La facción del Cártel de Sinaloa se deslindó de los crímenes (Foto: Especial)
La facción del Cártel de Sinaloa se deslindó de los crímenes (Foto: Especial)

La ejecución de tres niñas en Ciudad Juárez ha turbado una vez más a la población mexicana. El hecho de que se descargaran más de 100 balas en su contra y luego terminaran por dispararles en la cabeza ha provocado que toda la comunidad se volqué a exigir justicia.

Las primeras averiguaciones indicaron que los responsables del crimen son "Los Mexicles", una facción del Cártel de Sinaloa, sin embargo, no se ha podido confirmar la autoría y en la madrugada de este martes el propio grupo criminal se deslindó del homicidio a través de una narcomanta que colgó en una de las avenidas principales de la ciudad.

"Este comunicado va dirigido a la ciudadanía juarense y vallejuarenses, nosotros la organización Mexicles nos deslindamos por completo del cobarde ataque ocurrido en Riberas 5, donde fallecieron inocentemente tres niñas", escribieron en un pedazo de plástico amarillo que colgaron a la altura de Municipio Libre y eje vial Juan Gabriel.

Los presuntos miembros del grupo delictivo también aseguraron que la Fiscalía del estado mintió al señalarlos como autores del crimen.

Las mantas fueron colocadas en varios puntos de la ciudad (Foto: Especial)
Las mantas fueron colocadas en varios puntos de la ciudad (Foto: Especial)
La Fiscalía General del Estado ha querido responsabilizamos de este cobarde ataque con el objetivo de desviar la atención para proteger a los delincuentes del Valle de Juárez que son los verdaderos culpables intelectuales y materiales de la asesinato de las tres inocentes niñas, todo ello ocurrido en el rancho de los Gordillo

Según dice la narcomanta, el fondo de este ataque en el que murieron tres niñas y un adulto de 25 años, es una guerra interna que se libra en el Valle de Juárez. A modo de probar su inocencia, dieron el nombre de los presuntos responsables: Víctor Elías, alias "El Chito" y "El Chato".

Dijeron además que los propios comandantes de la fiscalía están protegiendo a estos dos sujetos, y le hacen creer a la ciudadanía que fueron ellos los responsables. "Nosotros 'Las Fuerzas Especiales Mexicles' no nos metemos con gente inocente, nuestra guerra es con la gente (delincuentes) del Valle de Juárez y no con nadie más. Hasta este momento nosotros no hemos atentado en contra de ninguna corporación gubernamental", se podía leer en el texto.

Además mandaron un mensaje a las autoridades del estado, advirtiendo que de seguir protegiendo a los autores de la matanza emprenderán una batalla en su contra. "Tú decides Fiscalía si quieres emprender una nueva guerra o detienes a los verdaderos responsables del cruel ataque y dejas de culparnos a nosotros".

Un multihomicidio y un secuestro

Mientras tanto, las autoridades mantienen la versión de que fue esta facción del Cártel de Sinaloa la que cometió el asesinato y especificaron que en el mismo acto secuestraron a un hombre con residencia en El Paso, Texas.

El fiscal general del estado en la zona norte, Jorge Nava López, lo identifico como José Francisco Quezada Espinoza, de 30 años de edad, originario de la ciudad fronteriza, que supuestamente estaba de visita.

En redes sociales circula un mensaje de súplica por parte de sus familiares, quienes piden a los criminales que lo regresen con vida. "Rogamos a quienes lo tengan, tengan compasión de él, es un buen muchacho, por favor devuélvanlo a su casa, su mamá y hermanas esperamos por él", dice el mensaje.

Las hermanas de Francisco Quezada señalaron que ya se presentó una denuncia formal por su desaparición. Sin embargo, hasta este momento la Agencia Estatal de Invetsigaciones (AEI) aún no tiene ningún detenido.

Una persecución y un funeral

Las menores son veladas este martes (Foto: El Diario de Juárez)
Las menores son veladas este martes (Foto: El Diario de Juárez)

La policía del estado informó que en la noche del crimen, ocurrido el domingo pasado, dos agentes municipales fueron quienes encontraron en el sitio a las niñas y al adulto muertos. Según la versión oficial, los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), se encontraron con los vehículos en los que huían los agresores, tras lo cual inició una persecución.

Los criminales dispararon contra los agentes, quienes impactaron contra un muro. Los dos policías quedaron lesionados, aunque sin heridas que pusieran en riesgo su vida. Los criminales lograron darse a la fuga.

Luego de que los cuerpos fueran entregados a los familiares de las víctimas, este martes por la tarde se efectuó su funeral. En la casa número 831 de la calle Morelos, en El Sauzal, familiares de Lindsey, Arleth y Sherlyn Sánchez Gordillo, velaron a las menores en compañía de vecinos y amigos. En el patio de la casa colocaron los féretros de las niñas.