Hasta ahora no se han logrado detectar cuentas bancarias relacionadas con el narcotraficante (Foto: Especial)
Hasta ahora no se han logrado detectar cuentas bancarias relacionadas con el narcotraficante (Foto: Especial)

Los gobiernos de México y Estados Unidos lograron detectar más de 250 empresas presuntamente ligadas al Cártel de Sinaloa, grupo delictivo fundado por el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Las empresas ligadas a el cártel y a Guzmán Loera estarían en México, Colombia, Ecuador, Guatemala, España y Estados Unidos, entre otros, pero hasta ahora no se ha logrado obtener la información que sustente una petición de incautación y posterior repartición de los recursos, de acuerdo con una investigación realizada por el diario mexicano La Jornada.

Otros informes señalan más de mil prestanombres también forman parte de una red de lavado de dinero de la organización criminal que funciona en al menos 10 países. Sin embargo, según la investigación del diario, ninguno de los dos gobiernos ha logrado aún identificar los bienes y cuentas bancarias del narcotraficante, que actualmente cumple una sentencia de cadena perpetua en la prisión ADX Florence, en Estados Unidos.

“Tanto las autoridades financieras como la Fiscalía General de la República trabajan para formalizar acciones que lleven a la intervención de empresas y cuentas bancarias utilizadas por el cártel de Sinaloa. La Oficina de Control de Bienes en el Extranjero (Ofac, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos, tampoco ha concretado ninguna intervención que pudiera derivar en la judicialización de algún caso”, detalló el diario.

El arma de Guzmán Loera, con incrustaciones en diamantes, es una prueba de la riqueza del narcotraficante (Foto: AFP)
El arma de Guzmán Loera, con incrustaciones en diamantes, es una prueba de la riqueza del narcotraficante (Foto: AFP)

Según la Ofac, sus investigaciones detectaron más de mil personas que forman parte de una red de prestanombres de la organización, de Ismael “El Mayo” Zambada García, actual cabecilla del cártel y de Alfredo e Iván Guzmán Salazar, hijos de “El Chapo”.

Guzmán Loera hizo su debut en la lista de los multimillonarios de la revista Forbes en el año 2009, en la posición 701, con una fortuna valuada USD 1.000 millones. Permaneció en el listado al menos hasta 2012, donde fue descendiendo hasta caer 452 lugares hasta llegar al 1.153.

"Después de la muerte de Osama bin Laden, el multimillonario capo de la droga Guzmán es ahora el hombre más buscado del mundo. Un alto funcionario de la DEA lo llama el 'Padrino del mundo de las drogas', y agregó que Guzmán tiene más poder que el que Pablo Escobar hizo durante su apogeo en la década de 1980, pero no comparó sus fortunas", publicó la revista especializada.

Una línea de tiempo liberada por la Ofac en 2014 reveló cuáles eran las empresas que usaba el narcotraficante mexicano para lavar dinero. Describió cómo Guzmán Loera y sus aliados habrían utilizado hoteles, inmobiliarias, mineras, gasolineras e incluso negocios de "crianza de avestruces", además de negocios de empresas de alimentos, aéreas y farmacéuticas.

La línea de tiempo sobre el análisis de las empresas de Guzmán Loera y de la organización criminal, inicia en 2007 y termina en 2014. Como el segundo al mando en la estructura señala a Ismael “El Mayo” Zambada, que aparece como dueño de tres empresas, una de ellas Lechería Santa Mónica, un negocio de arte y una guardería.

Ismael Zambada García, “El Mayo” (Foto: Archivo)
Ismael Zambada García, “El Mayo” (Foto: Archivo)

Uno de los posibles socios de Guzmán, sería Rafael Caro Quintero, actualmente prófugo y buscado por el gobierno de Estados Unidos por el secuestro y asesinato del ex agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar. La sociedad se habría dado a través de 37 compañías ubicadas en los estados mexicanos de Jalisco y Sinaloa, dedicadas a la venta de gasolina, del sector inmobiliarios y minerales.

Juan José Esparragoza "El Azul", otro de los líderes del cártel y quien presuntamente murió de un infarto en 2014, habría operado al menos una docena de empresas.

En Colombia, el principal aliado de Guzmán Loera fue identificado como “Jorge C. V.”, quien operaba una red de 54 empresas con filiales en Ciudad de México, Miami, Madrid, Panamá y una aerolínea en Quito, que al momento de realizarse la investigación ya estaba en proceso de liquidación.

Los negocios del Chapo y el Cártel de Sinaloa se extendieron también a los sectores restaurantero, autódromos como el "Race Park", en Culiacán. Según la OFAC, en 2010 se ubicaron dos empresas del ramo agropecuario en Colombia, ligadas al Chapo, al igual que un club deportivo en la frontera entre México y Estados Unidos.

Dos de las empresas del ramo farmacéutico que fueron identificadas en México son Geofarma y Distribuidora Médica Hospitalaria.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: