(Foto: Twitter @codigo_negro)
(Foto: Twitter @codigo_negro)

Después de once meses en el cargo, Eduardo Arturo Bailleres Mendoza, director del penal de Aguaruto en Culiacán, Sinaloa, será destituido de su cargo por la fuga de 55 reos durante el enfrentamiento entre fuerzas armadas mexicanas y presuntos narcotraficantes el 17 de octubre.

Él y los custodios que estaban en turno, además serán investigados para averiguar si tuvieron alguna relación con la revuelta y la fuga del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delitp (Cecjude), nombre oficial de la prisión.

Bailleres habría salido a comer 40 minutos antes de que se realizara el ataque, y volvió casi una hora después de que los prisioneros salieran de la cárcel.

Según el reporte del Gabinete de Seguridad Federal, mientras en las calles de Culiacán había balaceras y autos incendiados, en el penal de Aguaruto se produjo un motín. Los prisioneros amenazaron a cinco custodios y los despojaron de sus armas.

Después salieron y se encontraron con una barrera de policías estatales preventivos que resguardaba las instalaciones del Cecjude. Los reos no desistieron de su intención y se enfrentaron con los elementos. Al menos cinco decenas lograron salir, y al encontrarse en las avenidas detuvieron a personas que transitaban por la zona y los despojaron de sus vehículos.

Sinaloenses que miraban desde un edificio grabaron el momento en que los reos salieron corriendo del penal y buscaron la manera de movilizarse para no ser atrapados.

(FOTO: EL DEBATE DE CULIACÁN /CUARTOSCURO)
(FOTO: EL DEBATE DE CULIACÁN /CUARTOSCURO)

Hasta el momento continúan prófugos 49 de los delincuentes, la mayoría con cargos federales por asesinatos, feminicidios y portación de armas. Cuatro de los que se habían fugado regresaron al penal y se entregaron de manera voluntaria: Armado Manjarrez Serrano, Jesús Lara Velarde, Jesís Mirshael Alarcón Robles e Ivan Efráin Armenta Ayón. Dos más fueron detenidos por la policía estatal en un lugar cercano al reclusorio.

El sábado 19 de octubre un comando de agentes llegaron a las inmediaciones de la prisión y resguardaron su perímetro. Al consultarle a los elementos sobre su presencia, informaron que había problemas con el suministro de energía eléctrica por lo que asistieron a realizar labores de vigilancia.

Quién es Eduardo Arturo Bailleres

Llegó a dirigir el Cecjude a finales del 2018, después de que durante la anterior administración dos presos escaparan caminando de la prisión vestidos de policía.

Vista áerea del penal de Culiacán (Foto: Google Maps)
Vista áerea del penal de Culiacán (Foto: Google Maps)

Cuenta con estudios en Harvard de Administración Pública y Servicio de Protección Federal. Además tiene formación como militar. En agosto del 2019 declaró al medio El Debate que su dirección del penal respetaría los derechos humanos de los presos.

“No es cuadrarnos, no es cerrarnos, es una apertura, una dinámica completamente diferente. Hubo un lapso de tiempo en el que este penal se cerró a todo y empezó a explotar algunos problemas como palomitas de maíz, a partir de que arribamos nosotros, empezamos a cambiar esas problemáticas, empezar a darle otra dinámica y ahora tenemos otros resultados”, dijo.

Y agregó que tenía una relación de respeto y apertura con los reos para que le expresaran sus necesidades. “El respeto total y absoluto a todo, todas y todos. Todo lo que ellos deben respetar, a quiénes deben de respetar, tanto personal institucional como entre ellos mismos, y la atención que se les da a cada uno de ellos casi de manera personalizada”, comentó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA