel global en vida y seguridad. Además, es pionero en energías limpias.

En contraste, México vive una realidad muy distinta. Es considerado uno de los países más corruptos del mundo; el año pasado el Índice de Percepción de la Corrupción lo colocó en el lugar 138 de 180 países; además, cerró 2018 como el quinto país con el mayor número de personas sin trabajo de la OCDE. Como último dato revelador,destaca que, de enero a septiembre de 2019, se han registrado 25,890 homicidios en el país, lo que promedia 95 asesinatos por día.

A pesar de tener panoramas tan distantes, ambas naciones han decido reforzar la relación bilateral con miras al mutuo beneficio. Desarrollo sustentable, energías limpias e integración de la comunidad indígena: esas son las áreas que se buscan fortalecer, según explicó Mark Sinclair, embajador de Nueva Zelanda en México en entrevista para Infobae.

A nueve meses de la entrada en vigor del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT/CPTPP), Nueva Zelanda ve nuevas oportunidades para el comercio y la inversión en ambas direcciones, sobretodo en los sectores automotriz, aeroespacial, de dispositivos médicos y de agroalimentos. Según dijo Sinclair, las compañías neozelandesas están invirtiendo en Tijuana, mientras que México ha gastado en su país un total de 890 millones de dólares neozelandeses.

Cambio climático e indigenismo, un pendiente de México

Nueva Zelanda espera lograr una cooperación con México para la creación de energías limpias (Foto: AFP)
Nueva Zelanda espera lograr una cooperación con México para la creación de energías limpias (Foto: AFP)

A pesar de estas inversiones, el gran desafío se encuentra en el cambio climático y en el desarrollo de las comunidades indígenas.

“Luchamos contra un gran desafío que es reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Tenemos un objetivo ambicioso, el cual es alcanzar cero emisiones de carbono para 2050. Lograrlo requerirá profundas transformaciones económicas, pero también requerirá asociaciones internacionales”, dijo Sinclair.

Como gobierno, Nueva Zelanda está poniendo un gran esfuerzo en la respuesta al cambio climático. Su visión incluye la inversión en energías limpias y en un entorno tecnológico que le permita mantenerse a la vanguardia mientras conserva sus reservas naturales e involucra a las comunidades indígenas.

Una de las cosas que se destacan de Nueva Zelanda es el caso de las energías limpias y el desarrollo indígena. Aproximadamente el 85% de nuestra electricidad proviene de energías renovables. Dentro de eso, aproximadamente el 18% proviene de la energía geotérmica y la mayoría de los recursos geotérmicos en el país se encuentran en áreas que son propias o forman parte de una reserva con un alto nivel de interés indígena. Por lo tanto, creemos en la colaboración en los procesos de consulta y propiedad. La propiedad indígena de los recursos de energía limpia es un área en la que debemos centrarnos; hay una serie de tribus maorí que son propietarios de recursos geotérmicos
El embajador considera necesaria la consulta de comunidades indígenas en el desarrollo de recursos, sobretodo energéticos (Foto: Cuartoscuro)
El embajador considera necesaria la consulta de comunidades indígenas en el desarrollo de recursos, sobretodo energéticos (Foto: Cuartoscuro)

Para el embajador de Nueva Zelanda, ambos temas suponen los mayores retos para México, pues sin ellos no se puede alcanzar un pleno desarrollo. Sinclair se mantiene optimista en que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador implementará las políticas adecuadas para paliar las deficiencias del país en estos temas.

Detalló que México tiene enormes recursos geotérmicos, de manera que el nivel de producción de electricidad geotérmica es casi igual a la de Nueva Zelanda, sin embargo, lo que falla es la consulta de las comunidades indígenas.

“Estamos trabajando para establecer vínculos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la colaboración en esta área, tanto en los aspectos técnicos para el desarrollo de recursos geotérmicos, pero también sobre los procesos de consulta que involucran a las comunidades indígenas, que creemos que es clave para tener éxito en el desarrollo de energías limpias”, especificó.

La experiencia neozelandesa en la consulta de comunidades indígenas en el desarrollo de recursos, sobretodo energéticos, ha atraído altos niveles de inversión en el país. Sinclair espera que eso se reproduzca en México durante el mandato del tabasqueño, pues según dijo, fue el propio Obrador quien vio en Nueva Zelanda un modelo útil en términos de buen gobierno para combatir la corrupción e involucrarse en el desarrollo sustentable.

El presidente se ha comprometido a cumplir el Acuerdo de París (Foto: Archivo)
El presidente se ha comprometido a cumplir el Acuerdo de París (Foto: Archivo)

“Todos nosotros tenemos un gran desafío para responder al cambio climático y para el cumplimiento del Acuerdo de París. Cuando fui embajador de Nueva Zelada para el cambio climático, estuve en Marruecos para la Cumbre Climática de 2016, donde México anunció su estrategia de implementación a mediano plazo”, agregó Sinclair.

El Acuerdo de París obliga a los países a adoptar medidas para disminuir la contaminación, efectuar el reequipamiento tecnológico y adaptarse al cambio climático. El propio Andrés Manuel se ha comprometido a cumplir con el acuerdo, sin que hasta el momento se tenga claridad de su estrategia en cuestiones medioambientales.

Sobre ello, el embajador de Nueva Zelanda se limitó a decir que Obrador ha “querido revisar algunos aspectos de su estrategia, pero que hay un alto nivel de compromiso con la respuesta mexicana al cambio climático. Además, el presidente está muy enfocado en el trabajo con las comunidades indígenas, particularmente en el sur y sureste de México.”

El desarrollo agropecuario es otro tema pendiente, según confirmó el propio embajador. El modelo de producción de México presenta un escaso nivel de tecnificación en comparación con el de Nueva Zelanda, que además tiene bajos costos de entrada, bajo impacto ambiental y alto valor agregado para ofrecer al productor un activo de valor.

Sinclair espera que el gobierno mexicano involucre más a las comunidades indígenas (Foto: EFE)
Sinclair espera que el gobierno mexicano involucre más a las comunidades indígenas (Foto: EFE)

“Una cosa que hemos estado discutiendo es lo relacionado con ambos modelos de producción. Nosotros esperamos que el gobierno federal vea que es un área de oportunidad para la cooperación entre ambos países”, detalló.

En Nueva Zelanda, el 10% de los productos lácteos provienen de negocios maori, al igual que el 20% de la producción cárnica y agrícola. Al respecto, el embajador explicó que:

Para nosotros, las tribus indígenas son grandes actores en la economía moderna de exportación, y por esa razón estamos interesados en desarrollar vínculos comerciales con empresas indígenas en México.

Ante este panorama, queda por ver si la administración del morenista cumple sus promesas en cuestiones medioambientales y con las comunidades indígenas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: