El aeropuerto de Santa Lucía se ha enfrentado a una serie de impedimentos legales para su avance (Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro)
El aeropuerto de Santa Lucía se ha enfrentado a una serie de impedimentos legales para su avance (Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador criticó la decisión de un juez de cancelar indefinidamente las obras del Aeropuerto de Santa Lucía y llamó a quienes interpusieron amparos en contra de la obra a dejar de "alterarse" y considerar que obtener dinero de la obra no es lo más importante.

El juez del Quinto Distrito en materia administrativa de la Ciudad de México ordenó el jueves al gobierno federal detener la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), uno de los proyectos más importantes de la administración de AMLO, hasta que se resuelva el juicio de amparo de forma definitiva.

El dictamen, que se obtuvo en los juicios de amparo promovidos por el colectivo #NoMásDerroches, también ordenó a las autoridades responsables "mantener las obras del Aeropuerto Internacional de México en Texcoco (NAICM).

López Obrador dio el banderazo de las obras preliminares el abril pasado (Foto: Cortesía Presidencia)
López Obrador dio el banderazo de las obras preliminares el abril pasado (Foto: Cortesía Presidencia)

"El Poder Judicial de la Federación ya había otorgado suspensiones definitivas en seis ocasiones en contra de la construcción del AISL. Sin embargo, condicionaba el desarrollo aeroportuario a que se obtuvieran todos los permisos ambientales, de seguridad, viabilidad aeronáutica, etc.", explicó #NoMásDerroches en un comunicado.

Las obras del NAICM fueron canceladas por el presidente luego de realizar una consulta popular en la que aproximadamente un millón de votantes decidieron que las obras en Texcoco no debían continuar.

López Obrador cuestionó la lluvia de amparos que se han registrado en contra de la cancelación del NAIM-Texcoco que superan los ochenta.

La ubicación del proyecto respaldado por López Obrador (Foto: Especial)
La ubicación del proyecto respaldado por López Obrador (Foto: Especial)

"Es increíble: más de 80 amparos. Cuántos amparos se presentaron cuando querían hacer el negocio jugosísimo de construir en el Lago de Texcoco el aeropuerto. Ahora se puso de moda y hasta parece deporte nacional", señaló.

Calificó a estos amparos como "tácticas dilatorias, chicanadas", que tienen como objetivo detener o retrasar las obras en Santa Lucía e hizo un llamado a solucionar pronto la situación.

"Un llamado a los que no pudieron hacer el 'negocios': que le bajen una rayita cuando menos, están muy alterados, el dinero no es la vida, el dinero es el papá o la mamá del Diablo", dijo AMLO.

Las obras del NAICM fueron canceladas después de una consulta popular (Foto: Archivo)
Las obras del NAICM fueron canceladas después de una consulta popular (Foto: Archivo)

El mandatario mexicano había señalado que, con los pagos que se realizaron a finales de julio a las empresas que tenían contratos asociados a la construcción del aeropuerto de Texcoco, prácticamente se finiquitó la cancelación de una obra que hubiera implicado pagarla durante todo el sexenio, que ahora volvió a ponerse en duda tras la decisión del juez.

Con la medida cautelar obtenida este jueves, la construcción del aeropuerto de Santa Lucía tendrá que esperar a que se resuelva el juicio de amparo de manera definitiva.

Por medio de argumentos jurídicos, #NoMásDerroches ha exigido la cancelación del aeropuerto en Santa Lucía y la reanudación de un proyecto en Texcoco, a través de contratos celebrados con empresas calificadas y honestas, y por medio de licitaciones transparentes y rigurosamente vigiladas tanto por las autoridades como por la ciudadanía.

Santa Lucía ha pasado por una serie de impedimentos jurídicos que impiden su avance. A pesar de ya haber iniciado las obras, hace apenas tres semanas, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó su construcción, que se encontraba detenida por los amparos interpuestos debido a la falta de una evaluación de este tipo y ante el temor de que pudiera dañar a especies endémicas y causas problemas a los pobladores de zonas cercanas, así como variaciones en el suministro de agua.